Cortinas para el salón: claves para elegir las adecuadas

epic marbella furnished by fendi casa
¿Cortinas en el salón? Así se colocan con estiloStefan Randholm

¿Con color o sin? ¿Tupidas o algo más transparentes? ¿Doble cortina o simple? Siempre hay dudas en decoración, y más en uno de los espacios tan vividos como el salón. Puede que sea uno de los rincones donde más tiempo pases, y también de los que más llama la atención. ¿Pero en qué se fijan los invitados cuando entran a un salón? Quizás en las estanterías llenas de recuerdos y viajes familiares, en las mesas de centro en los sofás que invitan a recostarse horas y horas. ¿Y las cortinas? Son uno de los elementos que más pasa desapercibido en un salón. Sin embargo, son muy importantes, tanto a nivel decorativo, como en cuestión de funcionalidad. Gracias a las cortinas entrará más o menos luz en el salón, se aislará mejor o peor de las temperaturas, y por supuesto, estará o no en armonía con el estilo decorativo de tu salón. Si te acabas de mudar, o simplemente estás pensando en renovar tus cortinas, estás en el lugar idóneo. Hemos preparado una mini guía con algunos consejos para que elijas la cortina que más va contigo. ¿Preparado?

Decisión #1: Lisas o estampadas

masía en el ampurdán decorada con estilo rústico moderno
Montse Garriga


Puedes optar por cualquiera de las dos alternativas. ¿La clave? Pensar en las piezas que vas a incorporar alrededor. Si ya hay mucho estampado en otros textiles, como cojines, alfombras, o tienes un espacio muy reducido; mejor unas cortinas lisas. Si por el contrario tienes un espacio luminoso, diáfano, y lleno de luz sin casi ningún color, arriesga con una cortina con estampado. Puede ser un estampado sutil, dibujos geométricos, flores, algo tropical...Todo dependerá del estilo que lleve el salón.

Decisión #2: Tupidas o transparentes

ático en el dour seasons de madrid
Pablo Sarabia

Los salones con prácticamente nada de luz, deben añadir unas cortinas más transparentes. Siempre debes saber que la luz natural es importantísima para una casa. Aporta esa sensación de hogar y bienestar que todo el mundo necesita. Además, te ayudará a ahorrar un poco en la factura de la luz. Sin embargo, si tienes una estancia muy luminosa y calurosa en verano, quizás es mejor acudir a cortinas inteligentes que purifiquen el aire y aíslen la casa.

Decisión #3: doble cortina o simple

salón decorado en tonos marrones
Hearst

La doble cortina es una solución muy económica para sobrevivir a las bajas temperaturas en invierno, y proteger la casa del calor. Si no las conoces, quizás necesites algo más de información sobre este tipo de textiles. Están en auge y tienen muchos beneficios para las casas. ¿Nuestra recomendación? Si vives en un clima templado, opta por las cortinas simples. La doble cortina se suele usar en climas más extremos con mucho calor en verano y, bastante frío en invierno. También en otras estancias como el dormitorio.

Decisión #4: medidas y limpieza

Para calcular bien las medidas de la cortina que va a decorar el salón, debes medir el hueco de la ventana donde irán colgadas. Lo normal es que si compras las cortinas ya en alguna marca, vengan con una medida estándar y siempre te sobre mucha tela por el suelo. Aunque las cortinas deben quedar a ras de suelo, también puedes darle un pequeño dobladillo para que no entorpezcan.

salón con chaise longue y cortinas azules
Pablo Sarabia

Otro elemento importante es que cuando vayas a elegir una cortina para el salón sea fácil de limpiar. Recuerda que las cortinas también se ensucian como el resto de los textiles. Es cierto que al estar colgadas, y con menos contacto en el día a día, no se manchan fácilmente; pero requieren de un buen lavado cada cierto tiempo. Un consejo: siempre elige cortinas que sean lavables, que se sequen rápido y, sobre todo, que no se encojan.

Decisión #5: disfrutar

Ahora que ya sabes cómo elegir bien las cortinas para el salón, toca ponerlo en práctica. Decora el alma de la casa con las mejores opciones y con los mejores trucos para acertar con estos textiles. A partir de ahora, ¡tus cortinas no pasarán desapercibidas!