Crítica de 'Maigret', con Gérard Depardieu

·2 min de lectura
Photo credit: Selecta Vision
Photo credit: Selecta Vision

Ese cine galo de posguerra criticado por François Truffaut en su artículo para Cahiers, Una cierta tendencia en el cine francés, el de los Duvivier, Delannoy, Clair o Renoir, es el que homenajea este doble triunfo tan sobrio como su escueto título. Por un lado, por la recuperación para la gran pantalla, casi 60 años después, de un icono de la cultura popular francesa, y por otro, la feliz reunión entre Depardieu y Leconte que cruzan sus caminos por primera vez. El director de 'Monsieur Hire' le regala una asistencia perfecta al intérprete, que dota de una inusitada humanidad a este héroe de mirada cansada y parco en palabras que se intuye frágil y que se enfrenta a sus propios demonios, los mismos a los que el propio actor se ha enfrentado en los últimos tiempos. Él es el centro de gravedad de la trama aligerada respecto al libro, y en la que la intriga policial es lo de menos.

Tocada por una luz expresionista y un permanente halo de tristeza, 'Maigret' es toda una declaración de intenciones por parte de Leconte: explicar una historia en menos de 90 minutos que no pretende ser ni es una relectura del personaje; es cine de entonces hecho ahora.

Para amantes del clasicismo bien entendido y de las películas de hora y media

FICHA TÉCNICA

Dirección: Patrice Leconte Reparto: Gérard Depardieu, Aurore Clément, Mélanie Bernier, Anne Loiret, Clara Antoons, John Sehil, Norbert Ferrer Título original: Maigret et la jeune morte País: Francia Año: 2022 Fecha de estreno: 26–05-2022 Género: Intriga Guion: Jérôme Tonnerre, Patrice Leconte. Novela: Georges Simenon Duración: 89 min.

Sinopsis: Paris, década de 1950, el cuerpo de una hermosa joven vestida con un elegante traje de noche aparece en mitad de una plaza. El célebre inspector Jules Maigret se encarga de investigar el caso, pero le resulta imposible identificar a la víctima, ya que absolutamente nadie parece haberla conocido ni recordarla. En el transcurso de sus indagaciones, el camino de Maigret se cruza con el de Betty, una joven delincuente con un parecido sorprendente con la víctima. Todo ello despierta en Maigret el recuerdo de otra desaparición mucho más antigua e íntima.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente