Las conexiones del final de 'WandaVision' con el futuro del Universo Marvel (Spoilers)

Pedro J. García
·12 min de lectura

ADVERTENCIA: ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DEL ÚLTIMO EPISODIO DE WANDAVISION

¡Menudo viaje! WandaVision ha llegado a su final después de nueve episodios que nos han tenido pegados al televisor semana a semana y han copado la conversación en Internet desde su estreno en enero. La serie ha hecho que cada viernes se convierta en un acontecimiento para los fans de Marvel. Pero también para aquellos que se han animado a verla sin conocer el resto del Universo Marvel, atraídos por la curiosidad a este flamante y sorprendente experimento que ha sido la serie. Seguro que, aunque no la siguieras, te has topado con ella inevitablemente en más de una ocasión.

Había muchas expectativas depositadas en el desenlace, así como infinitas teorías alrededor de lo que nos deparaba el último episodio y sus sorpresas. Sin embargo, el final no se apoya en esto, sino que se desarrolla acorde al resto de la serie, enfocándose en los personajes y el duelo de Wanda Maximoff, cerrando emocionalmente este capítulo de su vida y del MCU a la vez que, como es costumbre, se prepara el terreno a base de guiños y escenas post-crédito para el futuro de este universo de ficción interconectado y en continua expansión.

Esto es lo que el final de WandaVision nos dice del futuro del Universo Marvel y los personajes que veremos en las próximas series y películas de la saga.

©Marvel Studios 2021. All Rights Reserved.
©Marvel Studios 2021. All Rights Reserved.

WandaVision pilló a muchos por sorpresa. La primera serie de Marvel para Disney+ comenzó como un homenaje a las comedias de situación clásicas, llevándonos en un recorrido desconcertante, pero también fascinante por la historia de la televisión norteamericana a través de las décadas. El formato inicial de la serie generó dudas y dividió a la audiencia, pero semana a semana, las sitcom fueron dando paso a la acción tradicional de Marvel mientras la historia desgranaba el proceso psicológico de Wanda (Elizabeth Olsen) lidiando con la pérdida de su amado Visión (Paul Bettany), ganando así cada vez más adeptos y apasionados defensores.

Las dudas iniciales se disiparon en cuanto la serie empezó a destapar su cartas. Estábamos ante la historia más original y experimental que nos ha dado Marvel en sus ya más de doce años de existencia. Usando el lenguaje televisivo, WandaVision construyó un mundo propio para su Bruja Escarlata en el que nos hemos adentrado en su atormentada mente para vivir junto a ella su inmenso dolor. El resultado ha sido una serie estimulante en todos los sentidos, con la que Marvel eleva su listón narrativo para demostrarnos que es capaz de salirse del molde y encontrar nuevas formas de contar historias de superhéroes.

Pero WandaVision ha encontrado la manera de ser algo distinto y a la vez una ficción 100% Marvel. Y cómo no, esto se debe a la labor de orfebrería que es el diseño de este universo compartido, en el que ningún detalle está puesto al azar y todo tiene una razón de ser, enlazándose con el pasado y el futuro de la macrohistoria que nos están contando desde que todo comenzó en 2008 con Iron Man. Como no podía ser de otra manera, el último capítulo de WandaVision pone punto y final a este arco argumental en concreto, pero le da un punto y seguido tanto a la historia de sus protagonistas como a la del Universo Marvel en general.

ADVERTENCIA... COMIENZAN LOS SPOILERS...

WandaVision termina por todo lo alto (literalmente) con un completo episodio que funciona como clímax cinematográfico, con una gran batalla final entre Wanda (ya convertida oficialmente en Bruja Escarlata) y la villana principal de la serie, la bruja Agatha Harkness (Kathryn Hahn), paralela a un enfrentamiento de corte más filosófico entre las dos Visiones; un enorme despliegue de acción y efectos visuales que la ponen a la altura de las películas de Marvel, haciéndonos sentir lo mismo que en el cine, solo que confinados en nuestro hogar.

Y no solo cumple con el listón que se había puesto a sí misma con los capítulos anteriores, sino que además le da a todos los personajes, principales y secundarios, su momento para brillar, desde la familia de Wanda y Visión hasta nuestra adorada Darcy (Kat Dennings), que solo le basta una breve escena para acabar ella solita con otro de los villanos, el director de S.W.O.R.D. Tyler Hayward (Josh Stamberg), y despedirse así con un buen golpe de efecto.

Agatha Harkness (©Marvel Studios 2021/Suzanne Tenner)
Agatha Harkness (©Marvel Studios 2021/Suzanne Tenner)

Claro que no todo transcurre en este final como los fans esperaban. Y este es el principal reto al que se enfrentaba la serie. Las expectativas estaban tan altas que era inevitable que más de uno saliera decepcionado del final al no ajustarse a la idea que se habían hecho de él o al esperar más. En las últimas semanas, las teorías sobre lo que veríamos en el capítulo se han disparado. Los propios actores lo han alimentado con declaraciones sobre giros sorpresa y cameos explosivos, y claro, los fans no han podido evitar montarse películas. A lo que ha contribuido el hecho de tener tiempo entre capítulo y capítulo para especular y fantasear.

Concretamente, había mucha expectación con respecto a las conexiones con los siguientes capítulos del Universo Marvel, tanto en cine como en Disney+. Los aficionados al cómic y conocedores de la historia de Marvel en viñetas elucubraron teorías sobre otro villano en la sombra: Mephisto, personaje fuertemente ligado a la historia de Wanda. Este nombre se ha mencionado tantas veces en redes sociales que ya forma parte no oficial de la serie, aunque finalmente dicho personaje no apareciera en ella. Muchos creían que el personaje de Evan Peters (el falso Pietro Maximoff) era Mephisto camuflado. Pues bien, en el último capítulo se desvela que en realidad es un vecino más de Westview, aparentemente un actor de tres al cuarto llamado Ralph Bohner, que fue usado como marioneta por Agatha para atormentar a Wanda. Toda una patada en la espinilla para los que esperaban que detrás de la aparición de Quicksilver hubiera algo más que un chiste.

Al final, WandaVision ha concluido haciendo hincapié en sus personajes, y concretamente en el recorrido emocional de Wanda y su relación con Visión, dándonos una despedida entre ellos de esas que encogen el corazón y dejan con las lágrimas en los ojos. De eso va WandaVision, de un amor más grande que cualquier dimensión y de la aflicción que supone perderlo y enfrentarse a la vida sin él. Por eso, que no hayan aparecido Mephisto, Reed Richards (Cuatro Fantásticos) o ni siquiera Doctor Strange (cuyo cameo era el más posible debido que Elizabeth Olsen participará en la secuela), o que no haya habido mención a los mutantes o introducción de los X-Men, no debería funcionar en detrimento de la serie ni empañar su final, que ha sido plenamente satisfactorio en lo que se proponía. Al fin y al cabo, deberíamos valorarla por lo que es, y no por lo que nos imaginábamos que sería.

Pero dejando a un lado lo que no nos han enseñado y las teorías que no se han cumplido, centrémonos en lo que sí nos han dado y lo que significa para el futuro de Marvel.

Elizabeth Olsen como Wanda Maximoff (©Marvel Studios 2021)
Elizabeth Olsen como Wanda Maximoff (©Marvel Studios 2021)

Por supuesto, no han faltado las conexiones y los guiños, aunque no hayan sido los que muchos fans esperaban. Para empezar, siguiendo con la tradición de las películas Marvel, el final de WandaVision no tiene una, sino dos escenas post-créditos, una inmediatamente después de los créditos principales y otra al final del todo.

Después del enfrentamiento final con Agatha, Wanda absorbe los poderes de la bruja y la revierte como castigo a su estado como la vecina cotilla de Westview Agnes. Tras esto, la protagonista asume que debe poner fin a la realidad alternativa que ha creado con Visión y decirle adiós a él y a sus hijos, Billy y Tommy, creados por ella misma usando su magia. Como decía, la despedida es dolorosa, la culminación perfecta al viaje emocional de Wanda y el broche de oro a las excelentes interpretaciones de Olsen y Bettany, que lo han dado todo desde el primer al último capítulo. Tras este final no feliz, Visión se pregunta en qué forma volverá la próxima vez, dando la esperanza al espectador de volver a verlo en el futuro del Universo Marvel reencontrándose con el amor de su vida.

Wanda, por su parte, abandona Westview después de liberar a todos sus habitantes del hechizo que los tenía presos en su realidad televisiva, y se marcha a una cabaña en un lugar remoto sin identificar. Así termina la primera historia centrada en la Bruja Escarlata, con un final triste pero esperanzador, y sobre todo con la satisfacción de que han sabido hacer justicia al personaje.

Ahora bien, esto no es un final definitivo, como todos sabemos. La primera escena post-créditos de WandaVision se centra en el personaje de Monica Rambeau (Teyonah Parrish). Después de la batalla final, Monica se encuentra con Jimmy Woo (Randall Park), que tras desempeñar un papel clave en los acontecimientos, ha sido ascendido en el FBI, lo que nos dice que en el futuro lo volveremos a ver casi seguro en el MCU (probablemente en la tercera entrega de Ant-Man, aunque nunca se sabe), después de convertirse en un secundario muy querido por los fans.

Monica, por su parte, recibe la visita de una mujer que se revela como Skrull, la raza alienígena que fue introducida en Capitana Marvel. Esta le dice que ha sido enviada por un amigo de su madre y que necesita encontrarse con ella en el espacio. Aunque no se desvela la identidad de ese amigo, todo apunta a que podría ser Nick Fury (Samuel L. Jackson). La escena es sin duda un aperitivo de Capitana Marvel 2, donde veremos de nuevo a Monica, ahora ya sabiendo que ha adquirido sus poderes después de atravesar el campo de fuerza de la Bruja Escarlata que la convierte en una superheroína digna de ingresar en Los Vengadores de Fury. Y quizá también en Secret Invasion, la serie de Disney+ con Samuel L. Jackson que nos depara uno de los arcos narrativos más populares de Marvel.

Billy y Tommy Maximoff (©Marvel Studios 2021)
Billy y Tommy Maximoff (©Marvel Studios 2021)

Pero lo más jugoso llega en la segunda escena post-créditos, donde vemos a Wanda en su retiro en las montañas, tras los acontecimientos del final. Wanda se relaja en el porche mientras a la vez se proyecta a sí misma como la Bruja Escarlata estudiando el libro de magia de Agatha Harkness, con el que pretende entender realmente sus poderes, que hasta ahora no ha sabido controlar. Entonces, en pleno trance, Wanda oye la voz de sus hijos, Billy y Tommy, pidiendo ayuda desde lo que parece otra dimensión, donde están atrapados.

¿Qué nos dice esto? Varias cosas. En primer lugar, que todavía no hemos visto el verdadero alcance de los poderes de Bruja Escarlata, uno de los personajes más poderosos (si no el que más) del Universo Marvel. En segundo lugar, que ya la tenemos con su traje oficial, icónica tiara incluida, y sin duda volveremos a verla así en la secuela de Doctor Strange. Y por último, que Billy y Tommy siguen vivos y por tanto, la fuerza creadora de Wanda es mucho mayor de lo que ella creía, abriendo la puerta al regreso de estos dos personajes, que ella creía borrados con la realidad de Westview.

Pero lo cierto es que esto no es realmente una sorpresa para los fans de Marvel. Y es que cualquiera que esté familiarizado con los cómics sabrá que Billy y Tommy crecerán para convertirse en Wiccan y Speed, dos de los miembros del supergrupo adolescente Jóvenes Vengadores. Marvel está emplazando poco a poco las piezas que llevarán a la formación de esta versión juvenil de Los Vengadores, con apariciones de todos sus personajes en diferentes películas y series. Además de Billy y Tommy, ya tenemos a Cassie Lang (Kathryn Newton) en Ant-Man, Kate Bishop (Hailee Steinfeld) en la serie de Hawkeye, America Chavez (Xochitl Gomez) en Doctor Strange 2, y posiblemente la versión infantil de Loki en su serie, además del posible regreso de Ty Simpkins como Iron Gad, y según rumores, la llegada de Patriot (Elijah Richardson) en Falcon y el Soldado de Invierno.

Si estos nombres no te suenan de nada o te parecen imposibles de recordar, no te preocupes, todo apunta a que ellos serán el futuro de Marvel, empezando por los mellizos de WandaVision y culminando con el que podría ser el grupo más moderno, diverso y actual del Universo Marvel.

Wanda y Visión (©Marvel Studios 2021)
Wanda y Visión (©Marvel Studios 2021)

Pero, más allá de guiños y conexiones, el final de WandaVision significa algo más grande y abstracto para el futuro del MCU. Si algo nos ha demostrado la serie es que el estudio puede (y debe) salirse de la fórmula establecida para buscar maneras diferentes y originales de contar sus historias, y atreverse a no hacer siempre lo mismo. WandaVision nos ha enseñado que el Universo Marvel se enriquece y adquiere más dimensión cuanto más se exploran las facetas diferentes que lo componen buscando nuevos caminos. Una serie homenaje a las sitcoms clásicas para explorar el dolor de Wanda no parecía la idea más obvia hace unos años, pero tras el final de la serie, podemos confirmar que ha sido uno de los mayores aciertos de toda la saga.

Y así, emocionados por el final y por lo vivido juntos en estas semanas, no nos queda otra que mirar hacia delante y prepararnos para la siguiente serie de Marvel, Falcon y el Soldado de Invierno, para la que no habrá que esperar mucho (se estrena el 19 de marzo en Disney+). Mientras esperamos que la pandemia nos deje volver a los cines para ver las nuevas películas del MCU (Viuda Negra, Los Eternos, Shang-Chi, etc.), Marvel reafirma su hegemonía desde Disney+, donde hemos asistido al triunfal despegue de la Fase 4 con WandaVision, una serie que no ha necesitado cumplir todas las teorías para pulverizar todas las expectativas.

Más historias que te pueden interesar: