Consiente a tu cabello

Gabrimar Lascurain

 

GettyImages-485221591

Sé que muchas veces apenas cuentas con el tiempo necesario para cumplir con tus actividades y responsabilidades; sin embargo, así como tu piel y tu cuerpo requieren de ciertos cuidados, tu cabello también los necesita para que luzca hermoso y en buen estado. Así que es importante que de vez en cuando le regales algunos mimos extras y lo consientas.

Hoy, aquí, te presento algunas prácticas que pueden ayudar a tu pelo; elige la que mejor se acomode a tus necesidades:

Shiatsu en la ducha

Si lo que buscas es un cabello sano, mientras lavas la cabeza hazte un masaje shiatsu. Con las yemas de los dedos realiza suaves y lentos movimientos circulares en el cuero cabelludo. Sitúa las manos en la coronilla y baja hacia la base del cuello, muy despacio. Pon una mano en la parte delantera de la cabeza y la otra en la trasera y, simultáneamente, masajea de igual manera. Presiona fuertemente la zona durante diez segundos. Acompaña tu masaje con un champú que contenga, de preferencia, extracto de menta, avena o camomila.

Este tipo de masaje, además de relajarte, ayuda a calmar los cueros cabelludos que tienden a irritarse.

GYM capilar

Aunque no lo creas, tu cabello también se estresa con el ajetreado ritmo de vida que llevamos. Así que darle un respiro no está de más; reserva en tu apretada agenda solo diez minutos a la semana (no es mucho, ¿o sí?) y date un merecido masaje.

Si lo logras hacer, verás que con una sola sesión alivias tu cansancio, te relajas y embelleces tu cabello. El gym capilar consigue estimular la circulación sanguínea y tonifica los poros capilares, por lo que, en casos de pérdida de cabello o caspa, es aún más recomendable. Un punto importante: si tú tienes cabello graso debes tomar cierta precaución, ya que tanta estimulación podría acelerar la producción de glándulas sebáceas.

El paso a paso de un masaje capilar

  1. Elige un momento tranquilo del día; apaga el celular, prepara el lugar con música relajante y, quizá, utiliza alguna esencia en un difusor que ayude a lograr este estado. No tengas prisa, dedícate por lo menos quince minutos de relax.
  2. Siéntate inclinando la cabeza hacia las rodillas, libera la tensión de la cabeza. Une tus manos por detrás de la nuca e inicia desde ahí el masaje con la yema de los dedos; realiza movimientos circulares.
  3. Presta especial atención a las partes laterales. Ejerce un poco de mayor presión en las sienes, con movimientos circulares de abajo hacia arriba.
  4. Con los pulgares presiona la parte superior del cráneo, desde la frente hasta la nuca.
  5. Realiza movimientos circulares abarcando toda la cabeza, desde la nuca hacia la cara, para terminar tonificando el cuero cabelludo.
  6. Ojo: el masaje capilar nunca debe hacerse durante la hora del baño, ya que es cuando los poros se encuentran más abiertos y el pelo se puede desprender más fácilmente.

Date un bálsamo

Para mantener tu cabello fuerte y bien hidratado nada como las mascarillas, cremas reparadoras y sérums revitalizantes de última generación. ¿Notas que tu cabello se encuentra seco, encrespado y poroso? En estos casos no es suficiente con el champú y el acondicionador; cada quince días es conveniente aplicar alguna mascarilla o crema nutritiva que hidrate tu cabello. Esta es una costumbre que debes adoptar durante todo el año.

Lo más adecuado es que utilices un suavizante cada vez que laves tu cabello y una mascarilla una vez por semana. Ahora, si notas que tu cabello lo necesita, especialmente en las estaciones extremas como son el verano y el invierno, puedes usar una mascarilla todos los días.

En el mercado, las principales firmas de productos capilares tienen mascarillas y cremas específicas para hidratar, fortalecer y devolver al cabello el brillo perdido.

No lo olvides, cuida tu pelo como lo haces con otras partes de tu cuerpo. Éste te lo agradecerá.

Recuerda… ¡tú generas el cambio!