Confidencial | Cuántos días le quedan a Massa para comenzar a tener números económicos positivos

·4 min de lectura

Sergio Massa asumió como ministro de Economía con toda la pompa, plagado de una simbología más representativa de un cambio de gobierno que de la llegada de un ministro. La imagen de Alberto Fernández, saliendo con la cabeza gacha del escenario, por un costado y dejando el protagonismo exclusivo de la ceremonia al tigrense, sumado al canto fervoroso de sus partidarios del Frente Renovador, con su esposa, Malena Galmarini en el centro de la "barra", marcaron un cambio de época dentro del mismo período presidencial.

Pero claro, a Massa no le quedan 4 años por delante. Ni siquiera le queda el año que faltan para las primarias presidenciales. Le quedan 95 días.

"Cristina le dio 100 días a ver lo que hace, si consigue resultados sigue, sino habrá que ver que medida toma la Jefa. Acá hay que ordenar cosas para llegar a las elecciones en condiciones, así que nadie lo va a molestar en ese lapso", indica una fuente de la que conviene no dudar, cuando de kirchnerismo hablamos.

Tres dirigentes de altísimo nivel que no se relacionan entre sí, mencionaron el plazo de 100 días dado por Cristina a Massa, lo que no puede más que confirmar la idea de que, ese es el plazo que el superministro tiene para mostrar lo que puede hacer.

El ex intendente de Tigre claro, sabe que encara una carrera contra el tiempo. El sábado a la noche publicó un hilo en su cuenta de la red social Twitter, haciendo una suerte de rendición de cuentas de su gestión a solo tres días después de haber asumido, lo que exhibe la ansiedad por mostrarse vigoroso, activo y decidido. Y apurado.

Uno de los escenarios que demandó la atención, fue un eventual fracaso de Massa en ese brevísimo plazo. "No echarlo no sé, no se habló de eso, pero si esto no funciona, volverán las críticas internas, Sergio tiene que saber que se sumó al gobierno de Alberto y si las cosas salen mal va a pagar los costos", dice otra fuente cercana a la ex presidenta.

s
s

Cristina le dio 100 días a ver lo que hace, si consigue resultados sigue, sino habrá que ver qué pasa", dicen allegados k

Necesidad de obtener resultados positivos

Un opositor que suele jactarse de tener muy buena relación con La Cámpora en el Congreso indicó: "Capaz si esto les sale mal adelantan las elecciones. Vos fíjate: primero fracasó Alberto, después eventualmente Massa, nunca el kirchnerismo.

Sepultadas esas dos patas del frente de Todos, el kirchnerismo va elección por su cuenta, Wado (Eduardo De Pedro, ministro del Interior) va a las primarias con el voto K y las gana, después pierde las generales, pero se queda con un buen capital de votos y el ajuste lo tenemos que hacer nosotros", discurre el legendario legislador.

De Pedro es, sin duda, el candidato que tiene en mente Cristina para enfrentar las PASO 2023. "Es sólido políticamente, es un soldado de la causa, tiene a varios gobernadores en el bolsillo, no está visto como un talibán, es lo mejor que tenemos. Si saca un 35% de los votos en la presidencial, nos mantenemos fuertes para ser la oposición al ajuste que van a tener que hacer estos tipos, a los que les encanta el ajuste", describe una fuente del Instituto Patria.

Volviendo a los 100 días de Massa, lo mismos ya están corriendo y ya quedan 95. ¿Cuánto pudo hacer? Y poco. Los anuncios alcanzaron para mostrar hiperactividad, pero Juan Manzur, la solución a la dinámica política del gobierno, que debe reconocerse, estuvo dos años en modo slowly, también fue un torbellino las primeras dos semanas y después no pudo hacer nada.

Ese es el temor dentro del Frente Renovador, el espacio que contiene a Massa y que bramó de felicidad en la Casa Rosada el día de la asunción.

"El tema es la salida política, Sergio confía en los lazos que trabó con la oposición en el Congreso. Si perdemos a los diputados de (Juan) Grabois las leyes que hacen falta no van a salir. Y la calle se nos va a poner brava. Esto de no imprimir billetes también va a ser complejo. Las cuentas que dejó (Silvina) Batakis, sobre la caja vacía hasta para pagar los sueldos, no están equivocadas", dice el massista de la primera hora.

s
s

Massa se apura para tratar de lograr números positivos

Los desafíos en el corto plazo

Lo de los movimientos sociales y la calle es un verdadero problema. Mas allá de los reclamos por los planes, el Salario Básico Universal está en la agenda de todos ellos, y dicen, también de la propio Cristina. "La doctora quiere que el año que viene vayamos a elecciones con el Salario Básico Universal vigente", dicen cerca de la titular del Senado.

Y eso implica que la exigencia de Grabois, no es la un "loquito suelto", sino que responde a una estrategia kirchnerista. El problema es como compatibilizar ajuste con más planes, o peor, con un plan enorme y genérico. En síntesis, como compatibilizar Massa con Cristina. ¿Alberto? ¿Quién?.