El plan de Kim Jong-un para enfrentar el brote de Covid que podría llevar a Corea del Norte a la catástrofe

·8 min de lectura
En esta foto proporcionada por el gobierno de Corea del Norte, el líder norcoreano, Kim Jong-un, visita una farmacia en Pyongyang, el 15 de mayo pasado
En esta foto proporcionada por el gobierno de Corea del Norte, el líder norcoreano, Kim Jong-un, visita una farmacia en Pyongyang, el 15 de mayo pasado

SEÚL - Cuando el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, reconoció un brote de Covid-19 la semana pasada, ordenó a su gobierno que aprendiera del “éxito” de China en la lucha contra el virus. Lo que no dijo es que un intento de seguir la respuesta pandémica de China podría llevar a su empobrecido país a la catástrofe.

China ha recurrido a estrictos cierres, pruebas masivas y vacunaciones para mantener bajos los casos durante la pandemia. Corea del Norte -que, según admite, está experimentando un brote explosivo del virus- carece de la terapéutica básica y de los suministros de alimentos que China movilizó para aplicar las restricciones extremas que se observan en ciudades como Wuhan, Xi’an y Shanghai.

Empleados de una verdulería en la calle Mirae Scientists llevan tomates para suministrar a los residentes que se quedan en casa mientras el Estado aumenta las medidas para detener la propagación de enfermedades en Pyongyang, Corea del Norte, el lunes 16 de mayo de 2022.
Jon Chol Jin


Empleados de una verdulería en la calle Mirae Scientists llevan tomates para suministrar a los residentes que se quedan en casa mientras el Estado aumenta las medidas para detener la propagación de enfermedades en Pyongyang, Corea del Norte, el lunes 16 de mayo de 2022. (Jon Chol Jin/)

Ahora, los expertos en salud pública advierten que el deseo de Kim de seguir el modelo chino solo empeorará el impacto de un desastre que se extiende rápidamente. El número de nuevos pacientes sospechosos en Corea del Norte ya se ha disparado, pasando de 18.000 el pasado jueves a cientos de miles al día esta semana, aunque es imposible conocer la verdadera magnitud del brote.

Corea del Norte se consideró libre de Covid-19 durante dos años hasta que confirmó un brote por primera vez el pasado jueves. La mayoría de la población no está vacunada, y el país está tan aislado que cuando se calcula que murieron dos millones de personas durante una hambruna a mediados de la década de 1990, el mundo exterior no se enteró hasta que los cadáveres de norcoreanos famélicos empezaron a aparecer a lo largo del río poco profundo que hace frontera con China.

Sin suficientes kits de pruebas para medir con precisión el tamaño del brote, Corea del Norte se ha basado en el número de “personas encontradas con fiebre”, no en el número de personas que han dado positivo en las pruebas del virus. Informó de 62 muertes entre casi 1,7 millones de pacientes sospechosos. El miércoles, los medios de comunicación estatales afirmaron que un millón de personas ya se habían recuperado de la fiebre, aunque los expertos dudan de que las cifras comunicadas por Corea del Norte sean fiables.

No creo que Corea del Norte sea honesta con el número de muertes”, dijo Jacob Lee, especialista en enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Hallym, en Corea del Sur. “Es probable que esté minimizando esa cifra para ayudar a controlar a su pueblo”.

Un empleado de la Oficina de Gestión de Medicamentos del Distrito de Daesong en Pyongyang proporciona medicamentos a un residente mientras el Estado aumenta las medidas para detener la propagación de enfermedades en Pyongyang, Corea del Norte, el lunes 16 de mayo de 2022.
Jon Chol Jin


Un empleado de la Oficina de Gestión de Medicamentos del Distrito de Daesong en Pyongyang proporciona medicamentos a un residente mientras el Estado aumenta las medidas para detener la propagación de enfermedades en Pyongyang, Corea del Norte, el lunes 16 de mayo de 2022. (Jon Chol Jin/)

Corea del Norte no puede alimentar a su propio pueblo en los mejores tiempos. Su sistema de raciones estatales se derrumbó durante la hambruna de la década de 1990 y nunca se recuperó, dejando a la gente a su suerte. Si los norcoreanos fueran sometidos al tipo de encierro extremo visto en China, dicen los expertos en salud externos, el gobierno sería incapaz de satisfacer las necesidades básicas.

“Para los norcoreanos, eso significaría que el país volvería al sistema de racionamiento”, dijo Lee. “Dudo que funcione. Incluso China tuvo dificultades con la logística y el suministro de alimentos para la gente en las ciudades bloqueadas.”

Medidas contra el brote

Corea del Norte parece estar siguiendo una estrategia similar a la de China, pero con variaciones. Ha ordenado el cierre de todas las ciudades y condados, pero les ha instado a seguir “organizando el trabajo y la producción”. Aunque se ha prohibido el tránsito entre ciudades y condados, la gente sigue pudiendo moverse dentro de sus distritos y presentarse a trabajar en granjas y fábricas, según Asia Press, un sitio web con sede en Japón que informa sobre Corea del Norte con la ayuda de informantes dentro del país.

Empleados de la fábrica de prendas de punto Songyo en el distrito de Songyo desinfectan el suelo de trabajo en Pyongyang, Corea del Norte, el miércoles 18 de mayo de 2022, después de que Kim Jong Un dijera el martes que su partido trataría el brote del país bajo la emergencia de estado.
Jon Chol Jin


Empleados de la fábrica de prendas de punto Songyo en el distrito de Songyo desinfectan el suelo de trabajo en Pyongyang, Corea del Norte, el miércoles 18 de mayo de 2022, después de que Kim Jong Un dijera el martes que su partido trataría el brote del país bajo la emergencia de estado. (Jon Chol Jin/)

También se ha llevado a cabo una amplia campaña de control de la temperatura en fábricas y complejos residenciales, y se ha permitido a la gente acudir a los mercados informales para comprar alimentos y otros artículos de primera necesidad, según Asia Press.

