¿Cómo reconocer que tienes un trastorno sexual?

El primer paso para solucionar un trastorno sexual es reconocerlo. Lo segundo, compartirlo con la pareja y pedir ayuda. ¿Te da vergüenza? sí, pero en el momento en que decides consultarlo con un profesional estás avanzado hacia la solución.

Puedes sufrir de exhibicionismo, intensas fantasías sexuales, voyeurismo, froteurismo, sadismo, masoquismo o alguna disfunción como la aversión al sexo, la eyaculación precoz o el vaginismo, entre otras, para todas hay tratamientos muy efectivos.