Malestar entre los autónomos por las medidas del Gobierno para ayudarles mientras dure la crisis del coronavirus

El Gobierno anunció ayer una serie de medidas económicas para paliar los efectos que la crisis del coronavirus está teniendo y tendrá en los trabajadores con un apartado concreto destinado a los autónomos, un colectivo heterogéneo especialmente afectado por la situación. Sin embargo, a tenor de las declaraciones vertidas desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), organización que representa al 70% del sector, están no son ni suficientes ni responden a sus reclamaciones.

Las medidas del Gobierno destinadas a ayudar a los autónomos a sobrellevar la crisis del coronavirus no convencen a la mayoría del sector. (Foto: AP Photo/Manu Fernandez)

Para entender el malestar que las ayudas del Ejecutivo de Pedro Sánchez han generado hay que empezar por saber cuáles son estas. Como explican en Cinco Días, se trata de una prestación por cese de actividad o por la reducción en un 75% de la facturación teniendo en cuenta la medida de ingresos de los seis meses previos. Esa prestación, en el 80% de los casos, supondrá un ingreso de 661 euros ya que se corresponde con el 70% de base mínima reguladora por la que se cotice, que en 8 de cada 10 casos es la mínima, 944,40 euros.

Lo que ha hecho el Gobierno es facilitar el cobro de esta prestación que en realidad ya existía, pero a la que era muy complicado acceder por la cantidad de requisitos que se exigían. Las nuevas condiciones son que quien la solicita debería estar dado de alta en el momento en el fue declarado el estado de alarma, estar al corriente de pago -se da un margen de 30 días para ponerse al día en caso de no estarlo- y haber cesado la actividad por la situación desencadenada por el coronavirus o haber visto reducida la facturación a un 25%. La prestación se podrá cobrar durante un mes, aunque podría prolongarse en el tiempo si el estado de alarma se extiende más allá de las cuatro semanas.

Además, ese mismo decreto ley establece, según el explica La Vanguardia, que aquellos empresarios que tengan una plantilla de menos de 50 trabajadores y apliquen un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) vinculado a la situación actual no tendrán que pagar las cuotas a la Seguridad Social de sus empleados. En el caso de negocios con más de 50 trabajadores, deberán abonar el 25%. Hasta ahora las cotizaciones corrían a cargo del empleador.

Estas son las medidas dictadas y que no han contentado a la mayoría de autónomos, como ha expresado Lorenzo Amor, presidente de ATA, que se ha mostrado especialmente crítico con Pedro Sánchez y su Gobierno, a que acusa de haber dejado “en la cuneta” al colectivo.

“Facilita la prestación de paro que ya tenemos y cotizamos por ella pero no suspende las cuotas de autónomos en un momento donde no ingresamos nada… No está con los autónomos y no tiene ni idea de lo que necesitan autónomos”, ha escrito en su perfil de Twitter Lorenzo Amor.

La vicepresidenta de ATA, Mayte Mazuelas, se ha manifestado en la misma línea en declaraciones realizadas a 20 Minutos. “El Gobierno no ha entendido bien el clamor de los autónomos, no es cobrar la prestación por cese de actividad. Si la prestación por cese de actividad ya la teníamos, solo faltaría que cuando un autónomo fuera a cobrar su paro por fuerza mayor, como es la crisis del coronavirus, se la negaran”, ha sentenciado.

Como explica, lo que se reclamaba era que se “suspendieran las cuotas, que suspendieran las cotizaciones en estos momentos, porque estamos en nuestras casas sin actividad, sin facturar, pagando alquileres, la luz, el agua, impuestos, cotizaciones…”.

Desde la UATAE, otra organización que representa a autónomos, aunque en menor medida, y cercana a Comisiones Obreras, como señalan en 20 Minutos, han calificado estas medidas como “un balón de oxígeno”.

Cómo interpretar el siguiente mapa sobre el coronavirus:

- El color morado representa un caso positivo de coronavirus confirmado

- La calavera en color rojo, el caso de una muerte confirmada

- Una cruz en color verde representa un caso descartado

- Un verde con un botiquín representa un contagio superado o curado

- Una interrogación en amarillo representa uno o varios casos sospechosos

-Al hacer click en cada icono, aparece más información detallada al respecto

Más historias que te pueden interesar: