Consejos para elegir la lámpara ideal y ahorrar en la factura de la luz

modern living room interior with sofa
Elige la lámpara ideal y consigue un mayor ahorroasbe

La luz artificial es una herramienta básica para mejorar la vida diaria; de este modo, se consiguen espacios más funcionales y bellos. Sin embargo, no solemos utilizarla correctamente o compramos lámparas para el hogar que, en el fondo, no son funcionales o suponen un gasto energético innecesario.

Para resolver esta cuestión, es conveniente valorar las posibles soluciones con las que, básicamente, se pueda lograr una mejora en la iluminación del hogar, pero ¿cuáles son las ideas más apropiadas a tener en cuenta antes de elegir una lampara para el hogar? A continuación, te presentamos una serie de consejos óptimos para ahorrar en la factura de la luz y mejorar la calidad de la luz en los interiores.

LEDs: ¿Cuáles son sus ventajas?

Las luces LED ofrecen una gran ventaja: no se calientan. Se pueden colocar en cualquier lugar, además de ser las más duraderas, ahorrativas y de estar libres de mercurio. Según las necesidades, pueden usarse bombillas, dicroicras, dowlights, proyectores, paneles y lámparas para diferentes temperaturas de color.

Por otro lado, hay que señalar que tienen una mayor duración en el tiempo, no se deterioran tan fácilmente, no tardan en encenderse y tienen una función ecológica. Por eso, hay que valorar la idea de que, en realidad, son muy prácticas y fáciles de utilizar, sin olvidar que ofrecen una luz intensa muy interesante mientras se puede ahorrar en energía y en la factura de la luz.

Luz cálida, fría o neutra

Esta denominación depende de la temperatura de color. La fría se acerca a los tonos azules; es potente y muy clara, más indicada para espacios con mucho movimiento y actividad o en los que se quiera dar un aspecto aséptico: baños, cocinas, etc. Aun así, es importante que sea una iluminación LED para garantizar el ahorro y no gastar tanto.

La luz cálida es percibida por el ojo en color ámbar. Destaca relieves, texturas y colores, por lo que resulta apropiada como luz ambiental y también para zonas de relax y descanso, como los dormitorios. Además, ayuda a la concentración y transmite templanza.

La neutra se encuentra entre ambos tipos. Es suave, perfecta como luz general y también de estudio, pues incentiva la concentración y la confortabilidad ambiental. No obstante, se recomienda combinar distintas temperaturas de color para obtener diferentes efectos.

books and lamp in reading corner
Francesco Carta fotografo

Luz de ambiente decorativa

Para iluminar la casa, esta luz te permite crear un clima concreto en cada estancia, siendo más íntimo, dramático y teatral. Hay muchas posibilidades: lámparas de pie o de sobremesa con regulador de intesidad, regletas de leds bajo los muebles, tecnología LED y tono de luz RGB que generan cambios de color e intensidad, etc.

En realidad, esta es una de las tendencias de iluminación para otoño-invierno. No solo te van a ayudar en el ahorro de energía, sino que también colaboran en la decoración. Si vas a comprar una lámpara para casa, valora muy bien el tipo de iluminación y escoge aquella que reduzca el consumo, que ayude a crear un ambiente cómodo y que tenga la suficiente intensidad para iluminar.

¡Ojo con el exceso! Una estancia sobreiluminada no es cómoda.

Iluminación de obras de arte y decoración

La luz puntual y dirigida es la adecuada. Focos o proyectores de carril son muy prácticos, así como los "ojos mágicos", un avanzado sistema de iluminación para cuadros y esculturas con pequeñísimos puntos luminosos que pueden ocultarse en falsos techos.

De todas formas, este tipo de iluminación es más estética que funcional; por eso, trata de darle más utilidad de la que pueda parecer. Coloca la luz en puntos en los que, además, se ilumine la decoración u obras de arte mientras también se irradia luz a la estancia. Eso sí, en el caso de que quieras poner luz a algún elemento decorativo en concreto, apágala cuando no la necesites y pon en práctica ciertos hábitos que te harán gastar menos.

Cómo elegir la lámpara de mesa adecuada

Las lámparas de sobremesa son el complemento perfecto para la decoración. Con o sin pantalla, con cable o táctil, aportan calidez, crean ambientes muy personales y ayudan a mantener un ambiente sosegado y tranquilo. Además, se pueden relacionar muy bien con la decoración y con otras lámparas de pie para mantener una misma línea estética.

¡Que no deslumbre! Nunca la sitúes cerca del televisor. En realidad, es interesante que esté próxima al sofá; por eso, asegúrate que la parte baja de la lámpara quede por debajo del nivel de los ojos. Y en la mesilla, colócala a 50 cm de la almohada, siendo un recurso muy funcional para la lectura. Elige un modelo de 15 cm para cuartos infantiles, de 30 cm en la mesilla de noche y de 40 cm o más en zonas de estar y recibidores.

Tal y como se ha mencionado anteriormente, la bombilla más adecuada es la de tipo LED, ya que gasta menos y dura más; además, es un recurso clave para ahorrar en la economía doméstica. Elige un tono de luz cálida para dormitorios y salones, y fría o blanca en rincones donde se vayan a realizar labores funcionales.

luces de dormitorio
Carlina Teteris

Una luz para cada mesa

Lámparas de comedor: Si la mesa de comedor es redonda o cuadrada y no muy grande, coloca una sola lámpara. Si se trata de un modelo rectangular amplio, instala al menos dos lámparas en las cabeceras y a unos 75-80 cm del tablero para que no deslumbren. No obstante, las lámparas de techo bonitas, modernas y originales quedan muy bien para la decoración del comedor.

De trabajo: La luz directa es la mejor. En cuanto al tipo de color, hay que tener en cuenta que la luz blanca nos mantiene despiertos, pero la cálida cansa menos la vista. La idea es que se pueda decorar un rincón de trabajo para que sea más eficaz.

Barra de cocina: Coloca dos o tres lámparas suspendidas o regletas de techo con focos dirigibles. Hay lámparas de techo muy interesantes con estilos de todo tipo para decorar la cocina.

luz cálida
Kwanchai Khammuean / EyeEm