La copia de ideas descaradamente genial de 'Free Guy'

·7 min de lectura

Por Alberto Cano.- Me enteré de la existencia de un proyecto como Free Guy con el lanzamiento de su tráiler el pasado 2020. “Del estudio que te trajo La bella y la bestia y Aladdin… Dos veces”, comenzaba bromeando aquel avance antes de mostrarnos a un Ryan Reynolds en su salsa adentrándose en un vivaz universo de videojuegos repleto de acción y detalles. Semejante declaración de intenciones no podía no captar mi atención, anticipando una comedia muy loca, divertida y plagada de referencias a los videojuegos y a la cultura popular. Y su argumento oficial así lo confirmaba, presentándonos la historia de un PNJ (personaje no jugable) que empieza a adquirir consciencia y a darse cuenta de que, al igual que muchas de las personas que le rodean, no es más que un mero decorado al servicio de los jugadores reales que pueblan un videojuego.

La idea parecía muy fresca y original, tomando una serie de ideas bastante divergentes entre sí que parecían converger con mucho estilo en pantalla. Pero cuando tuve ocasión de ver la película y empecé a ver todos estos conceptos en ejecución, lo cierto es que la sensación empezó a ser un poco contraria, dejándome la impresión de que todo lo que estaba desfilando ante las cámaras eran cosas que ya había visto en muchas ocasiones.

Póster de Free Guy (20th Century Studios)
Póster de Free Guy (20th Century Studios)

Y es que tras la potente presentación del universo donde transcurre Free Guy, un videojuego en línea llamado Free City, te das cuenta de que ese personaje percatándose de estar atrapado en una realidad diferente a la que él creía guarda mucho en común con un mítico título de los 90, que ese mundo virtual donde personas del mundo real entran con sus avatares también se vio en el último blockbuster de un aclamado director, o que esa lluvia de referencias a otros videojuegos y franquicias con tono cómico también fue una de las grandes bazas de una de las cintas de animación más admiradas de la pasada década.

Como se puede deducir, Free Guy, no deja de ser una sucesión de ideas muy similares (a veces incluso de forma descarada) a películas como El show de Truman, Ready Player One de Steven Spielberg o La LEGO Película, pudiendo recordar también a otros títulos como Rompe Ralph de Disney. Y en este sentido, a priori, tuve cierta sensación de chasco, puesto que tras ver sus avances lo que me apetecía al ver este nuevo trabajo de Ryan Reynolds era algo puramente fresco y original, algo que en medio de este actual panorama audiovisual liderado por grandes franquicias, infinidad de secuelas, remakes y reboots lograra marcar la diferencia. Sin embargo, y aunque a primera vista no era así, la película me demostró tener un punto fresco en este tsunami de ideas sacadas de otro sitio.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Si bien opino que tomar el punto de vista de un personaje no jugable de un videojuego, esos que están de mero decorado y no importan a nadie, podría haber dado juego para desarrollar ideas propias con las que jugar dentro de un universo tan lleno de detalles como el de la ciudad de Free City, al final la mezcla de conceptos sacados de películas que en su día funcionaron no es realmente un lastre. Más bien al contrario. Y es que aunque se eche en falta más originalidad de ideas, todo lo que circula por la pantalla en Free Guy resulta extremadamente divertido y disfrutable. Y al final, eso es lo que mayormente pides a un blockbuster de estas características.

Además, considero que tiene mérito coger conceptos tan dispares de diferentes películas y hacerlos sentir orgánicos, lo que tiene su explicación en que el director tras Free Guy es Shawn Levy, uno de los principales responsables de Stranger Things. Y ya sabemos sobre lo que se cimienta esta serie de Netflix, coger ideas y referencias de míticos títulos de los 80 y construir un universo a partir de todos ellos, justo lo que hace Free Guy. También hablamos de un cineasta con una amplia trayectoria en la comedia con cintas como Noche en el museo y en la ciencia-ficción con títulos como Acero Puro con Hugh Jackman, lo que le convertía en el perfecto candidato para ponerse tras las cámaras en esta nueva película protagonizada por Ryan Reynolds.

Para que tengáis una mejor percepción de esta copia de ideas, trataré de ejemplarlo de manera más detallada. Por ejemplo, todos aquellos que vieron Ready Player One de Steven Spielberg recordarán su universo repleto de referencias en cada uno de sus fotogramas, un hecho que nos mantuvo toda la película en vilo en busca de guiños a míticas películas, sagas, videojuegos o elementos de la cultura popular. Pues bien, Free Guy hace exactamente lo mismo, aunque, entiendo que por una razón obvia de presupuesto y derechos de licencias, de una forma más relajada.

Ryan Reynolds como Guy en Free Guy (Courtesy of 20th Century Studios)
Ryan Reynolds como Guy en Free Guy (Courtesy of 20th Century Studios)

Durante toda la película no paran de suceder cosas en los fondos de Free City mientras transcurre la acción principal, lo que nos hace estar al tanto mirando a cada rincón de la pantalla percatándonos de armas de videojuegos como Fornite, extras comportándose como personajes de Grand Theft Auto o referencias más directas como el propio personaje de Ryan Reynolds sacando utensilios de conocidos personajes de la casa Mouse. Además, claro esta que este universo de videojuegos que vemos en Free Guy tiene unas reglas y estructuras prácticamente idénticas a las de la película de Spielberg.

Por otro lado, la forma que tiene de generar humor a través de estos guiños es muy similar a la que ya vimos en La LEGO Película de Phil Lord y Christopher Miller. Por ejemplo, en aquella veíamos como la aparición repentina de personajes como los de Star Wars en medio de un universo loco donde cualquier cosa es posible era motivo de un aluvión de carcajadas, una estrategia a la que también recurre Free Guy. Y es que cuando, al final de la película, en medio de una batalla ves aparecer de forma espontanea un cameo de un personaje muy querido de una conocida saga de blockbusteres, se consigue el mismo efecto cómico desternillante.

Y luego está la copia al planteamiento de El show de Truman que comentaba al principio, la de un personaje inmerso en su rutinaria vida que empieza a percatarse que algo no va del todo bien. Al igual que todo cambiaba para el rol de Jim Carrey al darse cuenta de que era parte de un programa de televisión, el de Ryan Reynolds se ve en la misma situación cuando descubre que es un mero personaje secundario virtual de un videojuego. De hecho, el propio director Shawn Levy ha reconocido en entrevistas que El Show de Truman ha sido una de las inspiraciones principales de Free Guy.

Ryan Reynolds en Free Guy (Foto: 20th Century Studios)
Ryan Reynolds en Free Guy (Foto: 20th Century Studios)

Sin embargo, hay algunas referencias y conceptos que no acaban por cuajar, aunque la razón se explica en la limitación que tiene Free Guy en su calificación por edades para mayores de 13 años. Y es que el universo de Free City es un claro reflejo de videojuegos puramente adultos que dejan libertad total al jugador como Grand Theft Auto. Además, en pantalla estás viendo a Ryan Reynolds haciendo uso de su particular humor, lo que te hace echar en falta que la película se aferre a un estilo similar al de Deadpool y juegue con dichos guiños a un nivel más explícito.

Pero tal vez este solo fuera mi deseo de ver una película más adulta, al igual que esas expectativas iniciales que tuve de querer ver algo puramente original. Pero como bien digo, lo cierto es que este juego de referencias e ideas copiadas de cintas como El show de Truman o La LEGO Película funciona a las mil maravillas, dando como resultado una cinta donde cada guiño, aparición sorpresa o gag de comedia es un completo disfrute para el espectador. Por no hablar del gran trabajo cómico de Ryan Reynolds, su gran química en pantalla con Jodie Comer o sus buenas secuencias de acción. Uno de los blockbusters del verano.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente