Los concursos de talentos y el globo pinchado del que poco se habla

·4 min de lectura

Los programa de corazón, de vez en cuando, le quitan el polvo a una vieja noticia y lo venden como algo novedoso y actual. El pasado fin de semana, Socialité puso su ojo sobre Nahuel Sachak, el que fue ganador de Operación Triunfo 2011, y narró cómo su carrera musical no termina de despuntar, y cómo ha llegado a quitarse la ropa en el escenario por un caché de 1.500 euros. Algo que ya salió a la luz hace cuatro años, en febrero de 2018, y que él mismo confirmó en el programa de Telecinco. Un testimonio que viene a confirmar que tras los concursos de talentos, incluso en los formatos más exitosos, hay globos que se pinchan pronto, aunque no se suela hablar de ello.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

En el caso de Nahuel, el cantante contó cómo se ganó la vida durante un tiempo. “Trabajábamos bien. Cobrábamos 1.500 euros por un show que duraba una hora. Yo subía a dos chicas y a la que mejor bailaba le regalaba mi camiseta mojada”, explicaba el artista, cuya edición de OT fue la presentada por Pilar Rubio, y terminó de forma precipitada por una bajada en las audiencias. El otro día leí que hablaban de mi supuesta vida oscura. Lo importante es que hablen, mal o bien, del artista. A la persona no la conocerán nunca”, relataba, añadiendo que, a pesar de todo, sigue dedicándose a la música como cantante y productor, y que tiene nuevos trabajos para que vean la luz muy pronto.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Cuando ganó OT, a Nahuel se le prometió el oro y el moro. Eva Perales, quien era jurado de aquella edición, le dijo que tendría una carrera musical dentro de la discográfica Blu:sens Music. “Grabarás tus propias canciones; las presentarás junto a Paris Hilton; en verano te irás de gira con tu propia banda y en septiembre saldrá a la venta tu álbum, que será distribuido en las plataformas digitales y en los centros comerciales de más de 30 países”, le dijeron. Nada de ello se cumplió, pues la precipitación del final del concurso hizo que poca gente se interesase por su música.

En cualquier caso, este artista, natural de Paraguay y residente en la Comunidad Valenciana cuando entró en Operación Triunfo, demuestra que la fama de la televisión es bastante efímera, y que hay que estar al pie del cañón para permanecer en la industria de la música. El público te puede hacer ganador en un momento dado, y luego olvidarse de ti. Algo que sabe bien, por ejemplo, Mario Álvarez, el que fue vencedor de OT en 2009, y que tras editar un primer álbum llamado ‘Voy a ser yo’ con la multinacional Universal Music tuvo que buscarse las habichuelas lejos de las casas de discos. Desde el año 2016 está en la Orquesta Panorama, con la que ameniza ferias, verbenas y todo tipo de eventos. Curiosamente, sí que siguió vinculado a la televisión gracias a las cadenas regionales de su Asturias natal.

Aunque no sea con grandes giras ni sacando discos cada dos años, Nahuel y Mario sí que han podido ganar dinero con la música. Otros muchos artistas no tenían esa suerte. O han tenido que trabajar de lo que sea para poder seguir con la ilusión de la música.

Seguro que muchos recordarán cómo María Villalón, ganadora del primer año de Factor X, en Cuatro, tuvo que trabajar en una conocida cadena de hamburguesas durante unos años con tal de poder seguir peleando por su sueño. “Yo no quiero aparentar algo que no soy y si tengo que poner hamburguesas para ganarme la vida y publicar otro disco, pues lo hago. No me avergüenzo”, declaraba en 2012 a El País. En 2018, María volvió a la palestra gracias a otro concurso de talentos, Tu cara me suena, y le permitió encontrar un nuevo público que se interesó por su derroche de arte.

MADRID, ESPAÑA - 05 DE JULIO: Rosa López asiste a la fiesta del 20º aniversario de la revista 'Glamour' en el Hipódromo de la Zarzuela el 05 de julio de 2022 en Madrid, España. (Foto de Juan Naharro Giménez/Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 05 DE JULIO: Rosa López asiste a la fiesta del 20º aniversario de la revista 'Glamour' en el Hipódromo de la Zarzuela el 05 de julio de 2022 en Madrid, España. (Foto de Juan Naharro Giménez/Getty Images)

No hay que irse tan lejos. Rosa López, Rosa de España, la primera ganadora de Operación Triunfo, ha tenido muchos inconvenientes para labrar una carrera musical sólida, y eso que el público le derrocha cariño en cada aparición pública o televisiva que hace. En alguna entrevista ha reconocido que estuvo a punto de tirar la toalla. “Te paras a pensar en tu carrera, para dónde voy, qué estoy haciendo, pierdo ilusión y veo que esto no va a ningún lado”, aseguró en 2017. Al igual que le sucedió a María, recuperó esa fuerza que le faltaba para seguir en el mundillo gracias a Tu cara me suena, y eso que no fue la ganadora de su temporada.

Las historias de Nahuel, Mario, María o Rosa son las de tantas personas que han probado suerte en la música a través de la televisión. Y, en realidad, no les ha ido nada mal, pues ya querrían otros muchos artistas noveles haber acariciado lo que ellos han conseguido. Y nos recuerdan que, tras las cámaras, los platós y los premios, los concursos de talentos también tienen una trastienda de la que poco se conoce.

Más historias que podrían interesarte: