Courteney Cox por fin hace que olvidemos a Mónica de Friends con 'Shining Vale'

·5 min de lectura

Durante unas tres décadas, Courteney Cox ha vivido encasillada en la sombra de su mayor éxito a raíz del personaje que definió su legado como actriz: Monica Geller de Friends. ¿O no les resulta casi imposible verla en una serie o película y recordar instantáneamente a la chef maniática de la limpieza? Es lo que suele suceder cuando un actor y su personaje se convierten en una misma figura legendaria dentro de la cultura pop. Es decir, su trabajo en la exitosa sitcom dejó una huella imborrable en la memoria del público, y a pesar de sus diversos intentos por beber de las mieles del éxito de nuevo, su presencia en pantalla siempre nos transporta al sofá del Central Perk.

Sin embargo, la actriz de 57 años por fin logra exorcizar al fantasma de Monica al reaparecer en el universo de las series con Shining Vale, y el que bien podría definirse como su mejor trabajo desde el final de Friends.

Courteney Cox en Shining Vale (Kat Marcinowski; © 2021 Starz Entertainment, LLC)
Courteney Cox en Shining Vale (Kat Marcinowski; © 2021 Starz Entertainment, LLC)

Shining Vale es una serie de comedia negra y terror donde Courteney pone en práctica todo lo aprendido provocando risas en Friends, pero también contagiando pavor como una de las scream queens de los 90 (como se define a las reinas de los gritos del cine de terror) como la reportera Gale Weathers de Scream. En cierto modo, la actriz recurre a las armas que la llevaron a ganarse un lugar en el corazón del público para dar rienda suelta a un personaje plagado de matices, y con una referencia cinematográfica que no pasa desapercibida. Y es que Courteney juega con un papel que ahonda en un análisis dramático inspirado en El resplandor y su emblemático protagonista Jack Torrance (Jack Nicholson).

La actriz da vida a Patricia ‘Pat’ Phelps, una escritora de novelas eróticas que se muda con su marido (Greg Kinnear) y sus dos hijos adolescentes a una mansión de 200 años a las afueras de Nueva York. Una mudanza que pretende servir como el inicio de un nuevo capítulo para el matrimonio a raíz de la infidelidad de Pat con un plomero, y para la familia en general. Sin embargo, el plan se complica cuando la protagonista es poseída por Rosemary, el fantasma de un ama de casa de los años 50s (interpretada por Mira Sorvino).

Mira Sorvino en Shining Vale (Kat Marcinowski; © 2021 Starz Entertainment, LLC)
Mira Sorvino en Shining Vale (Kat Marcinowski; © 2021 Starz Entertainment, LLC)

No obstante, esa descripción solo sirve como introducción superficial para una serie que esconde mucho más de lo que enseñan sus tráileres, avances o primer episodio. Y es que Shining Vale, en realidad, alberga un análisis feminista sobre los estigmas de la salud mental diferenciados a lo largo del tiempo entre el hombre y la mujer. Porque Pat comienza a sufrir el acecho de Rosemary al mismo tiempo que sufre la presión marital, profesional y del propio psiquiatra, que invoca sobre ella la búsqueda de soluciones al ser la culpable de la debacle familiar medicándola con antidepresivos y varias dosis de calmantes.

De esta manera, vemos a Courteney interpretando momentos de comedia negra y dando rienda suelta a los gritos que aprendió a contagiar de la mano de Wes Craven en Scream, mientras transmite la ansiedad, culpa y presión personal de un personaje femenino viviendo su crisis más intensa. Porque Shining Vale es un drama existencial disfrazado de comedia de terror. Sin embargo, cada uno puede verla desde el ángulo que mejor prefiera, riéndose con ella como padeciendo su drama, según cómo se mire. Y es Courteney quien consigue transmitir todas esas capas poniendo toda la carne en el asador como no hacía desde el final de Friends hace 18 años.

FRIENDS --
FRIENDS -- "The One with the Truth About London" Episode 16 -- Aired 2/22/2001 -- Pictured: (l-r) Courteney Cox as Monica Geller, Matthew Perry as Chandler Bing (Photo by NBCU Photo Bank/NBCUniversal via Getty Images via Getty Images)

Y no lo digo yo o los críticos que están mayoritariamente dando buenas reseñas a la serie, sino la propia Courteney Cox. “En un personaje tan dramático que también era cómico es un balance que no había interpretado nunca de esta manera” dijo la actriz en el estreno de la serie, según recogió Variety. Es un tipo de personaje que no estoy acostumbrada a desafiar, e hizo que me sintiera muy entusiasmada por la actuación de nuevo” añadió. Y ese entusiasmo renovado tras casi cuatro décadas trabajando en la industria se nota. Y con creces.

Courteney Cox se transforma en una especie de nueva Jack Torrance al meterse en la piel de un escritor bloqueado, presionado por sus propios problemas de salud mental disfrazados de acecho paranormal. Así como hizo Stephen King en la novela de El resplandor y el clásico cinematográfico de Stanley Kubrick. No en vano la serie usa la palabra ‘Shining’ en su título: el mismo que la película de 1980 en inglés. Con la diferencia que aquí recurren al tono cómico mientras, a medida que avanza la historia, el acecho paranormal que sufre Pat se convierte en una metáfora aterradoramente interesante sobre cómo la sociedad ha tendido durante siglos a señalar los problemas de salud mental en la mujer como histeria femenina.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

A medida que Rosemary se entromete en la vida personal y profesional de Pat, más peculiar e interesante se hace la serie y el personaje de Courteney. Por momentos puede parecer que estamos ante una sitcom cómica marital, por otros se transforma en una historia de fantasmas con aires de American Horror Story con saltos en el tiempo envueltos de un estilo visual a lo Pleasantville mientras, por otros, nos invita a la reflexión como un drama psicológico de tintes feministas. Puede sonar desordenado, y lo es, pero funciona gracias especialmente al trabajo de Courteney como hilo conductor de cada faceta de la historia.

StarzPlay estrenó los dos primeros episodios el pasado 6 de marzo, que sirven como carta de presentación para una serie que necesita de más capítulos para llegar al punto de la convicción. Y es tras haber visto siete de los ocho capítulos que la componen que les recomiendo que tengan paciencia y se dejen llevar por la trama y el gran trabajo de la actriz de Friends. Que ahora, al menos en mi caso, ya podré recordar como sinónimo artístico de otro personaje más.

StarzPlay estrenará un nuevo episodio cada semana.

Más historias que te pueden interesar:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO