Con 'El juego del calamar' ahora sí me creo las cifras de Netflix

·6 min de lectura

Que Netflix de por vista una serie o película si vemos los dos primeros minutos siempre me sonó a cuento chino. Como una manera de inflar datos como estrategia de marketing para señalar fenómenos de audiencia y furor de usuarios, como sucedió con Los Bridgerton a finales de 2020. Sin embargo, ya tenemos un motivo para creernos por fin esas cifras que hablan de cientos de millones de espectadores.

Y es gracias a su fenómeno más reciente, El juego del calamar.

Imagen de El juego del calamar (cortesía de Netflix)
Imagen de El juego del calamar (cortesía de Netflix)

La serie surcoreana sobre un desafío de supervivencia donde 456 concursantes se juegan la vida participando en 6 juegos infantiles, pero mortales, no ha dejado de dar alegrías a la plataforma. A casi un mes de su estreno el mundo no puede dejar de hablar de ella y sus actores se han convertido en estrellas por derecho propio. Un éxito que se ha traducido en un fenómeno histórico para Netflix tras coronarse como la serie más popular desde el lanzamiento de la plataforma, captando la atención de 111 millones de usuarios.

Así lo desveló la compañía trasladando el fenómeno a las cifras, siendo el mayor éxito de su historia, liderando el ranking de lo más visto en más de 80 países y superando a la serie líder hasta ahora, Los Bridgerton, que había congregado a 82 millones de cuentas en su debut en las Navidades de 2020.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Y esta vez, por fin, me los creo. Cuando revelaron que Los Bridgerton era la serie más vista de su historia a comienzos de año, me resultó un tanto forzado. Después de todo hablamos de una serie romántica de corte épico que engloba un target más reducido que un drama personal, thriller o película de acción. No tengo dudas que fue un éxito, pero de ahí a coronarse como lo más visto de la plataforma cuando hubo series que generaron curiosidad y éxito viral como La casa de papel, The witcher o Unorthodox, pues me resulta un tanto cuestionable.

Por un lado porque al momento de dar a conocer sus datos, Netflix tenía a Gambito de dama manteniéndose en el ranking de lo más visto desde dos meses antes que Los Bridgerton y siendo de lo más buscado en Google. Y por otro, porque eso de que solo dos minutos cuenten para dar por vista una serie o película no resulta del todo factible como dato de audiencia. Es decir, ¿cuántas veces comenzamos una serie o película, solo para desistir o abandonar después de un capítulo o media hora? Dos minutos no son suficientes para decidir si la propuesta es de nuestro agrado. Entre la introducción y la cabecera ya pasaron los dos minutos y todavía no sabemos si vamos a engancharnos a la idea o no.

Estoy segura que a muchos les pasó con Los Bridgerton, sobre todo entre aquellos espectadores que no suelan tener debilidad por los romances de época, así como otros tantos que no se hayan dejado encandilar por los magníficos vestuarios y escenarios, que fueron lo mejor de la serie. Mejor que su historia.

Pero con El juego del calamar, Netflix gana esta partida. Quizás no tuvo 111 millones, quizás algunos abandonaron por el camino, pero sí me creo que esas cifras estén lo más cerca posible como para coronarla como éxito histórico. Es decir, El juego del calamar no ha dejado de hacer historia para Netflix desde que aterrizara en la plataforma el pasado 17 de septiembre. Ya lo dijo el co-CEO y jefe de contenido de la compañía, Ted Sarandos, al asegurar en una conferencia recogida por Variety que su éxito les había pillado completamente por sorpresa. Tanto es así que si observamos el perfil de Netflix España en Twitter, no existen publicaciones relacionadas con la serie ni el día de su estreno ni hasta cinco días más tarde. Cuando el ruido viral ya comenzaba a sonar.

Estos fueron los primeros tuits, el 21 de septiembre:

Pero poco a poco, esta serie surcoreana comenzó a sumar adeptos a lo largo y ancho del planeta gracias al boca oreja de las redes sociales, así como la aparición de memes de una muñeca gigante o galletas doradas que no hicieron más que alimentar la curiosidad entre aquellos que todavía no habían entrado en el universo distópico de su historia. 

A casi un mes del estreno podemos encontrar a anónimos, influencers y famosos jugando a los desafíos en redes. Hasta existen recetas para cocinar tus propias galletas en casa.

Desde su estreno, Twitter se ha inundado de tuits y memes a diario. Además, las búsquedas de la serie se han mantenido de manera constante en Google siendo lo más buscado de Netflix en los últimos 30 días, los medios de comunicación estamos empachados de tanto escribir sobre ella y la serie no se baja del puesto #1 del ranking en la plataforma, incluida España.

Las búsquedas de Netflix en Google Trends España en los últimos 30 días destacan el fenómeno de El juego del calamar
Las búsquedas de Netflix en Google Trends España en los últimos 30 días destacan el fenómeno de El juego del calamar

En resumen, El juego del calamar es un fenómeno en toda regla. Y ya sea con 111 millones de usuarios, o un poco menos si entre ellos existen espectadores que hayan abandonado tras los dos primeros minutos -que no me extrañaría nada dado que el primer episodio puede resultar confuso, con una primera mitad que no deja entrever en ningún momento la idea alocada que está por llegar- lo cierto es que la serie está haciendo historia.

Es más, su éxito le podría haber venido de perlas a Netflix después de una sequía veraniega que preocupó a más de uno. Tras erigirse como el remedio al aburrimiento en plena pandemia, con estrenos semanales que lograban sumar adeptos y un buen puñado de éxitos durante el confinamiento, Netflix llegó al verano sin propuestas arrolladoras. HBO tuvo Mare of Easttown, Amazon tuvo El ferrocarril subterráneo, Disney+ estrenó Loki, mientras Netflix parecía quedarse atrás. Pero entonces llegó septiembre con La casa de papel, Sex Education y finalmente, El juego del calamar, que ha vuelto a colocar a Netflix en el mapa diario de las noticias, los memes y el ruido viral hasta el punto de hacer historia. Y por eso, esta vez, me creo a Netflix y esos datos tan cuestionables hasta ahora.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente