El Congreso inicia una semana frenética que culmina con el debate de sedición

Ruth del Moral

Madrid, 21 nov (EFE).- El Congreso inicia hoy una semana frenética en la que el Gobierno prevé superar sin dificultad la ley más importante del año: los presupuestos generales del Estado para 2023, aunque la semana culminará el jueves con el debate -entrada ya la noche- del impuesto a los ricos y de la reforma del delito de sedición.

Una semana política que, aunque en el Congreso comenzará este lunes a las 15:00, será inaugurada esta mañana por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que participará en la 68 Asamblea parlamentaria de la OTAN, en la que también intervendrá por videoconferencia el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski.

Con esta antesala comenzará en el Congreso un pleno presupuestario de cuatro días que terminará con la votación de los presupuestos el jueves por la tarde, pero que enganchará con otro pleno en el que se votarán los gravámenes a la banca y a las energéticas -incluido el impuesto a los ricos- y en el que se tomará en consideración la reforma del delito de sedición.

Las prisas del Ejecutivo por que los presupuestos y los nuevos impuestos entren en vigor el 1 de enero de 2023 han llevado a acelerar estas leyes en las Cortes y de paso a meter alguna otra en dos plenos maratonianos.

El segundo del jueves aprobará previsiblemente la proposición de Ley de PSOE y Unidas Podemos que pide reformar la sedición de forma urgente, para que también pueda estar lista a finales de año. Ello pese a las críticas de la oposición y a la batalla parlamentaria que han emprendido PP y Ciudadanos.

Así, mientras la formación naranja ha anunciado que presentará una moción en todos los ayuntamientos de España en los que tiene representación para pedir que se rechace la reforma del Código Penal, los populares llaman a la insumisión a algunos barones socialistas.

Lo cierto es que el debate de la sedición en la Cámara baja llegará el jueves por la noche, tras horas de votación de enmiendas a los presupuestos, aunque esto no garantiza que el cansancio haga mella en la oposición, sobre todo tras la intención de ERC de querer modificar también el delito de malversación a través de una enmienda a la ley.

Reclamación de los republicanos que ese día trasladarán al pleno, pese a que el Ejecutivo ha enfriado las expectativas después de que los socios de coalición, Unidas Podemos, y los aliados de investidura no vean claro la modificación de un delito que podría afectar a otros casos de corrupción.

También, la urgencia por tomar en consideración esta proposición de ley es motivo de queja para PP y Ciudadanos que consideran que el Gobierno "pasa el rodillo" en el Congreso vetando enmiendas para acelerar trámites.

Sin embargo, las críticas del PP al Gobierno llegarán antes del jueves; el martes, cuando el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, vuelva a tener su rifirrafe con Sánchez en el pleno del Senado y le pregunte directamente si "¿va a seguir reformando el Código Penal para favorecer a miembros de su partido y a sus socios de Gobierno?".

Una pregunta que Feijóo le espetará tras avisar que ha dado por roto el pacto constitucional "y que la unidad constitucional que ha inspirado siempre en 40 años al PP y al PSOE está sin efecto". Así se lo ha hecho saber en una entrevista en La Vanguardia en la que insiste en que "este" PSOE "está sometido a la parte del populismo de Podemos y a la parte del independentismo de Bildu y Esquerra".

Y es que las próximas semanas parlamentarias se prevén movidas, ya que el Ejecutivo también debería anunciar la sustitución de las nuevas ministras de Sanidad e Industria, Carolina Darias y Reyes Maroto, respectivamente tras ser candidatas a las alcaldías de las Palmas de Gran Canaria y Madrid. El calendario de primarias en el PSOE se abre justo esta semana, los días 21 y 22 de noviembre.

(c) Agencia EFE