Crítica de 'Mundo Extraño', un nuevo clásico de aventuras Disney

mundo extraño
Crítica de 'Mundo Extraño'Disney

Si los eloi que habitaban el futuro visitado por el protagonista de 'La máquina del tiempo', de H. G. Wells, tuvieran un cine en su idílico, igualitario, identitario y feliz mundo seguro que disfrutarían con este último Disney animado, 'Mundo extraño', loa a todos esos valores que hoy se destacan en nuestro presente y se desean para los años que vendrán, pero que en su insistencia en ocultar bajo la superficie a los morlocks acaba siendo un edén utópico.

'Mundo extraño' vuelve a ser un prodigio en términos de diseño de espacios y de animación, donde adviertes las influencias de muchos ilustradores que llenaron las portadas de añejas revistas pulp o de los dibujantes que imaginaron lugares más allá de la imaginación en viñetas de tebeos (Druillet, Bilal, Moebius…) y en ejemplos de dibujos animados ya clásicos que van de los europeos del gran René Leloux ('Los amos del tiempo'; 'El planeta azul'; 'Gandahar, los años luz'…) al Chuck Jones que reinterpretó las ilustraciones del Dr. Seuss. Logra con creces recrear ese nuevo mundo perdido tan caro a la literatura de aventuras de toda la vida, y también le queda resultona esa utópica Avalonia desde donde parte la que será la expedición central de la película. Una Avalonia que no deja de ser el hogar de los eloi y los morlocks, aquí ausentes como está ausente todo lo que pueda perturbar, más que al espectador, a quien tuitea o deja comentarios en las redes sociales.

La aventura es la gran protagonista de 'Mundo extraño', en su acepción más clásica y Julio Verne (de hecho no deja de ser un remake inconfeso de 'Los hijos del capitán Grant') y en la de autores de ciencia-ficción como Isaac Asimov (los relatos para lectores juveniles del novelista). La familia vuelve a embarcarse en un doble viaje: el físico hacia lo desconocido y el interior hacia la reconciliación y el refuerzo de los lazos sentimentales. Nada que no estuviera antes en Disney, pero que en el film de Don Hall carga el peso de la trama como un explorador novato llenando su mochila de material superfluo y prescindible, y su manera de hacer avanzar la historia es a través de secuencias en nada diferenciables de las pantallas de un videojuego, seguramente ya a la venta este Black Friday.

'Mundo extraño' es, digámoslo ya, un estupendo entretenimiento de colorista y ecologista aperitivo para la secuela de Avatar que está a punto de estrenarse (¡cuánto daño ha hecho Pandora!), aportando un par de personajes (no, los humanos no) como el perro y el blandiblú, carismáticos y puro Silly Symphonies. Sin embargo, y digámoslo también ya, ha perdido la maravillosa ingenuidad y el sentido de lo fantástico de la Disney de la citada 'Los hijos del capitán Grant', de 'La isla del fin del mundo' o de, centrándonos ya en la animación, 'Atlantis: el imperio perdido' (2001). Es en cierta manera una lástima, o quizás el signo de los tiempos eloi actuales de la corrección política. Antes, Disney presumía de hacer películas para un público de 0 a 99 años. Por ahí, en el centro de la horquilla ando y empiezo a sentir estar desconectándome de propuestas como esta.

Para quienes necesitaban un menú vegano Disney

FICHA TÉCNICA

Dirección: Don Hall País: Estados Unidos Año: 2022 Fecha de estreno: 25–11-2022 Género: Animación Guion: Qui Nguyen Duración: 102 min.

Sinopsis: Los Clades son una familia conocida en todo el mundo, todos ellos son unos exploradores de mundos célebres. Un día, todos juntos, llegan a un nuevo lugar nunca pisado por nadie. Allí tendrán que enfrentarse a numerosos peligros y descubrirán nuevas criaturas jamás documentadas. Sin embargo, la misión se pone en riesgo y amenaza fracasar debido a las abundantes peleas entre los componentes de la familia.