Condiciones "muy desfavorables" para controlar el incendio de Santa Cruz del Valle (Ávila)

·3 min de lectura
Incendio de Santa Cruz del Valle (Ávila). (Photo: EFE/ Raúl Sanchidrián)
Incendio de Santa Cruz del Valle (Ávila). (Photo: EFE/ Raúl Sanchidrián)

Incendio de Santa Cruz del Valle (Ávila). (Photo: EFE/ Raúl Sanchidrián)

La evolución del incendio en Santa Cruz del Valle (Ávila) sigue siendo “mala” tras las reproducciones “constantes” que se siguen generando y que impiden que los efectivos puedan controlar la propagación de las llamas, tras calcinar más de 1.000 hectáreas.

Según ha detallado ante los medios de comunicación el director técnico de extinción, Ángel Iglesias, no hay buen pronóstico aunque sí ha advertido de que “no hay peligro para la población” porque las llamas están lejos de los cascos urbanos.

Iglesias ha explicado que, en las primeras horas del día, el fuego “ha empezado a reproducirse por bastantes zonas”, en algunas “con bastante virulencia”. Pese a ello, ha precisado que el perímetro “avanza despacio”.

Más de 500 profesionales luchan contra el fuego

Más de medio millar de profesionales y 33 medios aéreos, diez más que esta mañana, luchan contra el fuego en el incendio que desde el pasado viernes se mantiene activo en el municipio abulense de Santa Cruz del Valle, han informado fuentes de la Junta de Castilla y León este domingo.

El operativo cuenta con numerosas dificultades para tratar de sofocar unas llamas que, aunque lejos de los núcleos urbanos, por el momento, transcurren por una orografía muy complicada, que se ve agravada por la cantidad de combustible acumulado y las elevadas temperaturas.

En concreto, en la actualidad trabajan en la zona 20 helicópteros; 2 aviones de coordinación; 4 aviones anfibios y 7 aviones de carga en tierra.

A ellos se suman 6 técnicos; 13 agentes medioambientales; 22 cuadrillas terrestres; 34 autobombas; un bulldozer; 4 Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF); 12 cuadrillas de especialistas en la lucha contra incendios forestales (ELIF); un Puesto de Mando Avanzado (PMA) y efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Este despliegue de medios trata de luchar contra un fuego, que según ha reconocido hace unas horas el director técnico de extinción, Ángel Iglesias, está “mal”, aunque por el momento “no hay peligro para la población”, ya que las llamas están “alejadas” de los cascos urbanos.

Tras una noche “muy dura”, Iglesias ha explicado que en las primeras horas del día “ha empezado a reproducirse -el fuego- por bastantes zonas”, en algunas “con mucha virulencia”, si bien ha precisado que el perímetro “avanza despacio”.

En este sentido ha lamentado que los frentes de llama que tenían “más o menos estabilizados”, han vuelto a “reproducirse con bastante virulencia en muchas zonas”, ayudados, entre otras cuestiones, por la gran cantidad de combustible acumulado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR