Por qué las mascarillas desechables son más seguras que las reutilizables

·5 min de lectura

Frente al furor por las mascarillas de diseño y los modelos cada vez más sofisticados (lavables y con filtro extraíble), un estudio de la OCU reivindica la eficacia de las mascarillas higiénicas o quirúrgicas; incluso las que te venden en el súper aportan más seguridad

Las mascarillas quirúrgicas impiden que una persona propague sus propios gérmenes, minimizando la expansión de la enfermedad a partir de pequeñas partículas expulsadas. Se suele recomendar no utilizar durante más de cuatro horas. Si se humedecen, habría que tirarlas antes. (Foto: Getty)
Las mascarillas quirúrgicas impiden que una persona propague sus propios gérmenes, minimizando la expansión de la enfermedad a partir de pequeñas partículas expulsadas. Se suele recomendar no utilizar durante más de cuatro horas. Si se humedecen, habría que tirarlas antes. (Foto: Getty)

Desde que las mascarillas llegaron a nuestras vidas, las circunstancias han ido marcando nuestra relación con ellas. Tras el caos inicial, provocado por la inexistencia de material y las dudas sobre la conveniencia o no de su uso, muchas personas se han ido haciendo con su propio ‘surtido’ y es habitual que usen una u otra en función de la actividad que vayan a realizar. Una para pasear, otra para ir al súper, otra para salir a una terraza a tomar algo o para ir a cenar a casa de alguien, etc.

La verdad es que tanto las higiénicas (respirabilidad por debajo de 60 Pa/cm2) como las quirúrgicas (consideradas producto sanitario con criterios de aceptación más exigentes; su respirabilidad está por debajo de 40 Pa/cm2), o los respiradores N95 están destinados a ser desechables, es decir, son de un único uso. Solo en el caso de las mascarillas protectoras filtrantes (de tela o sintéticas), existe la posibilidad de reemplazar el filtro cuando se satura.

Hay que ser muy cuidadoso a la hora de manipular las mascarillas desechables. Apoyarlas sobre cualquier superficie, meterlas en el bolsillo del pantalón, dejarlas colgadas sobre las orejas o la barbilla o llevarlas en la muñeca o el codo compromete su eficacia. Debes introducirla en un sobre de papel agarrándola de las cintas y sin tocar la cara interna. (Foto: Getty)
Hay que ser muy cuidadoso a la hora de manipular las mascarillas desechables. Apoyarlas sobre cualquier superficie, meterlas en el bolsillo del pantalón, dejarlas colgadas sobre las orejas o la barbilla o llevarlas en la muñeca o el codo compromete su eficacia. Debes introducirla en un sobre de papel agarrándola de las cintas y sin tocar la cara interna. (Foto: Getty)

Por supuesto, nunca deberíamos reutilizar las mascarillas higiénicas o quirúrgicas (ni las N95 ni las FFP2/3) porque originalmente fueron diseñadas para un solo uso. Pero debido a la escasez de material, la ciencia avala sus esterilización siempre que no estén rotas o sucias (el objetivo no es eliminar manchas sino desinfectar), en cuyo caso hay que tirarlas.

Para que una mascarillas de tela sea eficaz debe incorporar un filtro homologado. Además, estas mascarillas higiénicas de tela se pueden meter en la lavadora a 60ºC, con el detergente habitual o en una solución de agua con un poco de lejía. Y siempre se pueden desinfectar entre lavado y lavado aplicándoles vapor con la plancha o con alcohol pulverizado. (Foto: Getty)
Para que una mascarillas de tela sea eficaz debe incorporar un filtro homologado. Además, estas mascarillas higiénicas de tela se pueden meter en la lavadora a 60ºC, con el detergente habitual o en una solución de agua con un poco de lejía. Y siempre se pueden desinfectar entre lavado y lavado aplicándoles vapor con la plancha o con alcohol pulverizado. (Foto: Getty)

En estos casos, el fabricante indicará el número máximo de ‘descontaminaciones’ posibles y el modo adecuado de hacerlo. Usar un método distinto al recomendado puede deteriorar el producto y, por lo tanto, hacer que este pierda su eficacia. En principio, hay que evitar mojarlas, ya que el material filtrante de polipropileno pierde la capa hidrófuga (la que evita la humedad o las filtraciones) y ya no cumple su propósito.

Lo más efectivo (tras la primera utilización) es dejarla colgada en un lugar expuesto al sol durante al menos siete días para que se seque completamente. Lo de meterla en el horno y en el microondas no es tan fácil ya que, en el primer caso, necesitas una bolsa hermética para horno, poner el calor arriba y abajo, e introducirla a 70 grados centígrados durante 30 minutos, o darle calor con un secador durante el mismo tiempo. La segunda opción también es un engorro, tienes que retirar los ajustes metálicos de la nariz antes de introducirla en el electrodoméstico junto con un vaso con 50 ml de agua, durante dos minutos a máxima potencia.

Aquí tienes una guía elaborado por farmacéuticos sobre la limpieza y vida útil de las mascarillas. (Imagen: Asociación de Profesionales de la Farmacia/ASPROFA)
Aquí tienes una guía elaborado por farmacéuticos sobre la limpieza y vida útil de las mascarillas. (Imagen: Asociación de Profesionales de la Farmacia/ASPROFA)

Cuánto duran las reutilizables

La vida útil de las mascarillas de tela o tejidos sintéticos es similar a la de cualquier prenda que tengamos en el armario aunque, lógicamente, la tela puede ir perdiendo su eficacia con los lavados: tras su desinfección, hay que comprobar que no se ha deformado ni ha perdido fibra que reduzca su capacidad de filtrar.

Por eso, los expertos no se cansan de recomendar que se use siempre con ellas un filtro desechable. Para resolver cualquier duda al adquirir una mascarilla higiénica reutilizable, no está de más echar un vistazo a la guía publicada por el Ministerio de Sanidad antes de comprarla.

Además, tal y como revela un un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) publicado por Yahoo! Finanzas, la eficacia de las mascarillas reutilizables varía entre 68 y el 86 por ciento después de 5 lavados a 60ºC frente a resultados superiores al 90 por ciento de las mascarillas higiénicas de venta en supermercados.

Los resultados indicaron que casi todas las mascarillas de un solo uso analizadas comparten una muy buena eficacia de filtración (superior al 95 por ciento), son relativamente cómodas, resistentes y tienen un precio similar, que ronda los 0,60 euros por unidad.

El estudio concluye que “la eficacia de filtración de las mascarillas reutilizables es inferior que las higiénicas desechables”, aunque señala que ”no deja de ser aceptable para esta categoría de acuerdo a los límites que en estos momentos discute el comité de normalización europeo”

Más historias que pueden interesarte:

Así debes cuidar tu boca, según los odontólogos, para evitar que la mascarilla afecte a tu salud oral

5 claves para evitar lesiones en la piel por el uso de mascarillas

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente