Consejos para decorar un despacho de teletrabajo de diseño en casa

·3 min de lectura
Photo credit: vitra
Photo credit: vitra

Tener un espacio de oficina o despacho en casa ha pasado de ser algo anecdótico a ser algo habitual y prácticamente imprescindible. En tiempo de teletrabajo, el despacho (si tenemos espacio para tenerlo en casa) ha pasado a ser una realidad. Sin embargo, en muchas ocasiones aprender a decorarlo y dotarlo de los elementos necesarios combinando funcionalidad y diseño, puede ser complicado. Y es que la mayoría de las piezas pensadas para un espacio de oficina suelen primar una estética esencial y casi básica dando como resultado espacios sin personalidad. Por eso, hemos decidido ayudarte con este pequeña guía para aprender a decorar un despacho de diseño. Desde la mesa, hasta la silla de oficina pasando por las plantas y la iluminación. Todo importa.

El escritorio, un básico en el que puedes innovar

Es lo primero en lo que pensamos y en lo que menos solemos atrevernos a probar cosas nuevas. ¿La opción más obvia? Una mesa en color blanco, habitualmente de madera lacada y con algo de espacio de almacenamiento. Sin embargo, puedes optar por opciones algo menos convencionales como un escritorio de cristal templado (y elegir piezas de almacenamiento independendientes, ya que esos modelos no suelen contar con cajones) o con mesas de estilo más vintage. ¿Eres de los que necesita mucho espacio y trabaja habitualmente con las manos? Un buen escritorio tipo mesa de trabajo puede dar un aire muy natural a tu despacho.

Photo credit: DR
Photo credit: DR
Photo credit: DR
Photo credit: DR
Photo credit: SKLUM
Photo credit: SKLUM

Un asiento de bien

Otro de los esenciales en una zona de despacho o trabajo en casa es la silla de escritorio. Aquí las cosas sí que pueden llegar a ser un verdadero drama porque puede ser bastante complicado encontrar comodidad, funcionalidad y buen diseño. Recuerda que, si vas a pasar muchas horas en esa butaca, debes elegir una ergonómicamente adapta y de buena calidad. Si quieres aligerar la intensidad del espacio y que fomente la iluminación intenta no elegir una butaca en color negro, aunque sea el más habitual en estos diseños. Otras opciones pueden ser colores como el mostaza, el rosa, el blanco o acabados como la piel. Si de todas formas no quieres arriesgar en exceso, puedes decantarte por asientos de oficina icónicos y que marcaron una era como los diseñados por Ray y Charles Eames. Si no pasas demasiadas horas sentado en ella, puedes elegir un asiento tipo banco de trabajo, son sencillos y fáciles de mover.

Photo credit: VITRA
Photo credit: VITRA
Photo credit: EL CORTE INGLES
Photo credit: EL CORTE INGLES
Photo credit: archITONICS
Photo credit: archITONICS

La iluminación lo es todo

Primero, antes de elegir cualquier tipo de luz artificial, en un espacio de trabajo debes intentar aprovechar al máximo la luz natural. Para ello, es mejor si te sitúas cerca de una ventana, evitando elementos que se interpongan entre la claridad y la pantalla o espacio de trabajo. Eso si, recuerda que lo mejor es que la luz te incida de manera lateral, ya que si la tienes enfrente te costará enfocar la pantalla o puede deslumbrarte y en tu espalda generará incómodas sombras. Una vez hecho esto, en una oficina lo más aconsejable suele ser que dispongas de una luz neutra de 4000k y de tipo LED como base y que puedas apoyar esa luz con fuentes complementarias. Y ahí es donde entra la decoración. Puedes elegir pequeñas lámparas de mesa o de pie de aspecto funcional pero buen diseño y con toques de color para dar el toque definitivo a tu despacho. ¿Nuestras favoritas? Las de aie retro.

Photo credit: HAY
Photo credit: HAY
Photo credit: EL CORTE INGLES
Photo credit: EL CORTE INGLES
Photo credit: KAVE HOME
Photo credit: KAVE HOME

El toque final

¿Quién dijo que un espacio de oficina o de trabajo debe ser neutro e insustancial? Todo lo contrario, la ciencia ha demostrado que sentirnos a gusto con lo que nos rodea y pasamos horas en nuestra zona de trabajo, por eso también debe ser estética. Aunque no es lo habitual puedes apostar por elementos textiles, por ejemplo un plaid sobre la silla puede darle un toque muy acogedor, añadir una original alfombra (que además ayudará a proteger el suelo si tu butaca tiene ruedas) o hasta cojines. ¿Más piezas? Espejos para dar amplitud, papeleras de diseño, guardalápices, bandejas... En las paredes, la creatividad puede ser total: planos, carteles antiguos, originales ilustraciones, obras de arte...

Photo credit: kave home
Photo credit: kave home
Photo credit: HAY
Photo credit: HAY
Photo credit: kave home
Photo credit: kave home
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente