¿Ha confirmado María José Camacho su supuesto romance con Iker Casillas?

·2 min de lectura
Iker Casillas credit:Bang Showbiz
Iker Casillas credit:Bang Showbiz

Hace solo unos días, tanto Iker Casillas como María José Camacho, viuda del exportero del FC Barcelona Francesc Arnau, salieron rápidamente a la palestra para desmentir los rumores que apuntaban a un sorprendente romance entre ellos, basados en una serie de fotos que les retrataban en actitud cariñosa a bordo de un barco. El que fuera guardameta del Real Madrid quiso desmentir tales informaciones con un contundente mensaje: "¿Nueva ilusión? No. ¿Nueva invención? Sí", escribía en sus redes.

La exfutbolista también reaccionó con mucha indignación a las conjeturas, pero ahora ha compartido en Instagram una bonita reflexión sobre el carrusel de sentimientos que no ha dejado de experimentar en tiempos recientes. Tan poéticas palabras no han pasado desapercibidas para los internautas, quienes las han interpretado como una especie de confesión sobre la ilusionante relación sentimental que mantendrían con el deportista.

"Conocer sin querer y acabar queriendo, sentir mucho en poco tiempo, cruzar miradas, abrazar fuerte… Los reencuentros, dejarte la garganta cantando. Todo vale la pena, incluso lo que duele, son momentos y si no los disfrutas, seguro que algo aprendes. Vivir intensamente la tranquilidad", ha reconocido la que fuera jugadora del Terrassa y de las categorías inferiores del Barça.

Sea como fuere, el entusiasmo y la ilusión que se desprenden de sus declaraciones, con independencia de si ha encontrado o no en Iker a su media naranja, son más que bienvenidos y merecidos para María José, quien hace solo un año hablaba en estos términos sobre la dura pérdida que sufrió con la temprana muerte de su esposo, de quien se especula que se lanzó a las vías del tren para poner fin a su vida voluntariamente.

"Ojalá hubiese podido despedirme de él. Le diría mil veces te quiero", señalaba emocionada en conversación con el diario La Nueva España, poco antes de reconocer que Arnau estaba especialmente estresado en medio de unas semanas de mucho trabajo. "Era ya casi mercado de fichajes y sé cómo funciona, el nivel de llamadas que hay y el estrés que puedes tener. Mi marido era muy perfeccionista. Empezó a dormir peor y yo le veía agobiado, aunque el equipo ya se había salvado. Me comentó algún problema en el trabajo, pero eran cosas normales", reveló sobre el que fuera director deportivo del Real Oviedo.