¿Conoces todo sobre tu cuerpo y ciclo menstrual?

Datos curiosos que probablemente no sabías sobre este estado natural de las mujeres que es parte de la biología humana. ¡Fuera mitos y complejos!

a menstruación puede ser una molestia para las mujeres y todo un misterio para los hombres, pero debemos saber que es natural y totalmente necesaria. (Foto: iStock/Getty)

Aunque cada vez más mujeres están más liberadas, todavía existen tabús en torno a la menstruación. Y es que durante años, muchos aspectos sobre la salud íntima femenina han permanecido ‘ocultos’. Por suerte, estamos dejando atrás el ostracismo y hoy se puede hablar con naturalidad de este y otros aspectos femeninos sin que tengamos que avergonzarnos o sentir pudor.

Para tirar por tierra falsos mitos Intimina, compañía dedicada a cuidar los aspectos de la salud íntima femenina, ha elaborado un listado de datos interesantes y sorprendentes sobre el periodo, recordando que la regla no debe vivirse a escondidas ya que es un estado natural de la mujer y parte de la biología humana.

No solo es sangre

Aproximadamente, cada mes, los ovarios liberan un óvulo. Los días previos, el tejido del útero comienza a hacerse más grueso por el exceso de sangre y tejido. Si el óvulo es fertilizado por el semen, se adhiere a las paredes del endometrio donde comienza poco a poco a desarrollarse el embrión. Sin embargo, si el óvulo no es fertilizado, esa capa de sangre gruesa –al igual que el óvulo no fertilizado– es expulsada por el cuerpo a través de la vagina.

En concreto, el fluido menstrual que expulsan las mujeres cada mes se compone, además de sangre, de secreciones vaginales, células, lípidos, proteínas y partes del endometrio.

No huele 

El fluido menstrual no huele hasta que no se expone al aire. Muchas mujeres, al llevar compresas y tampones, experimentan ciertas molestias debido a los olores que emana el fluido si se ponen en contacto con el exterior.

¿Hay que usar tampones siempre? No tienes por qué. Puede que nos vendan la idea de que es lo mejor pero aunque te cueste escoger entre los productos de higiene femenina, conviene ir probando para ver cúal se ajusta más a tus gustos y necesidades. (Foto: Getty)

Por ello, una buena solución para evitarlo es sustituir las compresas y tampones por una copa menstrual. Este producto para la higiene íntima – como la Lily Cup – se introduce en el interior de la vagina. Tras abrirse, se produce un efecto vacío entre los bordes de la copa y las paredes de la vagina, permitiendo que el flujo menstrual quede dentro y no haya escapes. Al recoger el líquido, la sangre no entra en contacto con el aire, por lo que se evitan los olores que sí provocan los otros productos para el periodo.

Las prostaglandinas son las causantes del dolor menstrual

Durante la expulsión del tejido del endometrio, los músculos del útero se contraen para eliminar el exceso de sangre y tejido fuera del cuerpo. El dolor que se suele experimentar durante la llegada del periodo se debe a que los músculos se contraen y relajan, lo que comprime los vasos sanguíneos de la pared del útero. Esto limita el flujo de oxígeno y sangre en el útero y provoca el dolor.

Además, para ayudar al útero en la expulsión del tejido del endometrio, el cuerpo genera un grupo de hormonas llamadas prostaglandinas, que son las responsables de que se sufran molestias durante el periodo. De hecho, cuantas más hormonas de este tipo produzca el cuerpo, los dolores serán más intensos.

El útero es muy extensible

Aunque durante el ciclo, las mujeres noten su útero muy grande, es cierto que solo mide entre 7 cm de largo y 5 cm de ancho, aproximadamente como el tamaño de una pera. Sin embargo, lo realmente sorprendente es su capacidad de crecimiento durante el embarazo, llegando a estirarse hasta un 500% más.

El estrógeno aumenta el deseo sexual, mientras que la progesterona, lo suprime. Ambas hormonas varían en función del momento en el que se encuentren del ciclo menstrual. Esto, explica por qué muchas mujeres tienen más deseo sexual durante el periodo y no en otros momentos. (Foto: Getty)

Se elimina muy poca cantidad de fluido menstrual

Lo cierto, y aunque parezca lo contrario, las mujeres solo expulsan durante todos los días que les dura el ciclo, lo equivalente a cuatro cucharadas. Es decir, entre 25ml y 80ml.

El hecho de pensar que se elimina gran cantidad de flujo se debe al uso de tampones y compresas. Estos productos absorben la totalidad del fluido, por lo que se hace muy complicado averiguar cuánto se está expulsando. Por el contrario, las copas menstruales, como la Lily Cup de Intimina, no absorben el flujo, sino que lo recogen, por lo que pueden ayudar a la mujer a realizar un seguimiento de la cantidad de líquido que se pierde cada mes y observar con mayor facilidad cualquier cambio.

De hecho, puede llevarse puesta hasta 12 horas puesta, por lo que control de la cantidad de flujo es mayor.

Los orgasmos suelen aliviar los dolores del periodo

Mantener relaciones sexuales durante el ciclo puede aliviar los dolores menstruales. De hecho, los orgasmos provocan una liberación de oxitocina, dopamina y algunas endorfinas que actúan como analgésicos naturales. Asimismo, alcanzar el orgasmo puede disminuir el riesgo de sufrir endometriosis, una enfermedad común que afecta a muchas mujeres y que causa dolores pélvicos y relaciones sexuales dolorosas.

Por eso, tener la regla puede hacer que tengas más ganas de mantener relaciones sexuales. Y no es raro ni malo. Algunas mujeres no se sienten cómodas con el hecho de tener sexo con el sangrado, pero no es nada perjudicial e incluso a muchas les resulta más placentero por la disminución de progesterona, la causante de que nos baje la líbido.

Además, hay otros factores que influyen como aliviar los dolores de la menstruación y el contar con una mayor lubricación vaginal. Eso sí, ten en cuenta que aunque haya menos posibilidades puedes quedarte embarazada durante la menstruación.

Otras falsas ideas que nos han vendido es que no puedes ducharte ni bañarte en la piscina o en la playa, que no es bueno realizar ejercicio, tomar ciertos alimento o hacer mayonesa. ¡Por favor! No te lo creas. Todos estos mitos relacionados con la vida sexual, la higiene, la alimentación y la regla son totalmente falsos.

¡Ah! Y la menstruación no tiene la culpa de los tan cacareados cambios de humor femeninos. Que quede claro:  tener la regla no nos vuelve locas ni provoca episodios de histeria. Aunque muchas mujeres tengan el Síndrome Premenstrual, los cambios de humor no están exclusivamente relacionados con la menstruación. Además,

Si quieres saber más sobre tu ciclo menstrual, anticoncepción y sexo seguro, infórmate en www.nomasdudas.es.

También te puede interesar:

¿Irritación y picor vulvar? Nunca, si tu pareja sexual usa esto

¿Harta del condón, la píldora y la dichosa menstruación?

Este preservativo cambia de color si detecta una enfermedad sexual