Cómo conseguir la ‘cream skin’ de la que presumen las coreanas

Photo credit: Daniele Venturelli - Getty Images
Photo credit: Daniele Venturelli - Getty Images

Las coreanas son el gran ejemplo de una piel perfecta, impoluta, sin imperfecciones, ideal… En fin, envidiable. Con razón desde allí llegan las nuevas tendencias en protocolos de belleza y tratamientos cosméticos. Una de las nuevas modas es la ‘cream skin’, la última maravilla surgida del país asiático y que está llamada a triunfar. “Acompaña a la perfección el ritmo frenético con el que vivimos. La ‘cream skin’ consiste en conseguir una piel luminosa, jugosa, hidratada y, sobre todo, natural”, subraya Anastasia Koz, CEO y cofundadora de Koss, marca de cosmética coreana.

Pero, ¿cómo conseguirla? “Con productos multifuncionales de texturas cremosas, cosméticos que cumplan más de un paso en nuestra rutina. Se trata de poner en marcha la filosofía “menos es más” fichando cosméticos todoterreno para acortar nuestras rutinas, hacerlas más rápidas, agradables y, sobre todo, eficaces. La ‘cream skin’ es la respuesta a la demanda de una rutina más fácil, para obtener una tez hidratada, suave y flexible sin tener que hacer una larga rutina de 10 pasos. ¿El objetivo? Lograr un acabado más hidratado y satinado, a diferencia del acabado brillante que buscaba la tendencia “glass skin”, añade Koz.

Así formulado parece fácil, pero conseguir ese cutis iluminado y ultrahidratante sin que parezca grasiento tiene su truco. “La ‘cream skin’ es lo más parecido a tener la piel recién hidratada o, aún mejor, como si acabaras de hacerte un tratamiento en cabina. Ahora bien, la clave está en darle una preparación y unos cuidados previos: limpieza facial diaria, mañana y noche, y exfoliación con la frecuencia y los cosméticos que cada piel requiera. Tras la limpieza en profundidad, aconsejo activar la microcirculación empleando un miniguante de silicona. Contiene puntas redondeadas que preparan la piel para que los principios activos que emplees a continuación penetren mejor. Si además realizas un masaje ascendente, estarás reafirmando, elevando pómulos y definiendo el óvalo facial”, revela la esteticista Carmen Navarro.

¿Qué cosméticos usar?

Sabiendo cuáles son los prolegómenos de la rutina de belleza, vayamos al meollo de la cuestión: ¿cuántos y qué productos se necesitan para ese acabado final de piel resplandeciente que procura la ‘cream skin’? Lo ideal sería usar tan sólo uno o dos productos híbridos entre estas posibilidades: tónico, esencia, sérum y crema, revela Koz. Igual de importante es elegir los componentes de esos productos. Según explica Carmen Navarro, para conseguir ese efecto luminoso pero no brillante –recuerda que no es lo mismo– es fundamental aplicar cosméticos que eviten la deshidratación y mantengan la piel jugosa. “Los ingredientes activos que ayudan a incrementar ese efecto y lograr la ‘cream skin’ son el ácido hialurónico y la vitamina C, responsables de mantener el nivel óptimo de hidratación, mejorar el tono de la piel y aportar uniformidad. Su efecto reparador es también más que notable. A continuación, no puede faltar la crema hidratante que cada piel exija, sin olvidar el factor de protección solar como sello final”, puntualiza.

Si te estás preguntando si la ‘cream skin’ es apta para tu piel, la respuesta es sí, es posible conseguir este efecto en todo tipo de pieles. “Después de la tendencia de los últimos años de hacer rutinas extensas y con muchos productos, podemos observar que la ‘cream skin’ encaja con todo tipo de pieles. Las más sensibles agradecen usar menos cosméticos y se sienten felices de tener pocos activos, pero los acertados. Las pieles grasas siempre fueron fans de una rutina minimalista, que les ayude a regular la producción de sebo y las mantenga hidratadas, sin ser pesadas, así como las pieles mixtas. Quizás, en este caso, las pieles secas podrían pedir algún plus, como una mascarilla más a menudo o una esencia extra para los días de frío para lograr ese ‘look’ natural, hidratado y satinado”, afirma la CEO de Koss.

¿Cómo aplicarse el maquillaje?

En un acabado de ‘cream skin’ también te puedes maquillar, pero no de cualquier forma. “Cuando llega el momento del maquillaje, el tipo de productos escogidos son clave. Si tienes tiempo, te recomiendo que te sumes al truco de los maquilladores de estrellas como Julia Roberts. Aplica una mascarilla de hidrogel o celulosa, con una elevada concentración cosmética que aportará jugosidad y confort. No olvides que también te servirá de prebase, consiguiendo que luzcas perfecta durante horas”, sugiere Carmen Navarro.

Eso para los fines de semana, pero si a diario vas con prisas, tampoco tienes por qué renunciar a la ‘cream skin’ con maquillaje. “Cuando no te sobra ni un minuto el ‘primer’ se convierte en imprescindible para unificar y reducir la sensación de poros abiertos. A la hora del maquillaje, mejor texturas ligeras y un corrector de ojeras que no apelmace. Conviene retocar a media mañana antes que acumular maquillaje que se cuartea y acaba con el efecto que estamos buscando de ‘cream skin’. No olvides un toque de colorete en tonos corales, ligero y muy suave, casi imperceptible”, concluye Navarro.

¿El colofón? Si quieres asegurar la excelencia de ese maquillaje ‘cream skin’, nada mejor que realizar un tratamiento en cabina, al menos una vez al mes, con el fin de retirar impurezas y células muertas. Las pieles fatigadas notarán especialmente ese aporte de oxígeno y luminosidad, intensificando el resultado de la ‘cream skin’.