Crítica de 'Los jóvenes amantes', el gran romance de Fanny Ardant

·3 min de lectura
Photo credit: Karma Films
Photo credit: Karma Films

En el inicio de toda relación sentimental hay algo de salto sin red, de requiebro a la norma establecida, de desafío a la muerte. Más aún cuando, como la historia que narra Los jóvenes amantes, el protagonista, un hombre de 45 años, se enamora perdidamente de una mujer que ya ha iniciado la senda de los setenta. ¿No es este un acto que planta cara al tiempo, a la cercanía de la enfermedad y el final esperado, que semeja el componente de locura convertido en la esencia misma del sabotaje amoroso, visto como arrebato que nubla y emborrona todo atisbo de lógica y prudencia? Y si hablamos de la apuesta por la sinrazón, no viene mal rememorar o descubrir Harold y Maude (Hal Ashby, 1971), que era, no lo olvidemos, la película favorita del personaje de Cameron Díaz en Algo pasa como Mary (Peter y Bobby Farrelly, 1998), otra singular tesis cum laude del amor como embriagadora metástasis.

En brazos de la mujer madura

No es la película de Tardieu, de tramposo y juguetón título que por una vez respeta la traducción en nuestro país, una reivindicación feminista (a su autora no parece interesarle hacernos ver que las cosas serían diferentes cambiando los géneros, pues la edad es inexorable en cada caso), un tratado de autoayuda sobre las bondades de la tercera edad, ni un acto de justicia en pro de las nuevas sensibilidades. Mucho menos una obra feel-good. Los jóvenes amantes, por encima de todo, aborda el concepto de amour fou desde una perspectiva cálida, empática, audazmente utópica, nada revanchista, aunque de alguna manera invierta los roles de un clásico como La piel suave (Truffaut, 1964) o, mejor aún, de la polémica y gloriosa Twinky (1970) del finado Richard Donner. También le interesa acercarse a temas como la reconquista del amor perdido, tan idealizado como astillado en el corazón y, en particular, la crisis del hombre de mediana edad y sus miedos y vacíos, continuando con la exploración de ciertas zonas ya abordadas en la interesante Sácame de dudas (2017). Si nos ponemos un poco duros, como es aquí mi deber y para lo que me pagan, podríamos decir que la película de Tardieu posee un comienzo errático y que le cuesta un poco centrarse, encontrar su foco (no alcanza sus prometida altura hasta sus veinte minutos finales), como sucede con los amores más memorables. Y que Sharif Andoura está convincente como protagonista, pero la película es de Cécile De France y, por supuesto, de Fanny Ardant. La grácil, refulgente, poderosa presencia de la actriz de La mujer de al lado (Truffaut, 1981) nos impele nuevamente a pisar terreno conocido y a entender esta pequeña, imperfecta y honesta obra (juegue el lector/espectador a superponer sobre el rostro de Ardant el de Catherine Deneuve, Catherine Frot o Isabelle Huppert) como una suerte de celebración reverencial de la actriz francesa madura, ese tipo de mujer cuasisobrenatural que parece sobrepasar las convenciones del resto de los mortales de vulgar carne y escuálido hueso, y del pobre pelele (obligatorio convocar también a Pierre Louÿs) que le debe, casi independientemente de su condición sexual, tributo de diva, de milagro, de diosa pagana, de aquí a la eternidad.

Para corazones suicidas, sin freno y marcha atrás, y románticos/as de toda la vida

FICHA TÉCNICA

Dirección: Carine Tardieu Reparto: Fanny Ardant, Melvil Poupaud Título original: Les Jeunes Amants País: Francia Año: 2022 Fecha de estreno: 10–06-2022 Género: Drama Duración: 112 min.

Sinopsis: 15 años después de su primer encuentro Shauna, una elegante arquitecta retirada, se cruza con Pierre, un médico felizmente casado, en el pasillo de un hospital. Ella tiene 71 años, él 45. Opuestos pero hipnotizados el uno por el otro, vuelven a conectar y comienzan una aventura. Viuda, madre, abuela, Shauna necesita reafirmar que después de todo es una mujer plena.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente