Crítica de 'Sin ti no puedo', lo nuevo de Chus Gutiérrez

·3 min de lectura
Photo credit: Distribuidora
Photo credit: Distribuidora

Tras dos espaciados documentales de supervivencia, esta adaptación de un guion escrito al alimón por Frank Ariza y Alicia Luna representa el regreso de Chus Gutiérrez a sus quehaceres. Es un regreso por la puerta pequeña, de acuerdo, pero no menos interesante para aquellos que apreciamos títulos del dulce regusto de Insomnio (1997), Poniente (2002) o El calentito (2005), comedia que se adelantó una porrada de años, justo es señalarlo, a la reivindicación transgénero. Sin ti no puedo no se parece a ninguna de ellas, incluso me atrevería a adelantar que lo austero de su producción y la sequedad de su estilo pillará con el pie cambiado a más de un espectador desubicado. A este crítico, en cambio, le ha recordado, para bien, a la textura de gemas de pocos medios y jugoso contenido como Otro verano (Jorge Arenillas, 2012) y Diana (Alejo Moreno, 2018) o, incluso, en sus mejores momentos, a la trilogía underground/queer de Paul Morrissey.

Cuestión de piel (y expectativas). Más allá de Gutiérrez, el nombre de Alicia Luna, coguionista, invita a pensar en el espíritu de denuncia de Te doy mis ojos (Bollaín, 2003), o en la vitalidad de La boda de Rosa (ídem, 2020). Poco o nada de eso hay en Sin ti no puedo, pero sí sus arteros matices, convertidos en claroscuros que exhiben los reflejos umbríos (amargos, tóxicos, porosos) de la naturaleza humana. Perverso, desde luego, es el film que nos regala esta vez la excomponente de Las Xoxonees, como lo son sus apuntes, adecuadamente dosificados, sobre temas tan delicados (y polémicos) como la gestación subrograda, el parricidio o la drogadicción, siempre a favor de un desarrollo que, me temo, a veces se vuelve demasiado caprichoso. Peccata minuta, frente a la entrega de un reparto inspirado (destaquemos a Pedro Casablanc, por lo ubicuo de su persona y lo versátil de su talento) y la atmósfera enrarecida de un conjunto que parece remitir, con su salutífera explicitud sexual, a un género tan perdido como el thriller erótico español. Hablo de películas como Baton Rouge (¿casualidad que el personaje de Ochandiano se llame precisamente Rafael Moleón?), Mal de amores (Balagué, 1993), Segunda piel (Vera, 1999) o Entre las piernas (Gómez Pereira, 1999). Por ahí van los tiros de esta película esquinada, irregular y extrañamente satisfactoria, que uno defiende gustoso, aguardando nuevos chutes de esta singular mujer sin miedo a deslizarse por el tobogán que conduce al sótano de nuestras conciencias. Aunque apesten.

Para mercenarios del ejército de las sombras humanas

FICHA TÉCNICA

Dirección: Chus Gutiérrez Reparto: Mauricio Ochmann, Maite Perroni, Alfonso Bassave, Pedro Casablanc, Rubén Ochandiano, Elena Irureta Título original: Sin ti no puedo País: España Año: 2022 Fecha de estreno: 03–06-2022 Género: Drama Guion: Frank Ariza, Alicia Luna Duración: 86 min.

Sinopsis: David (Mauricio Ochmann) es un empresario de éxito que tiene una vida acomodada junto a su novio Álex (Alfonso Bassave), un atractivo monitor de gimnasio. Álex siempre ha querido ser padre y a menudo se plantea que camino seguir para lograrlo... ¿Adopción? ¿Vientre de alquiler? Aunque David no quiere ni oír hablar del tema.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente