COVID- 19 | Las secuelas que deja en los jóvenes

·7 min de lectura

El cantante cordobés Antonio José (ganador de ‘La Voz’ en 2015) es positivo tras sufrir fuertes mareos; no es un caso aislado. Adolescentes y adultos jóvenes están en el punto de mira al aumentar los contagios en estos segmentos de edad, especialmente de 15 a 29 años. Así ha evolucionado el Covid-19

El cantante Antonio José. (Instagram)
El cantante Antonio José. (Instagram)

De la fiebre, la tos y la dificultad para respirar al malestar general, la fatiga y la cefalea crónica. A medida que pasan las semanas, y los meses, vamos conociendo más detalles de los síntomas y secuelas de este nuevo coronavirus.

Tras cebarse con los ancianos, los jóvenes son el nuevo perfil del contagiado de coronavirus. Pero si antes eran sanos y asintomáticos, ahora cada vez hay más casos de afectados con sintomatología diversa. De hecho, ya durante marzo y abril asistimos a un goteo constante de positivos entre deportistas de élite, políticos, periodistas y artistas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Los médicos no se cansan de decirlo: “Nadie está a salvo del virus, ni los jóvenes ni los deportistas”. Lo dicen aquellos que han estado en la primera línea de batalla, que en los peores momentos de la pandemia atendieron a personas jóvenes de veintitantos, treinta, treinta y tantos, cuarenta...y casi ninguno de ellos tenía patologías previas. Fue lo más sorprendente porque se decía que este virus sólo era grave para personas mayores con patologías previas y cuando vimos llegar a gente joven que tenía buena salud muchos nos acordábamos de nuestros hijos”, contaba en ABC la enfermera Lola González, supervisora de la UCI del hospital Virgen Macarena de Sevilla.

No se trata de rescatar todos los testimonios que ha habido ni de crear alarma, sino de hacer pública una realidad que en muchos casos ha sido silenciada e incluso ‘menospreciada’. Se dijo que los jóvenes eran inmunes, y no es así.

Riesgo bajo no significa que no haya riesgo

Al principio de la pandemia los síntomas más comunes fueron fiebre, tos, malestar general y dificultad para respirar. Y si durante los peores meses de la crisis sanitaria el perfil del paciente se situaba en torno a los 50 años o más, con una alta propensión a ser ingresado, ahora la edad media ha bajado bruscamente.

Así lo recogía un informe publicado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), que analiza la situación desde el 10 de mayo, de los cerca de 23.000 nuevos contagios que se han detectado en España desde esa fecha, el tramo de edad con mayor número de afectados se concentra entre los 15 y los 29 años (4.254 casos). Le sigue de cerca la población entre 40 y 49 años (3.903), y entre los 30 y 39 años (3.466).

Y es aunque una edad más temprana implica cuadros más leves porque los más jóvenes no suelen contar con patologías que puedan agravar su estado de salud, muchos han alertado en las redes sociales de que no ser una persona mayor no te exime de exponerte al virus y llaman a la cautela.

“Es cierto que se ha lanzado el mensaje de que las personas jóvenes son menos vulnerables al virus, aunque también se han dado casos de gravedad entre ellos. Pero no se trata de mirar esta situación de una forma individual, sino como algo social, este virus es cosa de todos y los jóvenes juegan un papel muy importante”, dice Miguel Granados, cardiólogo infantil en el hospital 12 de octubre y uno de los artífices de la campaña “Por mí, no te vas a contagiar”, protagonizado por varios actores de la compañía de teatro LaJoven.

El caso del cantante cordobés es de los últimos en hacerse público, pero no es el único. Villa, integrante del grupo colombiano Morat también ha dado positivo. Y muchos otros personajes e influencers como María Pombo, Madame de Rosa (Angela Rozas), Laura Matamoros y su hermano Diego, o Cristina Pedroche y su marido, el cocinero Dabiz Muñoz son un claro ejemplo. Ambos pasaron el coronavirus hace meses. Pedroche ni se enteró porque no tenía síntomas, mientras que el cocinero llegó a perder el gusto y el olfato durante 12 días, pero no tuvo ni fiebre ni tos. Algo parecido a lo que le sucedió a Tana Rivera, la hija de Fran Rivera y Eugenia Martínez de Irujo, que tuvo bastante malestar y también perdió el olfato. Desde entonces la joven se ha desmayado tres veces y los médicos no han dado aún con los motivos.

Cómo se manifiesta en gente joven

En adolescentes y jóvenes el virus puede dar la cara con sarpullidos y otras erupciones cutáneas, mareos o dolores de cabeza debilitantes. Los problemas gastrointestinales (poco apetito, fatiga, náuseas o vómitos) son otros síntomas que el Covid-19 produce en algunas personas. Es posible que estas dolencias solo duren un día o que se prolonguen y sean la antesala de los cuadros febriles y los problemas respiratorios.

Hay gente joven que lo supera rápido porque tiene defensas muy potentes, y esto provoca una respuesta tan exagerada al virus que el cuadro no es tan grave como en la gente mayor, pero los médicos dicen que en algunos casos hay que esperar semanas e incluso meses para ver las consecuencias reales.

Precisamente, un estudio publicado en el Journal of Adolescent Health, establece en un 33 por ciento para los chicos y un 30 por ciento para las chicas entre los 18 y 25 años la vulnerabilidad a sufrir un cuadro grave de la enfermedad, con riesgo de muerte. Además, en ese tercio de mayor riesgo caen predominantemente los jóvenes que fuman.

En concreto, la División de Medicina para el Adolescente y el Joven Adulto del UCSF Benioff Children's Hospitals de San Francisco, determinó la vulnerabilidad en base a los indicadores de referencia de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC). Estos incluyen los problemas cardiovasculares, la diabetes, las enfermedades autoinmunes -lupus, gota, artritis reumatoide, problemas de hígado, obesidad y el haber fumado en los 30 días anteriores al contagio.

Otro trabajo ha asociado la Covid con la enfermedad tiroidea, incluso en jóvenes de 18 años según el caso descrito en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism. A lo que se suman los posibles problemas renales y, en los niños, reacciones dermatológicas e inflamatorias que se han llegado a relacionar con el síndrome de Kawasaki.

El problema vendría después

Hay gente joven que pasa la enfermedad y al cabo de cuatro semanas siente “un cansancio muy importante, con dolores musculares, a veces con febrículas persistentes a lo largo de meses, y otras con alteraciones del sueño y del estado del ánimo”, explica el doctor Iván Moreno, portavoz de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y adjunto en el Hospital Arnau de Vilanova, en Valencia.

Y hasta cuatro meses después "están que no se pueden incorporar todavía al trabajo porque sienten como si les hubiera pasado un tren por encima. Para colmo esta gente es joven, en gente de 30 años que está sana", añade el experto.

Desde la Sociedad Estadounidense de Microbiología, el doctor Anthony Fauci, uno de los principales expertos en enfermedades infecciosas de los Estados Unidos, señala en la CNN que: “En personas jóvenes y por lo demás sanas, que no requieren hospitalización pero que se enferman y tienen los síntomas suficientes como para permanecer en la cama durante una semana o dos o tres, y luego mejoran, eliminan el virus; pero hay síntomas residuales que permanecen semanas y a veces meses ”.

Es lo que se conoce como ‘síntomas persistentes’ y aunque en la mayoría suelen ser leves o moderados, el Dr. Moreno confirma que “las molestias musculares, el cansancio y el dolor son habituales, pero también la fibrosis pulmonar y la aparición de nueva patología son posibles secuelas de la Covid-19”.

De hecho, tras recuperarse, algunos afectados han contado que el virus ha seguido activo en su cuerpo causando síntomas totalmente nuevos y muy fuertes, palpitaciones en el corazón, ardor y dolor en el pecho, arcadas, inflamación de la garganta, diarrea, dolor abdominal y renal y dificultad para respirar.

Más historias que pueden interesarte:

Cefalea crónica, la consecuencia secundaria al coronavirus que preocupa a los neurólogos

Fumar en la calle, por qué prohibirlo puede evitar la expansión del coronavirus

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente