¿Es Marcelo Rebelo de Sousa el líder que todos querrían tras verle en el súper en bermudas y con mascarilla?

La imagen de Marcelo Rebelo de Sousa, presidente de Portugal, comprando en un supermercado de la localidad de Cascais como si fuese un ciudadano más ha levantado una ola de aplausos virtuales para él en redes sociales. En especial, en Twitter. Estos comentarios a su favor no solo han provenido de sus conciudadanos, sino que también pueden leerse mensajes en varios idiomas que aplauden la normalidad y cercanía que transmite la instantánea.

Marcelo Rebelo de Sousa fue 'cazado' en el supermercado haciendo la compra en pantalón corto y con mascarilla y ahora le llueven los halagos desde todas partes del mundo. (Foto: Captura de Twitter / @xe_agora)

Según explican en Nius, dicha fotografía se habría tomado el pasado fin de semana en un supermercado de la mencionada ciudad costera portuguesa, situada a poco más de 30 kilómetros de Lisboa. Lo que se ve en la fotografía viral es al político conservador esperando en la cola para pagar su compra, con las manos a la espalda sujetando la cesta tras de sí ataviado con mascarilla y bermudas guardando la distancia social establecida para evitar el contagio por coronavirus. Además de la cotidianidad de hacer la compra, su atuendo informal, como el de cualquier otro y alejado de los trajes de los actos y comparecencias oficiales, ha sido muy comentado.

Muchos de los mensajes a su favor que se pueden ver en Twitter son en portugués, pero lo cierto es que basta una búsqueda sencilla para percatarse de la repercusión que la imagen ha tenido en los medios internacionales, pero, sobre todo, entre los tuiteros de otros países. “¿Adivina quién es el tipo de pantalones cortos? Él es Marcelo Rebelo de Sousa, el presidente de Portugal. Sí, lo leíste bien, el presidente de Portugal. Humildemente esperando su turno como cualquier ciudadano común. La humildad es sexy, muy sexy !!!”, se puede leer en un mensaje en inglés junto con la foto.

En italiano, Viola (@maybe_viola) lo describe como “un bello caballero vestido informal, con una máscara y respetando la distancia social… Un ejemplo de civilización y responsabilidad” para acabar sentenciando que “se llama Marcelo Rebelo de Sousa, es presidente de Portugal y no cree que esté por encima de la ley o de los ciudadanos”.

La periodista Susana señala que “lo de Portugal es otra liga”, mientras que su compañero de profesión Alfonso Quiñones comenta desde Santo Domingo y también en castellano que “ese señor que ven ahí en bermudas con su mascarilla, haciendo la cola del súper como cualquier viandante es Marcelo Rebelo de Sousa, el PRESIDENTE DE PORTUGAL, quien lo ha sido todo en su país: abogado, catedrático…”.


Uno de los comentarios más aplaudidos en español a raíz de la foto del presidente portugués ha sido el de la tuitera Rosa Tamés, quien señala que este tipo de fotos se dan “cuando los políticos son personas y no personajes. Marcelo Rebelo de Sousa, presidente de Portugal. Un ciudadano más”.

Lo que no hay duda es que, a tenor de los mensajes, la actitud de Marcelo Rebelo de Sousa, político conservador de 71 años, ha despertado la admiración de muchos ciudadanos fuera de sus fronteras. Aunque la mayoría son a favor, el corresponsal en Portugal de TVG y Radio Galega, Alberto Mancebo, cometa desde el propio país que “tenemos la mitad de Portugal con las manos en la cabeza después de que esta foto de su presidente, Rebelo de Sousa, se extendiera en la línea del súper en traje de baño. La otra mitad está encantada de que él mismo vaya de compras”.

Como han señalado en Nius, esta no es la primera imagen de este tipo de Rebelo de Sousa, aunque sí la más informal. Antonio Costa, primer ministro del país, distribuyó él mismo unas mucho más ‘profesionales’ que la que ahora circula en las que realizaban actividades cotidianas como tomar un café en una terraza o comprar el pan.

Portugal, donde se tomaron medidas para combatir el contagio por coronavirus antes que en otros países europeos, se encuentran ya en su propia Fase 2 del proceso de desescalada en la que se permite abrir restaurantes, bares y cafeterías. El pasado 4 de mayo, hace ya dos semanas, se dio el visto bueno a la reapertura de otros negocios como peluquerías, librerías y pequeños comercios. Y esta semana han vuelto a clase los alumnos de lo dos últimos cursos de Bachillerato.

Su cifras oficiales a día de hoy, recogidas por La Razón, que cita como fuente a la Agencia Efe, son de 1.231 muertos y 29.209 contagiados.

Hace unas semanas al vicepresidente Pablo Iglesias le ‘pillaron’ en una situación similar, pero en su caso le llovieron las críticas por no llevar mascarilla. Aunque por aquel entonces, a finales de abril, hacer uso de ella en espacios públicos era solo una recomendación. A partir de ahora será obligatorio si no puede asegurarse la distancia de dos metros.


Más historias que te pueden interesar: