La conspiración de 'El Sultán'

·1 min de lectura

Hürrem está decidida a acabar con la vida de Ibrahim Pasha, aunque esto destroce el corazón de Hatice en El Sultán. La mujer recurre a una especie de brujo y le encarga un veneno que mate, poco a poco, y sin dejar rastro al Gran Visir. Mientras se maquina está conspiración en contra de la mano derecha del Sultán, Hatice se pone de parto.

El alumbramiento es complicado y el niño, al nacer, no respira. Todos se miran, creyendo que el niño ha muerto. Sin embargo, Hürrem comienza a reanimarle y el recién nacido empieza a llorar. Su corazón le ha impedido dejar morir al hijo de su gran enemigo. Ibrahim le da las gracias por haberle salvado al vida a su primogénito.

Federico inicia un plan para rescatar a Isabella

Por otro lado, la princesa Isabella trata de huir a caballo del palacio, pero tiene un accidente en sus alrededor y termina cayendo del animal. Al tratar de levantarse, se da cuenta de que se dañó la muñeca. Solimán, que pasaba por el lugar, auxilia a la jove e, insulso, la lleva de regreso a su alcoba. A su vez, Federico ya se ha enterado del secuestro de su amada y piensa mover cielo y tierra para rescatarla.

Además, Hürrem descubre que Solimán ha decidido aumentar la mensualidad que le da a Mahidevran para que esta pueda construir nuevas propiedad que, posteriormente, heredarán sus hijos y futuros nietos. La mujer no está de acuerdo con que su gran rival tenga este sorprendente beneficio y así se lo hace saber al Sultán