Coto Matamoros regresa e inicia una nueva guerra entre hermanos

Cine 54
·3 min de lectura

Coto Matamoros fue uno de los colaboradores televisivos más polémicos de finales de los noventa y, después de vivir fuera de España durante los últimos años tras su paso por la cárcel, está dispuesto a convertirse de nuevo en uno de los personajes más populares de la pequeña pantalla. Aprovechando que su mellizo desveló hace unos días que consume cocaína desde los 15 años, ha concedido una demoledora entrevista en La Razón donde además desvela su actual proyecto profesional. Y es que el próximo 14 de febrero se estrenará DDT, un programa online con una plataforma propia.

©G3online (autor GSR)
©G3online (autor GSR)

Coto Matamoros se dio a conocer en Crónicas marcianas de la mano de Javier Sardá y, aunque posteriormente participó en La noria, TNT y Tómbola (donde sus comentarios deslenguados conquistaron a los espectadores), la mayoría de la audiencia le recuerda por sus duros enfrentamientos con su hermano Kiko Matamoros quien en un principio era su representante pero ahora no mantienen relación.

Si bien en 2013 se alejó de los focos y se estableció en la República Dominicana, ahora ha vuelto a nuestro país rompiendo su silencio y dirigiendo otra vez sus ataques hacia uno de los colaboradores estrella de Mediaset. Y es que a Coto Matamoros le ha enervado la confesión de su hermano en Sábado Deluxe: no solo porque siempre haya cargado en él el estigma de drogadicto sino que según él solo concedió aquel PoliDeluxe para atacar a Makoke.

"Se ha tirado 20 años negando que se drogaba, me descalificaba por ser drogadicto y ahora dice que es cocainómano desde los 15 años para llamar drogadicta a Makoke. Es el tipo más ruin que pisa la tierra", ha declarado en La Razón. Hay que recordar que Coto Matamoros fue detenido en el pasado por un presunto delito de tráfico de drogas y en 2012 se defendió de estas acusaciones denunciando que su hermano había sido el verdadero responsable y que sobre él había recaído la difícil misión de transportar la droga.

"Es un degenerado y en la entrevista hubiera pagado por matar a Makoke. Ha llegado al límite de la obscenidad y ha demostrado una miseria estratosférica, un matonismo con su mujer y una suciedad infinita. Ha perdido la poca dignidad que le quedaba", ha expuesto refiriéndose a las incendiarias declaraciones del tertuliano en las que relaciona a su exmujer con los malos hábitos que le han acompañado desde la adolescencia.

Con este testimonio tan demoledor es evidente que no hay relación entre ambos y que la reconciliación es misión imposible. "No me planteo un acercamiento con él. Si yo fuese justo le tendría que haber metido veinte o treinta querellas criminales.

Kiko Matamoros ya ha reaccionado ante la reaparición mediática de su hermano en el diario de Paco Marhuenda mostrándose respetuoso cuando se le pregunta si cabe una reconciliación después de tantos años de desavenencias: “No sé nada de Coto ni quiero saberlo, pero desde aquí le deseo lo mejor, esté donde esté. Que sepa que no le recuerdo con rencor. Coto es una pobre víctima de sí mismo”.

Asimismo añade que “él se cargó la armonía que existía entre los dos” y que por tanto no le daría la oportunidad de recuperar el afecto entre ambos: “No tengo necesidad de que entre en mi vida. Que le vaya bien, no le deseo ningún mal, porque, evidentemente, es mi hermano, pero no quiero saber nada de él.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©G3online (autor GSR)