El cierre de los mercados informales podría ser devastador porque la mayoría de los norcoreanos dependen de ellos para complementar sus escasas raciones gubernamentales. “No creo que el régimen llegue a cerrar los mercados por completo”, dijo Lee Tae-kyung, que trabajó como médico en Corea del Norte hasta que huyó del país en 2006 como parte de una corriente de refugiados. “Cuando lo intentó en el pasado, la gente se defendió gritando a la policía. Es una cuestión de vida o muerte”.

En contraste con los elogios de Kim a las políticas chinas sobre el coronavirus, un número creciente de organizaciones sanitarias y líderes mundiales las han criticado por considerarlas insostenibles. Las fronteras de China permanecen cerradas y rara vez han permitido la visita de expertos externos desde que comenzó la pandemia. La inversión extranjera se está agotando, y algunos jóvenes con formación están abandonando el país antes que vivir otro cierre.

“Países como Corea del Sur podrían luchar contra un brote de ómicron con un número relativamente bajo de víctimas mortales porque tienen sólidos sistemas de salud pública, altas tasas de vacunación y terapéuticas, y porque su población está relativamente sana y bien alimentada”, dijo Jung Jae-hun, profesor de medicina preventiva en la Universidad de Gachon, en Corea del Sur, refiriéndose a una variante del virus. “Corea del Norte no tiene nada de eso”.

Un empleado de la Fábrica de Productos de Higiene Dental de Pyongyang desinfecta el suelo de un comedor mientras el Estado aumenta las medidas para detener la propagación de enfermedades en Pyongyang, Corea del Norte, el lunes 16 de mayo de 2022.
Cha Song Ho


Un empleado de la Fábrica de Productos de Higiene Dental de Pyongyang desinfecta el suelo de un comedor mientras el Estado aumenta las medidas para detener la propagación de enfermedades en Pyongyang, Corea del Norte, el lunes 16 de mayo de 2022. (Cha Song Ho/)

El origen del brote norcoreano aún no está claro, pero en las últimas semanas, Kim movilizó a decenas de miles de personas sin máscaras para un gran desfile militar en Pyongyang, la capital, para celebrar la creciente capacidad nuclear del país. También movilizó a estudiantes y trabajadores para que ayudaran a plantar arroz en el campo este mes, una tarea extremadamente importante en una nación que sufre una escasez crónica de grano.

Las autoridades norcoreanas detectaron por primera vez infecciones en un grupo de estudiantes universitarios que asistieron al desfile militar, entre ellos uno que aparentemente se contagió de un pariente que había visitado recientemente China, dijo Daily NK, un sitio web con sede en Seúl que informa sobre Corea del Norte. Los medios de comunicación estatales norcoreanos informaron de que se habían detectado más casos de fiebre en Pyongyang, así como en las provincias del sur, donde tuvo lugar la mayor parte de la siembra de arroz.

Cuando el brote se hizo público la semana pasada, rápidamente se puso de manifiesto que la hermética nación estaba desesperadamente desprevenida. Las autoridades norcoreanas afirmaron que los casos de fiebre comenzaron a propagarse a finales del mes pasado. Pero hasta el sábado, el país sólo había confirmado 168 casos de Covid, según Ryu Yong-chol, un funcionario de control de enfermedades que apareció en la televisión estatal el lunes.

Los medicamentos proporcionados por el Estado no se han suministrado correctamente a tiempo a los habitantes a través de las farmacias”, admitió Kim.

En esta foto proporcionada por el gobierno de Corea del Norte, un médico visita a una familia durante una actividad para el público sobre las medidas de prevención del COVID-19, en Pyongyang, Corea del Norte, el martes 17 de mayo de 2022.
En esta foto proporcionada por el gobierno de Corea del Norte, un médico visita a una familia durante una actividad para el público sobre las medidas de prevención del COVID-19, en Pyongyang, Corea del Norte, el martes 17 de mayo de 2022.


En esta foto proporcionada por el gobierno de Corea del Norte, un médico visita a una familia durante una actividad para el público sobre las medidas de prevención del COVID-19, en Pyongyang, Corea del Norte, el martes 17 de mayo de 2022.

El enfoque aislacionista de China en la pandemia puede ser lo que más atraiga a Kim en su intento de responder a la crisis y mantener su autoridad divina sobre su pueblo. Cuando Seúl intentó enviar una invitación para discutir la ayuda relacionada con la pandemia esta semana, Corea del Norte se negó a aceptarla. También ha rechazado las donaciones de Covax, el programa mundial de vacunas. El país nunca ha explicado oficialmente el motivo, pero se ha mostrado reacio a aceptar envíos de ayuda que requieran que se permita la entrada de observadores en el país.

Los medios de comunicación surcoreanos informaron el martes de que tres aviones de carga norcoreanos hicieron un viaje de ida y vuelta a la ciudad nororiental china de Shenyang el lunes para recoger 150 toneladas de ayuda de emergencia. El Ministerio de Asuntos Exteriores chino declinó confirmar el informe.

Sin embargo, Lee, el médico que trabajó en Corea del Norte, duda que la situación mejore pronto. “Lo que usted considera malo es diferente de lo que el régimen norcoreano considera malo”, dijo. “Cuando millones de personas murieron durante la hambruna, el régimen no se inmutó”.

Choe Sang-Hun

The New York Times

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente