Compensar: la clave para no ganar peso nunca

compensación la clave para no engordar
Compensar: la clave de tu dieta y tu entrenamientoMichael Hedge

Sea cual sea la época del año y según nuestro estilo de vida, de repente muchos de nosotros nos encontramos con una situación en la que nos damos cuenta de que hemos cogido peso. El sedentarismo, el mal tiempo que hace que practiquemos menos deporte y los días enteros en casa que a veces nos pasamos comiendo son varias de las causas de este desagradable suceso. Por tanto, ahora nos toca perder ese exceso de peso, y una de las claves es compensar, y para saber cómo hacerlo mejor, hemos consultado con Mónica Mellid, de Centro Nutrición Bilbao, que nos cuenta a continuación sus consejos para conseguirlo.

Lo más importante: ser coherente

Para adquirir unos buenos hábitos de alimentación y mantener un peso saludable a largo plazo, en primer lugar, es fundamental ser coherente con lo que Quieres -Sientes- Necesitas con tu propia alimentación.

Realmente hazte esta pregunta ¿Quiero comer de manera saludable para bajar unos kilos que me sobran? o ¿Verdaderamente lo que me hace sentirme bien es escoger en el día a día alimentos que me proporcionan bienestar físico y mental?

comer sostenible
Noel Hendrickson - Getty Images


No es lo mismo proponerte bajar de peso que conectar con tus propias necesidades reales que sería obtener una buena relación con la comida: saber disfrutar de alimentos saludables en el día a día como también poder disfrutar y permitirte saborear otros alimentos no tan sanos de manera razonable. Comer siempre es un placer y mucho mejor si además tomamos alimentos saludables que nos gustan y nos reportan buenas sensaciones.

Para mí ésta es la clave de una alimentación saludable, conectar con lo que realmente necesitamos y nos hace sentirnos bien. Al final "somos lo que comemos", como bien dice la conocida expresión, y una mala alimentación solo provoca que estemos mal, cansados, irritables o deprimidos.

Falso bienestar

Si como rutina escoges alimentos muy ricos en grasas y azucares normalmente no te hace sentirte bien, ni cuando te los comes por que posiblemente se ingieren en gran cantidad, con rapidez y posteriormente con gran carga de culpabilidad, posiblemente estas ante un falso bienestar.

Es fundamental escuchar a tu cuerpo cuando te alimentas para saber lo que necesitas, para conocer realmente donde esta tu nivel de saciedad, distinguir si tengo hambre física o es un hambre emocional…

Y siempre, combinar con ejercicio

Por otro lado cuando escoges de manera correcta tu alimentación es más propicio combinarla con el ejercicio, la sensación de estar bien nutrido con energía, ágil te acompaña a marcarte una rutina de ejercicio, por elección y no por obligación para bajar de peso.

mid adult man practicing upward facing dog pose handsome fit male is doing yoga on exercise mat he is in sportswear
Stígur Már Karlsson /Heimsmyndir - Getty Images

Además de llevar a cabo rutinas como pueda ser el cardio en ayunas varios días a la semana, buscamos perder peso, así que uno de los mejores consejos puede ser intentar acelerar el metabolismo al máximo con ejercicios muy funcionales y descansos relativamente cortos.

Te sientes bien con lo que comes y te apetece también cuidar tu cuerpo ejercitándolo.