El coronavirus puede afectar seriamente al precio de los televisores

El coronavirus no solo tiene en vilo a los gobiernos de todo el planeta, que están en estado de alerta por si estalla la pandemia. Los mercados bursátiles también temen que un contagio masivo pueda afectar de manera seria a la economía global. ¿Cómo? Pues de mil maneras diferentes. Y hoy vamos a hablar de una de ellas: el precio de los televisores LCD.

Al menos cinco fábricas de pantallas LCD situadas en el epicentro del brote de coronavirus están sufriendo retrasos en la producción, por lo que se espera que tenga un efecto en el suministro y el precio de las pantallas utilizadas en ordenadores personales y televisores LCD.

El coronavirus puede afectar seriamente al precio de los televisores (Unsplash)

Estas fabricas cercanas a la localidad de Wuhan, famosa precisamente por ser el lugar en donde ha empezado la epidemia, han cerrado por completo para evitar contagios. Este cierre supone momentáneamente un bajón del 10% en la producción de este tipo de pantallas y si se mantienen durante dos semanas más, una bajada del 20% en toda la producción china.

Esta bajada en la producción tendrá una consecuencia directa sobre el precio de los televisores. Según los medios chinos que ha anunciado la paralización de las fábricas, este hecho hará que aumenten hasta 10 dólares el precio de cada una de las pantallas. Puede parecer poco, pero esa subida tendrá un efecto dominó porque los intermediarios irán aumentando el precio de otros componentes y aumentando el margen de beneficio.

IHS estima que aproximadamente el 55 por ciento de todos los paneles LCD en el mundo se fabricarán en China en 2020, lo que significa que el brote chino tendrá efectos mundiales en la cadena de suministro. Las cinco fabricas que se encuentran en Wuhan son propiedad de China Star Optoelectronics Technology (dos), otras dos de Tianma y una de la compañía BOE..

"Estas fábricas enfrentan escasez de mano de obra y componentes clave como resultado de mandatos diseñados para limitar la propagación del contagio. Frente a estos desafíos, los principales proveedores de pantallas en China han informado a nuestros expertos que una disminución de la producción a corto plazo es inevitable ", asegura el analista David Hsieh. En declaraciones que recoge Pc World.

Como medida extra de precaución, el gobierno chino también ha extendido las vacaciones del Año Nuevo Lunar hasta el 2 de febrero.

Pero el cese de producción no ha sido el único hecho que ha provocado el coronavirus en el sector de la fabricación de pantallas. IHS también informa de que muchas marcas han entrado en pánico y han duplicado los encargos de pantallas por temor a, precisamente, un posible cierre masivo de las factorías.

El crecimiento de China en el mercado de las pantallas LCD ha sido meteórico en los últimos años. En 2018, el país era el responsable del 33% de la producción mundial de este tipo de piezas, con Corea del Sur como gran dominadora gracias a compañías LG o Samsung. Sin embargo en tan solo un par de años la situación se ha dado la vuelta y China tiene más de la mitad del mercado global (55%). ¿El coronavirus acabará con esta hegemonía?

Más historias que te pueden interesar: