En una competencia por acercarse al continente africano, Antony Blinken llegó a Sudáfrica

·4 min de lectura
REUTERS - POOL

Antony Blinken, secretario de Estado de Estados Unidos, inició este domingo una gira por tres países del continente africano, empezando por Sudáfrica. La visita del funcionario se considera parte de una competencia entre Rusia y China contra Estados Unidos y las potencias occidentales por el liderazgo del mercado en África y el apoyo a Ucrania tras su invasión.

Para finalizar su gira internacional, que también lo llevó a Camboya y Filipinas, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, llegó a Sudáfrica para iniciar su agenda por tres países de África. Su viaje al continente sigue los pasos de las recientes visitas del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y del presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Se espera que el jefe de la diplomacia estadounidense participe en distintos eventos como el “Diálogo Estratégico Estados Unidos-Sudáfrica” en Pretoria y actos de la celebración del Día de la Mujer, que se conmemorará el martes 9 de agosto.

En la agenda también se encuentra programada una conferencia de prensa con la ministra de Relaciones Internacionales de Sudáfrica, Naledi Pandor, donde se esperan nuevos anuncios acerca de la posición del país africano frente a la guerra en Ucrania.

Sudáfrica es el mayor socio comercial de Washington en el continente, además de ser la economía africana más estable y desarrollada. Desde que inició la guerra entre Ucrania y Rusia hace más de cinco meses, el Gobierno del presidente Cyril Ramaphosa se ha mantenido neutral, sin ninguna crítica pública hacia Moscú.

Según adelantó el Departamento de Estado, Blinken presentará la “estrategia de Estados Unidos para África subsahariana” en Sudáfrica. La entidad dijo que “los países africanos son actores estratégicos y socios críticos en los temas más apremiantes de nuestros días".

La gira del funcionario estadounidense busca el apoyo para Ucrania luego de la invasión rusa, además de reforzar sus relaciones con Sudáfrica, la República Democrática del Congo (RDC) y Ruanda frente a la creciente influencia económica y política de China y Rusia en ese continente.

Esta es la segunda gira de Blinken por África. El pasado mes de noviembre ya había visitado Kenia, Nigeria y Senegal. Posteriormente, en julio, su homólogo ruso visitó Egipto, Uganda, Etiopía y la República del Congo.

"El papel del continente africano en nuestra política exterior aumentará y lo hará de una manera significativa. Esto sucederá independientemente de lo que ocurra en las relaciones con Occidente", aseguró el funcionario ruso a finales de julio desde Uganda.

Antes de su llegada a Sudáfrica, Blinken tuiteó que Estados Unidos ha proporcionado casi 6.600 millones de dólares en el 2022 para asistencia humanitaria en África.

Los efectos colaterales en la economía africana por la guerra en Ucrania

Debido a la invasión rusa a Ucrania y los efectos de la pandemia por el Covid-19, el continente se ha visto fuertemente afectado por el incremento en los precios del petróleo, los alimentos y otros productos básicos, generando una crisis alimentaria que ya afecta a miles.

Para hacer frente a esta situación, Macky Sall, jefe de Estado de Senegal y presidente provisional de la Unión Africana (UA), presionó a los países occidentales desde junio para que se levantaran las sanciones que impedían la exportación de trigo y fertilizantes rusos.

Con la firma del acuerdo entre Rusia, Ucrania, Turquía y la ONU para permitir la exportación de cereales desde los puertos del Mar Negro, la UA se ve optimista y espera que sea una primera medida que sirva para mejorar la crisis alimentaria del continente africano.

Linda Thomas-Greenfiel, embajadora de Estados Unidos ante la ONU, aseguró el pasado viernes desde Ghana que en África "más de 40 millones de personas sufrirán inseguridad alimentaria desde que el presidente Putin eligió invadir a su vecino y robar sus tierras".

Un silencioso socio que aumenta su presencia en África

Actualmente, China es el principal socio comercial de en África. Mediante la estrategia 'One Belt, One Road' ('Un cinturón, una ruta'), el gigante asiático ha logrado la construcción de numerosos proyectos de infraestructura en los países africanos.

Esta nueva visita de Blinken busca mejorar las relaciones comerciales con África para lograr una reducción de los lazos comerciales entre China y el continente africano.

En el mismo contexto de competencia, el presidente de Francia, Emmanuel Macron visitó Camerún, Benín y Guinea-Bissau el mes pasado. En el viaje, también aprovechó para acusar al Gobierno de Putin de utilizar los alimentos y los combustibles como “armas de guerra”.

La gira de Blinken por el continente continuará hacia la RDC el 9 y 10 de agosto, donde se espera que el secretario de Estado se reúna con altos funcionarios del Ejecutivo congoleño y representantes de la sociedad civil. Las elecciones que se celebrarán en el 2023 serán un tema clave en su visita.

Para finalizar su viaje, el titular de Asuntos Exteriores estadounidense visitará Ruanda durante dos días, del 10 al 11 de agosto. Según informó el Departamento de Estado, el secretario hablará sobre "el papel que puede desempeñar el Gobierno de Ruanda para reducir las tensiones y la violencia en curso en el este de la RDC".

Con EFE y AP