Lo único positivo de esta cuarentena: el tiempo corre a favor del Barça

El Barça espera la recuperación de Luis Suárez si la temporada se llegase a reanudar. Foto: Tim Clayton/Corbis via Getty Images.

No queremos frivolizar con algo tan serio y que ha alterado tanto nuestras vidas como la crisis del coronavirus. Eso sí, precisamente por esa alteración, es inevitable echar un vistazo a cómo afecta también a nuestros elementos de trabajo cotidiano. El mío, afortunado y privilegiado que soy, es el Fútbol Club Barcelona.

Así que, confinado en casa como me hallo y con el cese total y absoluto de cualquier cosa que se  parezca a una actividad deportiva, me veo abocado a responder la pregunta que me lleva revoloteando la cabeza desde hace unos días, a mucha distancia por supuesto de preguntas mucho más importantes que surgen de esta crisis y que autoridades mucho más competentes que la mía -aunque a veces no lo demuestren- van a tener que resolver.

La pregunta es: ¿todo esto es bueno o malo para el Barça?

La respuesta me parece contundente e inequívoca pero como no les quiero confundir ni influir su capacidad de juicio, he decidido elaborar una lista de Pros y Contras para que juzguen por ustedes mismos:

En qué beneficia este parón al Barça:

1) Para empezar, tan solo hace falta mirar la clasificación. Si por lo que sea, la Liga no puede reemprenderse y el título hay que otorgarlo al líder actual o incluso al campeón de invierno, en ambos casos ese trofeo iría a parar a las mismas vitrinas: las del Museo del Camp Nou. No está nada mal proclamarse campeón liguero el año que has cambiado de entrenador. El año que has tenido más inestabilidad social y más lesiones que nunca. El año que has perdido a tu delantero centro titular. El año que tu vestuario y tu secretario técnico han aireado públicamente sus batallas. El año que no has podido tener a Messi durante un mes y medio de competición.

Ese título sería un espaldarazo a Setién y especialmente a Bartomeu, de cara a las próximas elecciones.

2)  Rescatamos uno de los elementos anteriormente citados. Si al final, la competición - tanto Liga como Champions- puede volver a disputarse, el Barça podría llegar a jugar el tramo decisivo con Luis Suárez. Eso, en un equipo que está tirando de Ansu y Braithwaite, lo cambia absolutamente todo.

El Barça tuvo que parchear con Braithwaite las lesiones de Suárez de Dembélé. Foto: Tim Clayton/Corbis via Getty Images.

3) Lo mismo podría decirse de Dembélé- aunque tiene mucho más complicada su vuelta- y de cualquier jugador que arrastra molestias, especialmente los de la línea defensiva. Para Umtiti, estos días son gloria. Para Piqué, que nos estaba saliendo a susto diario, más de lo mismo. En general, para cualquier lesionado, el reloj corre a favor del Barça durante esta cuarentena.

4) La paz social. Si no hay competición, no hay polémicas (si esto fuera un tweet, insertaríamos aquí el gif del clever meme). Si no hay partidos, no hay segundos entrenadores que griten ni primeros que salgan a pedir disculpas ni futbolistas que critiquen la planificación deportiva. Es una tregua en toda regla. 

5) Preparar el futuro. Dudamos de que sean capaces de hacerlo pero la directiva del Barça tiene una oportunidad de oro para analizar las cosas con perspectiva, moverse en el mercado, atar a sus objetivos y elaborar una lista de altas y bajas con la calma y la previsión que una temporada normal no te permitiría a estas alturas. La voracidad vertiginosa de la competición no deja lugar a según qué reflexiones sosegadas  y decisiones firmes que estos días podrían tomarse en la sede del club, algo que sinceramente aún no tenemos claro si es bueno o malo vistos los precedentes.

En qué perjudica el parón al Barça:

1) Se va a volver a hablar de Neymar. Hasta en la sopa. Es solo un punto pero hay que reconocer que es tremendamente molesto.


Saquen sus propias conclusiones pero, siempre teniendo en cuenta que hay cosas mucho más importantes en la vida y que todos deseamos volver a la normalidad, es innegable que esta cuarentena habrá hecho respirar aliviados a algunos dirigentes de la entidad azulgrana. En mitad de esta crisis, se les presenta una oportunidad.

Otra cosa es que sepan aprovecharla.

Otras historias que te pueden interesar: