¿Podría convertirse la Tierra en una nave espacial gigante?

·2 min de lectura
Photo credit: Adastra - Getty Images
Photo credit: Adastra - Getty Images

No vamos a mantener el suspense: sí, una civilización avanzada puede convertir su planeta en un transporte interestelar gigante para viajar por el cosmos, alcanzar y colonizar nuevos sistemas planetarios. Así lo cree la profesora Irina Romanosvskaya del Housten Community College, y no solo es posible sino que es probable que ya haya vida extraterrestre inteligente haciéndolo.

Romanosvskaya ha expuesto su teoría en un artículo reciente del International Journal of Astrobiology donde ha discutido las distintas formas de hacerlo posible y las “tecnofirmas” observables que dejarían estos planetas transportes. La estrella Gliese 433, por ejemplo, experimentó un sobrevuelo hace algunos miles de años. ¿Habría alguien al mando?

El artículo, que ha recogido Science Alert, distingue entre la migración interestelar mediante sobrevuelos de estrellas y la de planetas en flotación libre, y abre una delirante pero asombrosa, posibilidad para la Tierra. ¿Y si antes de que muera el Sol la humanidad -si seguimos por aquí- pudiera dirigirse flotando hacia otro sistema estelar? Tardaríamos unos cuantos años pero puede ser más fácil que encontrar y habilitar un planeta compatible con la vida en la Tierra. Y lo más importante, de este modo nos salvaríamos TODOS. Al menos, los que nos hayamos quedado en nuestro planeta madre antes de colonizar Marte; lo siento Ellon Musk.

Otra posibilidad sería apoderarse de un planeta o un satélite más manejable, como la Luna, para realizar el largo viaje. O mejor, hay pequeños planetas como en la Nube de Oort que envuelve nuestro sistema solar que se cree ya flotan de manera natural y que serían más fáciles de dominar. Y además son planetas helados, es decir, ¡agua!

"Los planetas que flotan libremente pueden proporcionar una gravedad superficial constante, grandes cantidades de espacio y recursos", argumenta Romanosvskaya. Y si tienen océanos superficiales y canales subterráneos “pueden proporcionar agua como recurso consumible y dar protección contra la radiación espacial". Las civilizaciones extraterrestres avanzas podrían incluso haber descubierto cómo hacerlos habitables para este fin.

Ella habla también del Sedna, un planeta enano con una órbita excéntrica en nuestro sistema solar profundo que podría emplearse como medio de escape. Pero el problema de convertirse en un “autoestopista galáctico” es que los planetas flotantes podrían quedarse sin calor en su núcleo o agotar sus reservas de agua. Así que, mejor, la Tierra.

"Por lo tanto, en lugar de hacer de los planetas que flotan libremente sus hogares permanentes”, concluye Romanovskaya, “las civilizaciones extraterrestres utilizarían los planetas que flotan libremente como transporte interestelar para alcanzar y colonizar otros sistemas planetarios".

¿No va siendo hora de que nosotros también nos pongamos en marcha?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente