El coronavirus podría llegar a 'Supervivientes 2020'

Por Nuria Herrera

From Diez Minutos

La crisis sanitaria que se está viviendo a causa del COVIP-19 podría volar hasta los Cayos Cochinos. Al menos eso es lo que ha planteado Jordi González en la cuarta gala de Conexión Honduras. El presentador, en una noche sin público como medida de prevención, se ha dirigido a la cámara y ha enviado un mensaje de concienciación y de apoyo: "Debemos mantener las distancias para que podamos abrazarnos con más fuerza". El comunicador aseguró que el reality no pretende ser "una alternativa a las noticias porque la información en estos momentos en fundamental", aunque intentará amenizar nuestro aislamiento: "Lo que queremos es serviros de evasión, ofreceros un momento distendido para ofreceros una sonrisa, que nos traslade a la vida que teníamos hace unos días. Si os quedáis con nosotros os ofrecemos un momento de optimismo", dijo.

Jordi ha confesado que, aunque los concursantes de Supervivientes están en su 'burbuja hondureña', cree que "tenemos la obligación de informarles de lo que está pasando en el mundo. Estamos comprobando que sus familiares están bien y les vamos a pedir que graben un mensaje de ánimo y tranquilidad para hacérselo llegar", anunciaba al comienzo de la gala.

Discrepancias entre los familiares


Pero no todos los familiares presentes en la gala estaban de acuerdo con esta idea. Antonio David, padre de Rocío Flores, y Christofer, novio de Fani, aseguraron que esta información podría ser perjudicial y contribuiría a desestabilizarles y ponerles más nerviosos.

Por otro lado, Ivonne Reyes, madre de Alejandro, el segundo expulsado; o Claudia, familiar de Ivana, estaban de acuerdo con informarles debido a la gravedad del asunto. Una idea que exsupervivientes como Violeta Mangriñán o Kiko Jiménez también defendían.

Al final de la noche, Jordi González anunció que se trataba de "un debate abierto" y que el programa hará "un sondeo entre los familiares" para decidir qué hacer.