Courtois celebra la Champions League con un tatuaje

·1 min de lectura

El arquero Thibaut Courtois decidió conmemorar su actuación como hombre del partido en la última final de la Champions League entre Real Madrid y Liverpool con un peculiar tatuaje de una pared de ladrillos en su brazo.

El belga fue clave en aquella consagración del equipo merengue, que además significó la décimo cuarta Orejona de la institución, y decidió recordarlo con un gran diseño que también incluyó las iniciales y número de su camiseta.

Las nueve paradas de Courtois en ese partido constituyeron la mayor cantidad en una final de Champions desde al menos la campaña 2003-04, superando por una a Allison de Liverpool (2019) y Edwin Van der Sar de Manchester United (2011).

Fue tal el gran rendimiento del portero de 30 años que, pese a la insistencia, los Reds terminaron la final con 24 tiros y alcanzaron el mayor número de un equipo que no logró marcar en el partido estrella del fútbol europeo.

Por otra parte, Courtois marcó un nuevo referente con el número de atajadas que hizo durante la racha del Madrid (59). Sin duda, se convirtió en una pieza fundamental de Carlo Ancelotti para triunfar en el Stade de France.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente