El corte de pelo más visto en París: el atrevido mullet

·3 min de lectura
Photo credit: Valentina Valdinoci
Photo credit: Valentina Valdinoci

Ha sido sorprendente ver la progresión en París que han tomado las más cool de la ciudad. La ciudad del amor es una de las más visitadas por las editoras de belleza. Es una cuna cosmética y viajamos cada poco (muy poco) tiempo para conocer novedades. Y gracias a estos mini viajes, podemos observar, estudiar y entender qué se cuece en cada momento. Casualidad o no, todo lo que vemos en París, termina convirtiéndose en tendencia, así que vamos a darte noticias: el bob ha muerto.

De un tiempo a esta parte es fascinante ver cómo todas las más classy han dado un paso al frente y han dejado la media melena más icónica a un lado para abrir paso a un corte de pelo mucho más rompedor. Un look más atrevido, con mucha personalidad, que nos traslada a la primera década de los años 2000, con unas vibes al más puro estilo Christina Aguilera o Gwen Stefani.

Hablamos del famoso mullet. Un shaggy mucho más drástico que, por mucho que se empeñen en ubicarlo en comienzos del 2000, ya era uno de los cortes más famosos del Antiguo Egipto.

Hay quien se remonta a estos decenios de historia atrás para ubicar este corte de pelo, cuando los antiguos egipcios emulaban con el corte la forma de los cascos de batalla. Otros, sin embargo, aseguran que el corte comenzó a surgir cuando los pescadores de mojúles, en el sur de Estados Unidos, comenzaron a llevarlo. Sea como fuera, hasta David Bowie pasó por él. Y no sólo eso, sino que lo convirtió en un corte ya absolutamente icónico.

En los 70, fue la época en la que "comenzó a coger de nuevo popularidad gracias a la época del glam rock", dice Ana Martínez, Education Manager de Jean Louis David. Y en los 80, su auge lo colocó en el TOP.

Fue después cuando tras un período de letargo, este look retro ha vuelto a resurgir entre la generación Z, que lo recuperan y reinventan de la forma más cool que existe.

Nombres como Miley Cyrus o Úrsula Corberó están haciendo que cada vez más el mullet se cuele entre los cortes más pedidos en las peluquerías (al menos, de París). Y es que este corte, que ha dejado atrás los tintes de estilo chabacano, vuelve a ser tendencia por su versatilidad, comodidad, nueva elegancia y sobre todo, personalidad.

Photo credit: D.R.
Photo credit: D.R.

Un corte, muchos peinados

A pesar de las multi-capas de las que consta, este corte es fantástico por la multitud de peinados que puede adoptar. Corto, largo, con flequillo o sin él, teñido, con raíces en contraste, con mechas ligeras, liso o rizado... Admite una gran cantidad de variaciones siempre que respete su estructura básica: más corto por arriba y más largo en la nuca.

Photo credit: Valentina Valdinoci
Photo credit: Valentina Valdinoci

Se inspiran en él micro-tendencias como el wolf cut o el corte Octopus, cortes de pelo que pusieron al alza personajes como la jugadora 067 del Juego del Calamar.

¿Cómo se mantiene?

Es atrevido y favorecedor, pero requiere un mantenimiento constante y estricto. Martínez, de Jean Louis David, asegura que "es un corte fácil de mantener si visitas al salón cada mes y medio, dos meses como máximo". Y es que es un estilo totalmente desconectado de la idea de corte perenne pues necesita mantenerse casi cada día.

Photo credit: Valentina Valdinoci
Photo credit: Valentina Valdinoci

Para peinarlo, la máxima es: feel free. Es decir: si lo quieres liso, dale un golpe de calor con las planchas en las puntas pero déjalo libre y salvaje. Texturiza con sprays de brillo y ceras que le aporten movimiento. Cuanto más "loco", mejor.

Las búsquedas lo avalan

No son sólo las parisinas las que buscan este corte como locas. Las redes sociales también han hablado. Los especialistas de Vera Clinic han analizado todas ellas y han concluido que este 2022, el estilo de los 80 y los 90 es lo más deseado. Y el corte mullet (bajo el hashtag #mullet), es el ganador: sólo en TikTok este hasgtag acumula casi 8 millones de búsquedas.

Lo siguen la permanente (#perm), la fiebre por las horquillas (#clawclips) o el corte pixie (#pixiecut).

Photo credit: Vincenzo Grillo
Photo credit: Vincenzo Grillo

Quizás es momento de darle un poco de tregua al famoso bob...