La clave para vestir bien pasados los 50, según las expertas

·4 min de lectura

La moda femenina hace ya tiempo que se deshizo de corsés y ataduras. No nos referimos literalmente, cuando hace un siglo aproximadamente Coco Chanel reinventó el armario femenina, sino de manera figurada: los prejuicios han saltado por los aires y con ello todo aquello que estaba escrito.

Ni existen combinaciones de colores o prendas inadecuadas, ni el protocolo en según qué contextos es tan estricto, ni hay que vestir de una determinada manera en base a la fecha de nacimiento que ponga en el dni. Toda esta rigidez es parte del pasado y está evolución se aprecia especialmente en la moda más allá de los 50.

Jennifer López, Cate Blanchett, Rania de Jordania, Salma Hayek, Nicole Kidman, Sarah Jessica Parker, Jennifer Aniston, Maribel Verdú, Máxima de Holanda… ¿sabes lo que tienen en común estas mujeres más allá de su condición de personajes públicos? Que todas han cumplido ya el medio centenar de años. Y este mismo año lo hará en septiembre la reina Letizia, y en poco más de dos hará lo propio otro icono de estilo nacional, Penélope Cruz. No hay un solo nombre de las citadas en este párrafo que no deslumbre por su estilo personal. Armarios antagónicos en muchos casos los suyos pero ninguno es lo que en otro momento no tan lejano en el tiempo se catalogaría como propio de una mujer más allá de los 50.

Puedes pensar que jugamos con ventaja dando nombres de mujeres que por su posición social y también su exposición pública no son ejemplos “reales” que reflejen lo que ocurre a pie de calle. Pero hay otro argumento de peso para demostrar que este cambio en la concepción de la moda más allá de los 50 es imparable: las redes sociales.

vestir bien pasados los 50
Sarah Jessica Parker, una de las actrices más elegantes con más de 50 años (Photo by: Charles Sykes/Bravo/NBCU Photo Bank via Getty Images)

Tendemos a pensar, porque así lo era en origen, igual que primer lo fueron los blogs, que Instagram, la red social que más y mejor encaja con la moda, es un espacio exclusivo de los jóvenes. Que las influencers son mujeres que no alcanzan los 40 años. Es una percepción sin base empírica, pero ponemos una mano en el fuego porque sea así. Seguro que tú también lo crees. Sin embargo, la realidad es muy distinta, ya que existe un nutrido número de mujeres activas en esta red social con perfiles de moda muy cuidados que ya hace tiempo que dejaron atrás los 50 años. Y, de verdad, no son “cuatro”; es más, solamente en nuestro país hay ya varios ejemplos que debes conocer.

El más conocido, al menos el caso más viral en los últimos tiempos, es el de la bilbaína Carmen Gimeno, que a sus 58 años rompe todos los esquemas preconcebidos sobre cómo debe vestir una mujer elegante y estilista de su edad. Lo hace con combinaciones cromáticas para todos los gustos, casi siempre arriesgadas al estar sostenidas por colores vivos, alejados de los tonos conservadores como el negro, los grises o el blanco. No renuncia a ellos, pero los verdes, amarillos, rojos o morados incluso tienen una cuota mayor de protagonismo en sus looks.

Algo parecido ocurre con las deportivas y el calzado plano, elemento común en casi todos sus estilismos. A priori, muchos seguimos pensando en que este es un calzado de jóvenes, y el ejemplo de Carmen Gimeno nos demuestra que este pensamiento está completamente obsoleto. Si no te lo crees, revisa sus outfits rematados con unas Vans en los pies. Las deportivas, junto a los colores alegres y los pantalones, sobre todo rectos y holgados, son las tres claves principales de un armario lleno de personalidad y buen gusto donde prima la comodidad y la versatilidad que ya ha conquistado a más de 225.000 personas.

El de Gimeno es el ejemplo más simbólico de esta nueva forma de entender la moda más allá de los 50, pero no el único. Nombres como el de Grece Ghanem, que supera ya los 700.000 seguidores en Instagram gracias a su inconfundible estilo personal, más atrevido y sofisticado que el de Carmen Gimeno e igual de estiloso; el de Susi Rejano, que interpreta con un exquisito gusto los clásicos del armario femenino en clave contemporánea y por ello hay más de 600.000 usuarios de la red social siguiendo sus looks; o el de Patrízia Casarini, una interiorista que tiene un armario que es la envidia de sus 200.000 seguidores, son otros tres ejemplos de la teoría expuesta a lo largo de esta pieza: los 50 son, más que nunca, simplemente un número en cuestión de estilo.

Más historias que te puedan interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente