Consejos y trucos para pintar las paredes de tu casa tú mismo y ahorrar dinero

·4 min de lectura
Photo credit: Valentine
Photo credit: Valentine

¿Ha llegado el momento de pintar tu casa y has decidido hacerlo tú para ahorrar algo de dinero? Anota estos consejos, el resultado será perfecto. Si te atrae la filosofía feng shui, revisa los colores y combinaciones que debes utilizar para pintar la casa y conseguir un efecto zen.

Photo credit: Valentine
Photo credit: Valentine

Según los expertos, hay que pintar las paredes cada 5 años. Si quieres hacerlo tú mismo, elige una fecha y decide qué tonos y pintura vas a usar. La plástica al agua es lavable y transpirable; la sintética, es muy resistente y la pintura monocapa, cubre en tan solo una pasada. Déjate aconsejar a la hora de calcular la cantidad y anota la referencia del color.

Cómo pintar la casa tú mismo

Aunque la mejor época para renovar la pintura de tu casa es la primavera o el verano, siempre tienes que tener en cuenta tus necesidades y la humedad relativa del aire, porque si es superior al 70% no ayuda a obtener un buen secado, tanto en el interior como en el exterior de la casa.

Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

Revisa bien las paredes para eliminar las imperfecciones. Es importante que repares las grietas y tapes los agujeros que hayas hecho para colocar estanterías o colgar cuadros. Antes de dar la primera mano de pintura, limpia la superficie de la pared con agua y jabón, así eliminarás el polvo y otros restos. ¿Tienes moho en la pared? Pues utiliza un limpiador natural elaborada con agua y un chorrito de lejía.

Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

Según informan expertos de Brico Depôt, antes de pintar, conviene que apliques una capa de imprimación para mejorar la adherencia de la doble mano de pintura que necesitarás para tener un buen acabado. Si te animas a pintar la fachada de tu casa, lo mejor es aplicar dos manos a toda la superficie con un revestimiento específico para fachadas que tenga agua potable en un 5 % o 10 %.

¿Qué se pinta primero en la casa?

Conviene que empieces a dar la primera mano de pintura en la habitación con menos muebles, porque se va a convertir en tu centro de operaciones. Un buen lugar puede ser el despacho o rincón de trabajo te ayudará a mantener despejado el pasillo y la entrada a las habitaciones, vacía los muebles más pesados, para poder moverlos con facilidad, y agrúpalos en el centro.

Photo credit: Alexandra/The Masie
Photo credit: Alexandra/The Masie

Aprovecha el espacio de la parte superior e inferior de las mesas para colocar cajas y sillas y tumba los cuadros y los objetos delicados para evitar que se caigan y se rompan. Una vez formados los islotes, cubre todo muy bien con plástico o con sábanas viejas. Limpia las paredes, repara las grietas y rellena los agujeros con masilla. Empieza pintando el techo y continua después con las paredes, siempre de arriba hacia abajo.

Materiales necesarios para pintar

Compra rodillos de varias medidas con alguna extensión para llegar al techo. Uno de 18 a 22 cm de ancho y de grosor medio es el ideal para no salpicar. Y brochas y pinceles para los rincones y esquinas.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Ten a mano una espátula, masilla, cinta de carrocero y papel o plástico protector, aunque puedes usar sábanas viejas. La cinta de carrocero es perfecta para cubrir los marcos de las puertas y ventanas; zócalos y esquinas del techo y quítala antes de que se seque la pintura. Tapa los interruptores y enchufes y cubre las manecillas y pomos con papel de aluminio.

¿Cuáles son los colores más bonitos para pintar?

Descubre cuáles son los mejore colores para pintar cada habitación de la casa, según una diseñadora de interiores. Ten en cuenta que las superficies del baño y la cocina necesitan pinturas en acabado semi-mate que sea muy resistente y que resulte fácil de limpiar. Las paredes pueden ser el lugar favorito de microorganismo, hongos o bacterias, así que elige bien.

Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

Si vas a pintar el baño, retira todos los muebles y artículos, incluso los que estén fijos, como toalleros o portarrollos de papel higiénico y guarda los tornillos en bolsas. Forra el suelo con papel y tapa los grifos y el cabezal de la ducha con bolsas de plástico.

Photo credit: Hearst
Photo credit: Hearst

Si decides pintar la cocina, despeja la encimera y cubre con plástico los electrodomésticos y los bordes de los azulejos, evitarás las salpicaduras. Traslada a otra habitación los alimentos que no estén envasados y mantén una buena ventilación.