Con esta tienda de campaña, ¡puedes acampar en seco bajo el mar!

El buceo es la pasión de muchos submarinistas y también de investigadores de la vida en los grandes océanos. Ahora, un invento revolucionario a modo de tienda de campaña, permitirá a los buceadores acampar bajo el mar y respirar sin necesidad de botellas de oxígeno.

Tienda de campaña bajo el mar Vía http://oceanopportunity.com

Esta creaciones parece casi de ciencia ficción pero es completamente real. Michael Lombardi, investigador de National Geographic especializado en el gran azul se ha unido al talento de Winslow Burleson, profesor de la universidad de Nueva York, para dar vida a esta tienda de campaña submarina.

El increíble e innovador proyecto se llama Ocean Space Habitat y es exactamente eso, un pequeño hábitat para dos personas anclado a las profundidades del océano. Esta tienda de campaña hinchable permite acampar en un espacio totalmente seco donde los buzos pueden respirar sin las máscaras de oxígeno.

La tienda de campaña crea un espacio seco durante 6 horas Vía http://oceanopportunity.com

Esta especie de carpa amarilla permitirá grandes ventajas como poder quitarse la máscara de oxigeno, reemplazar sus botellas, poder esperar sin estar bajo el agua y hacer la descompresión mucho menos brusca al subir a la superficie, descansar e incluso comer y beber.

Según Michael, su creador: “Es como transformar una caminata cortita por el bosque en una excursión de campamento un fin de semana entero. Y permite hacer más de lo que estás haciendo, ya sea como científico, investigador de corales o fotógrafo.”

De hecho para los observadores de la fauna submarina es el lugar ideal para quedarse quietos y ‘esconderse’ para intentar captar, estudiar y entender los comportamientos de los animales del modo más natural sin que vean al humano nadándoles alrededor.

Tiene espacio para dos personas y pesa 22 kilos Vía http://oceanopportunity.com

La tienda de campaña está hecha de nailon y vinilo con esparadrapos de poliéster en el soporte y un caparazón de acero inoxidable. Pesa 22 kilos de base pero, si se le añaden extras, puede llegar a pesar 90 kilos.

El invento lleva dos depuradoras de dióxido de carbono que hacen posible que los buzos puedan respirar dentro de la tienda alrededor de seis horas, ¿no es impresionante? ¿Qué te parece este invento? ¿Acamparías seis horas bajo el mar?

Te dejo un vídeo explicativo para que veas la tienda de campaña en acción: