La conejita Playboy que se casó con un millonario de 89 años y se quedó sin herencia

·7 min de lectura

Anna Nicole Smith fue una mujer con gran reconocimiento en la industria de la farándula estadounidense, posó para diversas marcas importantes y llegó a ser portada de la revista Playboy.

Sin embargo, su vida también estuvo marcada por algunas trágicas situaciones, como su matrimonio con un hombre que le llevaba más de 60 años.

Anna Nicole Smith nació en un pequeño pueblo de Texas y fue madre soltera muy joven. Pero detrás de ese origen humilde soñaba en grande, muy en grande.

Anhelaba la fama, el éxito y el reconocimiento. Siempre quiso ser modelo y fue uno de los sex symbol más importantes de la década del 90. Aspiraba a trabajar en televisión y particip en seis películas. Pero detrás de sus triunfos y sus grandes curvas, se escondía una fragilidad emocional, producto de una infancia tormentosa, que contribuyó a su trágico final.

Anna Nicole Smith creció en Mexia, Texas. Fue camarera, bailarina y saltó a la fama en la revista Playboy.

Las controversias también rodearon su corta vida. A los 26 años se casó con un magnate petrolero de 89, que falleció un año después de contraer matrimonio con ella. Además, terminó sin herencia después de una larga lucha judicial. Su primer hijo falleció de sobredosis y ella, hundida en una profunda depresión, murió a los 39 años por un cóctel de medicamentos.

La conejita que se casó con un millonario y se quedó sin herencia
La conejita que se casó con un millonario y se quedó sin herencia

La conejita que se casó con un millonario y se quedó sin herencia

Se podría decir que la vida de Anna tuvo una intensidad inusual para la mayoría de las personas. Pasó de trabajar en un restaurante de pollo frito y ser stripper a tenerlo todo, absolutamente todo. Dinero, reconocimiento y clamor popular. Pero también, sobre sus últimos días de vida, estuvo en quiebra y sin alguien que le brinde amor verdadero.

La infancia de Anna Nicole Smith

Victoria Lynn Hogan (su nombre real) nació el 28 de noviembre de 1967 en Texas, Estados Unidos. Durante su adolescencia se fue a vivir con su tía materna al pequeño pueblo de Mexia. Allí abandonó la preparatoria a los 14 años, después de que un alumno la agrediera, y decidió salir a trabajar ya que -según ella- su fuerte no eran los estudios.

Comenzó en un restaurante de pollo frito local (Jim’s Krispy Fried Chicken) donde conoció a Bill Smith, con quien se casó a los 17 años. Juntos tuvieron un hijo, Daniel Wayne Smith, nacido el 22 de enero de 1986. El matrimonio duró poco, apenas un año. Después de sufrir violencia, ella abandonó la ciudad y terminaron divorciándose en 1993.

Sus inicios como bailarina

Su nuevo hogar estaba ahora en Houston, la ciudad más poblada de Texas. La joven madre soltera consiguió empleo en Walmarty en el restaurante Red Lobster. Además, sumó otro empleo en un club nocturno de striptease. Ella cuenta haberse ido atormentada de aquel lugar, pero al fin y al cabo debía pagar las cuentas y para alguien sin título y casi sin experiencia no había otra alternativa.

Con el tiempo logró entrar en un cabaret de manera fija, el Rick's Cabaret de Houston. Ganaba bien y decidió invertir en su cuerpo: se operó los bustos y se tiñó el pelo de rubio champagne. El sueño de ser como Marilyn Monroe estaba cerca. El dueño del lugar no le dio el turno donde se cobraba más dinero, a la noche, pero ese infortunio del destino sería lo que le cambiaría la vida por siempre.

Anna Nicole Smith, la Playmate del año
Anna Nicole Smith, la Playmate del año

Anna Nicole Smith, la playmate del año

Le tocó trabajar durante el mediodía. En una de sus presentaciones conoció a alguien que no le quitaba la vista de encima. Un hombre mayor, encorvado, frágil y en silla de ruedas. Estaba solo y decidió acercarse para hablar con él. Aquel anciano de 86 años resultó ser un empresario millonario del ámbito petrolero que recientemente había enviudado. Su nombre era James Howard Marshall.

A partir de ese día la vida de Anna cambió para siempre. Pasaron la noche juntos en la suite privada del anciano y comenzaron un noviazgo. Paralelamente, la bailarina buscó realizar su sueño de ser modelo y actriz. Mientras tanto, su nuevo novio cumplió la promesa que le había hecho la primera noche, cuando le dijo: "No te vayas, amor. No vas a tener que volver a trabajar nunca más".

La joven bailarina de origen humilde pasó de una difícil realidad de madre soltera y sin oportunidades a una vida repleta de mansiones, autos lujosos, viajes al exterior, joyas y grandes operaciones en un vuelo sin escalas. Su vida se había transformado. En 1992 uno de sus amigos le dijo que Playboyestaba buscando conejitas. Ella tenía bien en claro lo que deseaba para su porvenir y el de su hijo.

Anna Nicole Smith y el amor de su vida, James Howard Marshall. Cuando se casaron ella tenía 26 años, y él 89.

Anna Nicole Smith, la playmate del año

Audicionó para la famosa revista y no solo quedó seleccionada sino que encabezó la portada. También, se convirtió en modelo de marcas como Guess y H&M. Su vida dió un giro drástico. En 1993 fue elegida como la Playmate del año y decidió cambiarse el nombre a Anna Nicole Smith.

Al año siguiente participó en dos películas, en 1994 ("La pistola desnuda 33 y ⅓" con Leslie Nielsen, y "El gran salto" de los hermanos Coen), y luego se casó con Marshall, el 27 de junio de ese año. Fue polémica la unión entre estas dos personas que tenían 63 años de diferencia. Las revistas de la época se preguntaban si se trataba de amor o era simplemente por interés.

Anna Nicole Smith y Hugh Hefner
Anna Nicole Smith y Hugh Hefner

Anna Nicole Smith y Hugh Hefner

Sobre esta situación, Anna Nicole Smith afirmó: "Vi a un hombre muy enfermo, alguien que estaba físicamente enfermo. No sentía atracción física en lo absoluto (...) pero lo amaba muchísimo, no tenía un cuerpo ardiente, era sólo que lo amaba mucho más por lo que hizo por mí y por mi hijo, nunca nadie me había amado así ni hizo cosas por mí, ni me había respetado así".

El matrimonio duró un año, hasta la muerte del magnate petrolero que tenía una fortuna valuada en 500 millones de dólares, el 4 de agosto de 1995, a los 90 años. Durante su relación la modelo recibió grandes regalos, entre los que se destacan tres casas y varias joyas. Hubo dos funerales; uno de la familia Marshall y otro organizado por Anna Nicole, donde participaron poco más de 30 personas.

Así las cosas, el nombre de la viuda no apareció en ninguno de los seis testamentos del anciano, el único heredero era su hijo varón. Anna Nicole, el ícono sexual del momento, la mujer más deseada, la playmate, quedaba sola frente al mundo, otra vez.

Adicciones, depresión y una batalla judicial

La vida de Anna comenzó a complicarse. Sufría una adicción a los analgésicos, depresión y estaba bajo mucho estrés. Paralelamente comenzó una batalla legal para heredar la mitad de la fortuna de su ex marido que luego de varios años terminó perdiendo. En 1996 la niñera de su hijo la denunció por acoso sexual y la Justicia falló en su contra, la obligaron a pagar 800 mil dólares. Todo iba en picada.

Pero a principios de los 2000 comenzó su propio programa de TV, "The Anna Nicole Show", al que le fue bastante bien. Había bajado de peso y se había recompuesto luego de realizar un tratamiento por sus adicciones. Inició una relación con Larry Birkhead, padre de su futura hija, y se fueron a vivir juntos. Por fin, parecía que Anna había encontrado un poco de paz luego de tantos tormentos.

Sus últimos años fueron difíciles. Adicciones, juicios por la herencia de su ex esposo, bancarrota y un trágico final.

Anna Nicole Smith, en pleno esplendor
Anna Nicole Smith, en pleno esplendor

Anna Nicole Smith, en pleno esplendor

El triste final de Anna Nicole Smith

Sin embargo, el golpe más duro de su vida estaba por llegar. A los pocos días del nacimiento de su hija, Dannielynn Birkhead (por quien luego hubo un conflicto sobre su paternidad), falleció su hijo. Daniel tenía 20 años y murió luego de una sobredosis en una cama de hospital. Lo encontraron en la misma habitación donde su madre se recuperaba del parto.

Anna nunca se pudo recuperar de esta tragedia, Daniel era el motor de su vida. Cinco meses después la encontraron muerta, el 8 de febrero de 2007, a los 39 años, en su cuarto del hotel Hard Rock en Bahamas. La causa de su fallecimiento fue una sobredosis de barbitúricos, también se encontraron otras nueve sustancias en el cuerpo de la modelo.