¿Qué contiene el megaproyecto de ley de los demócratas en EE. UU.?

Aunque no es tan fuerte como la propuesta que el presidente Joe Biden imaginó para reconstruir las infraestructuras públicas y los sistemas de apoyo a las familias de Estados Unidos, el compromiso de los demócratas en materia de sanidad, cambio climático y estrategias de reducción del déficit, aún es sustancial.

El paquete, con un valor de 740.000 millones de dólares, aprobado el domingo por el Senado de Estados Unidos y que se encamina a la Cámara de Representantes, está lleno de prioridades del partido.

La norma busca limitar los costos de los medicamentos recetados a 2.000 dólares para las personas de la tercera edad, así como financiar parte del pago de los estadounidenses para el seguro médico privado. La inversión más alta se destinaría a la lucha contra el cambio climático durante una década.

Casi la mitad del dinero recaudado, 300.000 millones de dólares, se destinará a reducir el déficit federal. El proyecto se financiará con nuevos impuestos a las empresas, incluido un impuesto mínimo del 15% sobre las grandes empresas para garantizar que no dejen de pagar ningún impuesto, así como con el ahorro federal previsto gracias a la reducción de los costos de los medicamentos del 'Medicare', que serán negociados con las farmacéuticas.

La Ley de Reducción de la Inflación de 2022, proyecto de ley de 755 páginas, no deja claro cómo aliviará las presiones inflacionistas, aunque el impacto inmediato es que millones de estadounidenses vean un cierto alivio en la atención sanitaria y otros costos.

Las votaciones se ajustaron estrictamente a las líneas de los partidos en el Senado, con todos los demócratas a favor, todos los republicanos en contra, y la vicepresidenta Kamala Harris proporcionando un voto de desempate para la aprobación 51-50. Se espera que la Cámara de Representantes vote el viernes.

Esto incluye el proyecto de ley

La medida permitiría al programa de 'Medicare' negociar los precios de los medicamentos con receta con las compañías farmacéuticas, lo que ahorraría al Gobierno federal unos 288.000 millones de dólares a lo largo de 10 años de presupuesto.

Estos ingresos se destinarían a reducir los costos de los medicamentos para las personas mayores, con un tope de 2.000 dólares de desembolso para los adultos mayores que compren recetas en las farmacias. El dinero también serviría para ofrecer vacunas gratuitas a los mayores, que ahora son de los pocos que no tienen garantizado el acceso gratuito, según un documento.

Los precios de la insulina se limitarían a 35 dólares por dosis.

El proyecto de ley ampliaría asimismo los subsidios proporcionados durante la pandemia para ayudar a los estadounidenses que compran un seguro de salud por su cuenta. La anterior ayuda por pandemia expira este año, pero el proyecto de ley permitiría mantener la ayuda durante tres años más, reduciendo las primas de los seguros para las personas que compran sus propias pólizas de salud.

La mayor inversión para combatir el cambio climático

Se invertirían casi 375.000 millones de dólares a lo largo de la década en estrategias de lucha contra el cambio climático, incluyendo inversiones en la producción de energía renovable y rebajas fiscales para que los consumidores compren vehículos eléctricos nuevos o usados, una ventaja para productores como Tesla.

También se contempla unos 60.000 millones de dólares para un crédito fiscal para la fabricación de energía limpia y 30.000 millones de dólares para un crédito fiscal dedicado a la producción de energía eólica y solar. El proyecto de ley concede créditos fiscales para la energía nuclear y la tecnología de captura de carbono, en cuyo desarrollo han invertido millones de dólares algunas petroleras como 'Exxon Mobil'.

¿Cómo se financiaría el proyecto?

La mayor recaudación del proyecto de ley proviene de un impuesto mínimo del 15% sobre las empresas que obtienen más de 1.000 millones de dólares de beneficios anuales. Es una forma de tomar medidas drásticas contra unas 200 empresas estadounidenses que evitan pagar el tipo impositivo estándar del 21%.

El nuevo impuesto mínimo de sociedades entraría en vigor a partir del próximo ejercicio fiscal y recaudaría más de 258.000 millones de dólares a lo largo de la década.

Con AP