A una concejal de Vox le traiciona el subconsciente y acaba calificando así a su propio partido

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Este martes ha tenido lugar una nueva sesión plenaria en el Palacio de Cibeles para debatir, entre otras cuestiones, los Presupuestos Generales de 2023 para la ciudad de Madrid, tras el acuerdo logrado el pasado 3 de noviembre por la Junta de Gobierno regional.

Arantzazu Cabello López, concejala de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, ha tenido un pequeño lapsus en su primera intervención y ha estado a punto de definir a su grupo político como “de extrema derecha”, aunque la intención primera era otra.

Cabello ha lanzado su pregunta dirigida a la responsable del Área de Gobierno de Hacienda y Personal, Engracia Hidalgo Tena (PP), que ha protagonizado varios momentos de tensión con la de Vox ante las discrepancias por las subidas y bajadas de impuestos en el municipio.

La primera pregunta de la concejala versaba sobre la posibilidad del Gobierno de José Luis Martínez Almeida, alcalde de la ciudad, de bajar los impuestos: “Quiero conocer por qué en rueda de prensa tras la Junta de Gobierno se dijo que no es posible bajar impuestos si no se aprueban los Presupuestos”.

Ha sido precisamente durante este alegato de Cabello cuando ha sucedido la llamativa equivocación que no ha pasado desapercibida ni siquiera para ella misma, que ha llegado incluso a hacer un pequeño silencio tras darse cuenta de lo que ha estado a punto de manifestar.

Nada más empezar el vídeo, se escucha al presidente de la sala, Francisco de Borja Fanjul (PP), recordarle a la concejala de Vox que dispone de tres minutos para argumentar el porqué de su pregunta a Hidalgo.

Tras dar las gracias al presidente, un gesto de lo más habitual en este tipo de comparecencias, Cabello ha comenzado su intervención diciendo que su partido político dice muchas veces que “Vox es de extrema der...”.

Antes de terminar la frase y al percatarse lo que ha estado a punto de decir “extrema derecha”, la concejala ha frenado en seco su alegato durante poco más de un segundo y ha vuelto a empezar la frase con intención de que nadie se hubiera dado cuenta del lapsus: ”.... de extrema de necesidad”.

Es llamativo porque desde Vox siempre han asegurado ser de “extrema necesidad”, al mismo tiempo que han negado ser de “extrema derecha”, un apelativo que el resto de partidos políticos emplea para descalificar al grupo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...