Cómo los virus cambian el olor de tu cuerpo para atraer aún más a los mosquitos

·5 min de lectura
El olor puede atraer a los mosquitos hacia los seres humanos, incluidos los olores causados ​​por los virus del dengue y Zika. Ese olor alterado atrae más a los mosquitos, que pican al huésped, beben su sangre infectada y luego llevan el virus a su próxima víctima. Una forma furtiva de aumentar las probabilidades de transmisión de un virus. (Foto: Getty)
El olor puede atraer a los mosquitos hacia los seres humanos, incluidos los olores causados ​​por los virus del dengue y Zika. Ese olor alterado atrae más a los mosquitos, que pican al huésped, beben su sangre infectada y luego llevan el virus a su próxima víctima. Una forma furtiva de aumentar las probabilidades de transmisión de un virus. (Foto: Getty)

Cada verano nos hacemos la misma pregunta una y otra vez, ¿por qué los mosquitos pican más a unas personas que a otras? Es sabido que estos insectos se sienten atraídos por el olor que emiten nuestros cuerpos.

Cada persona tiene un olor único que es el resultado de la mezcla de los compuestos volátiles que exuda por la piel, (producidos por las colonias de microbios que viven en ella), y el dióxido de carbono que emite al respirar.

Los mosquitos tienen un radar especial capaz de detectar ese olor desde largas distancias. Y si pasan de largo es porque esa persona emite repelentes naturales.

Existen otros factores que pueden hacer que te vuelvas más vulnerable a las picaduras de los mosquitos como el sobrepeso o el embarazo. Pero lo curioso es que un equipo internacional de investigadores de la Universidad de Connecticut ha descubierto una forma increíble en la que algunos virus pueden alterar el olor de su huésped para atraer a los mosquitos y propagarse a la siguiente persona.

En concreto, el estudio, publicado en la revista Cell, reveló que los virus del dengue y del Zika pueden alterar el microbioma de la piel de un huésped para aumentar el volumen de moléculas de olor que atraen a los mosquitos.

La investigación surgió de una simple observación. El olor se encuentra entre una serie de señales sensoriales que determinan cómo los mosquitos seleccionan los organismos para picar. Y trabajos anteriores revelaron que los ratones infectados con un parásito de la malaria generaban cambios distintos en sus perfiles de olor. Entonces, ¿los virus que dependen de los mosquitos para propagarse, como el dengue o el Zika, podrían cambiar la forma en que huele su huésped para mejorar sus posibilidades de transmisión a la siguiente persona? Eso es lo que la ciencia ha intentado desgranar con esta investigación..

El siguiente paso fue soltar un grupo de mosquitos en cámaras con ratones infectados y no infectados y ver a dónde iban. Tras varios experimentos, los investigadores observaron un mayor volumen de mosquitos moviéndose hacia ratones infectados con dengue o Zika.

Los investigadores descubrieron que una sustancia química en particular atraía a la mayoría de los mosquitos: la acetofenona. Al investigar a los ratones, se encontró que aquellos animales infectados con dengue o Zika producían hasta 10 veces más acetofenona que los ratones no infectados.

"Del mismo modo, encontramos que los olores recogidos de las axilas de los 'pacientes' con dengue contenían más acetofenona que los de las personas sanas", explicó el coautor del estudio, Penghua Wang, en un artículo para The Conversation. "Cuando aplicamos los olores de pacientes con dengue en una mano de un voluntario y el olor de una persona sana en la otra mano, los mosquitos se sintieron más atraídos por la mano con olores de dengue".

Al comparar las composiciones de bacterias de la piel de ratones infectados y no infectados, los investigadores identificaron que un tipo común de bacteria en forma de bastón, 'Bacillus', era un importante productor de acetofenona y tenía un número significativamente mayor en ratones infectados. “Esto significó que los virus del dengue y Zika pudieron cambiar el olor de su huésped al alterar el microbioma de la piel”, explicó Wang.

La piel sana produce una molécula antimicrobiana llamada RELMα, y los investigadores descubrieron que los ratones infectados tenían niveles inusualmente bajos de esta molécula. Así que parece que los virus del Dengue y Zika han desarrollado una forma de suprimir los niveles de RELMα de un huésped, lo que permite que la bacteria 'Bacillus' crezca sin control y produzca mayores volúmenes de acetofenona, que a su vez atrae a más mosquitos y ayuda a que el virus se propague a un nuevo huésped.

La etapa final del estudio analizó si este mecanismo viral que atrae a los mosquitos podría prevenirse. Aquí, los investigadores recurrieron a la isotretinoína, un derivado de la vitamina A que previamente se descubrió que aumenta la producción de RELMα.

El tratamiento de ratones infectados con isotretinoína funcionó, reduciendo los niveles de la bacteria Bacillus en la piel y aumentando los niveles de RELMα. Cuando los ratones infectados fueron tratados con isotretinoína, los mosquitos no sintieron más atracción por ellos que por los ratones no infectados.

Ahora solo faltaría probar este mecanismo en pacientes humanos infectados con Dengue o Zika. Si todo esto se valida en humanos, entonces es posible que la transmisión de estas enfermedades virales transmitidas por mosquitos se reduzca con un simple tratamiento con isotretinoína. Incluso puede ser posible reducir el impacto más amplio de estos virus a largo plazo aumentando los suplementos dietéticos de vitamina A en los países que luchan contra estas enfermedades.

Por cierto, el dengue se transmite por mosquitos en áreas tropicales de todo el mundo. El Zika es otra enfermedad viral transmitida por mosquitos de la misma familia que el dengue. Aunque es poco común que cause una enfermedad grave en adultos, el virus del Zika es una de las infecciones fetales a evitar ya que puede provocar defectos de nacimiento graves. La fiebre amarilla, la encefalitis japonesa y el virus del Nilo Occidental, que en 2020 causó un brote de meningoencefalitis vírica en España, también son miembros de esta familia de virus.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: Así debemos reaccionar ante la picadura de una avispa

Los 2 factores que te hacen más vulnerable a los mosquitos

La explicación a por qué los mosquitos nos pican más en los tobillos

La enfermedad de Lyme es desconcertante, incluso para los expertos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente