¿Conoces el 'punto del millón de dólares'?

Es la llave del placer masculino, junto con el punto L y el punto P. Estimular, de forma adecuada, cualquiera de estas zonas erógenas produce orgasmos mucho más intensos. Te descubrimos la trilogía erótica masculina

Recurrir a nuevas alternativas para enriquecer, motivar o dar un cambio a nuestra vida sexual siempre es bueno. Eso sí, es importante tener confianza y respetar los deseos del otro.(Foto: iStock/Getty)
Recurrir a nuevas alternativas para enriquecer, motivar o dar un cambio a nuestra vida sexual siempre es bueno. Eso sí, es importante tener confianza y respetar los deseos del otro.(Foto: iStock/Getty)

Casi siempre solemos hablar del punto G femenino porque durante años ha sido el gran desconocido, y esto ha generado que las mujeres figieran los orgasmos generación tras generación. Sin embargo, en esta ocasión, nos centraremos en el clímax masculino. ¡Atención! Que no todo consiste en eyacular.

Según cuenta una experta sexóloga en el ABC, esto es todo lo que deberías saber sobre el centro del placer masculino para conseguir que los orgasmos de tu chico sean mucho más intensos.

EL PUNTO ‘L’: conocido popularme como el perineo se localiza entre la parte inferior de los testículos y del ano, en la parte exterior del músculo pubococcígeo (PC). Se dice que es “el músculo del amor”, dado su protagonismo en el terreno sexual.

Todos tenemos el músculo PC o pubocoxígeo. Este músculo esta situado alrededor del suelo pélvico. Es la banda muscular que yace en el fondo de la pelvis y y soporta todos los órganos sexuales y reproductivos así como la uretra y el recto. ¡Fortalécelo con ejercicios sencillos!

Antes de realizar estas maniobras es conveniente abordar el tema con anticipación para ver si ambos estáis dispuestos a explorar nuevas fuentes de placer. (Foto: Getty)
Antes de realizar estas maniobras es conveniente abordar el tema con anticipación para ver si ambos estáis dispuestos a explorar nuevas fuentes de placer. (Foto: Getty)

La mayoría de los hombres no lo saben, pero cuando están a punto de eyacular, la zona entre sus testículos y ano –donde se encuentra el músculo PC– empieza a contraerse involuntariamente. Para prevenir estas contracciones e incluso posponerlas tienes que entrenar estos músculos. Si lo consiues, el orgasmo será más lento y progresivo, pero a la vez más profundo y más fuerte.

EL PUNTO ‘P’: Situado dentro dentro del ano, a unos 7 centímetros de la entrada, para estimularlo hay que usar el dedo a modo de garfio hacia la próstata. Aunque es preferible comenzar estimulandolo de forma interna, con un masaje en el perineo y los bordes del ano para relajarlo y excitarlo. Una vez que se logre, la introducción del dedo debe ser muy suave (¡usa siempre un poco de lubricante!) presionando poco a poco, mientras se tiene una erección. Continúa hasta que sientas una pequeña “nuez”, cuando llegues ahí, estarás en el lugar indicado.

Ahora que has localizado el punto exacto, puedes probar diferentes cosas con tu chico para saber lo que os gusta. A lo mejor podéis usar algunos juguetes como tapones anales, masajeadores de próstata y bolas, que divertirán mucho a tu pareja. También puedes usar tu boca alrededor de esta zona, pero eso sí, daros una ducha antes.

Para estimular la próstata de forma se externa, se recomienda apoyar dos dedos sobre la franja de piel que hay entre los testículos y el ano, mientras se estimula.

“Realmente se puede abrir una nueva vía de placer para los hombres si están dispuestos a probarlo”, asegura al Confidencial Susan Milstein, profesora y educadora sexual en el Rockville Montgomery College (Maryland).

Dejad atrás mitos y tabúes, una conversación previa al sexo calentará el ambiente; así podréis comprobar que la próstata es el botón del éxtasis masculino. (Foto: Getty)
Dejad atrás mitos y tabúes, una conversación previa al sexo calentará el ambiente; así podréis comprobar que la próstata es el botón del éxtasis masculino. (Foto: Getty)

EL MENOS CONOCIDO : Ubicado justo delante del ano, se le conoce como el “punto del millón de dólares” porque eso era lo que cobraba un maestro taoísta para instruir sobre su localización.

Los taoístas, consideraban que eyacular suponía la pérdida de la energía vital, pero no deseaban privarse de los beneficios del orgasmo. Por eso, estimulaban “el punto del millón de dólares” situado en el perineo, entre el ano y los testículos. Si se presiona durante el orgasmo, se puede retener la eyaculación y continuar en la búsqueda de un nuevo orgasmo, aunque requiere bastante entrenamiento.

Presionar la base del pene se reducirá el impulso eyaculatorio en el hombre, potenciando la experiencia orgásmica y durabilidad. Debes localizar el punto exacto al aplicar presión con el dedo índice y el corazón, y notar como una pequeña hendidura. Mientras tú presionas, pídele a tu pareja que cotraiga hacia arriba sus músculos pélvicos, como si estuviera reteniendo la orina.

La ciencia detrás de esta técnica es la siguiente: cuando el orgasmo es inminente, la glándula prostataria (conocido como el punto G masculino) se expande y contrae rítmicamente antes de expulsar el semen por la uretra. Al aplicar presión sobre ‘el punto del millón de dólares’ se obstruirá la expulsión del flujo de semen.

¿Sabías de la existencia de estos puntos erógenos masculinos? ¿Te animarías a experimentar nuevos orgasmos?

También te puede interesar:

El pico sexual femenino (o por qué los 36 es la edad más deseada)

¿Has intentado tocarle ahí? Esto es lo que pasará (si te deja)

Este es el tipo de hombre que te va a ‘dar’ los mejores orgasmos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente