Crítica de 'Hasta los huesos: Bones and All', el caníbal de Timothée Chalamet

bones and all
Crítica de 'Hasta los huesos: Bones and All'Warner Bros.

El romance teen nos ha acostumbrado a los anhelos y turbaciones como materia prima, pues la carne siempre lleva complicaciones (¿recuerdan el 'Crepúsculo' de Catherine Hardwicke?). Juguetón, hoy Luca Guadagnino da la vuelta al calcetín y construye un espectáculo de horror y vísceras, que luego viste de sentimientos a flor de piel. Sobre una novela de Camille DeAngelis, explica el viaje iniciático de dos adolescentes (caníbales) en busca de algo, o alguien, a quien arraigarse.

Este nuevo 'Malas tierras' rebosa desdicha, si bien abre una puerta esperanzadora: bajo la marginalidad más absoluta, aquella capaz de ocultar el reguero de sangre que Taylor Russell y Timothée Chalamet dejan detrás, nuevas formas de familia proliferan. Querríamos explorar la paternidad alternativa de Mark Rylance, cuidador inquietante, y el bromance entre Michael Stuhlbarg y David Gordon Green, uno caníbal y el otro no. La costilla es jugosa, pero no llegamos nunca a roer el hueso.

Para subvertir nuestro frágil consenso entre mente, tripas y corazón

FICHA TÉCNICA

Dirección: Luca Guadagnino Reparto: Taylor Russell, Timothée Chalamet, Mark Rylance, Chloë Sevigny País: Italia Año: 2022 Fecha de estreno: 25–11-2022 Género: Drama Guion: Dave Kajganich Duración: 130 min.

Sinopsis: Cuenta la historia del primer amor entre Maren, una joven que está aprendiendo a sobrevivir al margen de la sociedad, y Lee, un vagabundo con ideas muy intensas que vive marginado. Cuando se conocen, se unen en un viaje de mil millas que les lleva por carreteras, pasajes ocultos y caminos alternos en los Estados Unidos de Ronald Reagan.