¿Puede considerarse un alimento saludable la gelatina?

La gelatina es uno de esos productos típicos en los hogares españoles. Y no solo en nuestras casas, los centros hospitalarios suelen incluirla en sus menús por considerarla un postre saludable. Pero, ¿es realmente sana? La dietista y nutricionista Marta Lorenzo, colaboradora de ¡HOLA! responde a esta duda.

- Relacionado: El uso de la gelatina en cocina

Contenido nutricional de la gelatina

Se trata de un alimento rico en proteínas. Su ingrediente principal es el colágeno, que debería proceder de huesos, cartílagos y tendones de animales como, por ejemplo, el cerdo. ¿Por qué decimos ‘debería’? Porque la gelatina rica en colágeno sería la pura y natural, que además es baja en grasas o, incluso, exenta de ellas y sin azúcares.

Sin embargo, la que consumimos no siempre tiene estas características nutricionales. De hecho, hay que leer muy bien las etiquetas de las que se comercializan hoy en día, incluso, la de aquellas que llevan el reclamo ‘light’. Y es que no suelen ser, precisamente, un alimento saludable, ya que su contenido en proteínas es muy bajo y  son el azúcar y los aromatizantes los ingredientes que predominan.

Por tanto, si queremos escoger la gelatina más sana, hay que mirar el etiquetado. La gelatina neutra y pura prácticamente solo contiene proteína y nada de hidratos de carbono (azúcares) ni grasas.

- Relacionado: Gelatina de frutos rojos

Para quién está indicada

La gelatina puede ser de gran ayuda para las personas que están siguiendo una dieta, ya que es un alimento saciante y calma la ansiedad por el dulce.

Pero además, puede resultar beneficiosa en otros casos como:

  • Si haces mucho deporte: la gelatina neutra natural puede ayudar a los deportistas a recuperarse de sus lesiones por su alto contenido en proteínas, ya que estas se caracterizan por su capacidad para recuperar tejidos. Pero nunca debemos olvidar que la gelatina sería un complemento proteico añadido a la dieta, no el único alimento rico en proteínas que ingiramos, porque a pesar de tener un alto contenido en estos macronutrientes, carece de todos los aminoácidos esenciales, lo que implica que no contiene la proteína completa y, por ello, necesita el aporte de las proteínas de otro alimento para conseguir la recuperación de los tejidos.
  • Para hidratar a las personas ancianas: en esta etapa de la vida, empezamos a tener problemas a la hora de masticar debido a nuestra dentadura. Esto conlleva que, sin darnos cuenta, eliminemos de nuestra alimentación alimentos que nos cuesta masticar e ingerir, resultando ser la mayoría de ellos alimentos proteicos, principalmente, la carne. Pues bien, la gelatina pura puede ser la solución para conseguir una ingesta adecuada de proteínas por su facilidad a la hora de comerla. En los hospitales o geriátricos, el aporte de este producto a los ancianos, aparte de por lo ya referido, también se debe a su capacidad de hidratación, un problema importante en este colectivo por su falta de sensación de sed.
  • Diabéticos: si se trata de gelatina pura y neutra, es decir, rica en proteínas y sin azúcares, no hay problema en consumirla. Si se trata de la gelatina comercial, hay que mirar el etiquetado y asegurarse de que no contiene hidratos de carbono del tipo azúcares.

- Relacionado: Gelatina de tomate sobre crujiente de pan

¿Cómo podemos conseguir gelatina neutra y pura más natural y saludable?

Algunos negocios y centros comerciales pueden tenerla, pero también la puedes hacerla tú misma. Es muy sencillo y poco engorroso. Aquí tienes la receta:

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de polvos de gelatina neutra.
  • 2 vasos de zumo de alguna fruta ( la que más te guste)
  • Edulcorante natural a elección: como por ejemplo miel, estevia o panela. (Si la fruta es muy dulce, puedes prescindir del edulcorante)
  • 1 taza de agua o té.

Preparación:

Coge recipiente para calentar los polvos mezclados con agua hasta que se disuelvan; retira del fuego, espera a que se enfríe un poco y añade el zumo de fruta junto con el edulcorante. Mezcla bien para evitar grumos. Tapa el recipiente y refrigera para que se enfríe y  se solidifique.