5 pasos para resetear la piel y prepararla para el verano

Después de meses encerrados, la piel necesita mimos y cuidados extra. Te contamos cuáles son los tratamientos exprés que necesita tu piel, y que puedes hacerte en casa para salir a disfrutar de las terrazas sin jugarte la piel

Ya se va notando que los días se alargan y los rayos de sol son más intensos. Es el momento de resetear tu piel y prepararla para el cambio de estanción. (Foto: Getty)

La falta de vitamina D, la exposición directa a la luz azul y el estrés tienen efectos muy negativos en tu rostro. Después de tanto tiempo metidos en casa, la piel necesita un ritual para despertar y enfrentarse a los factores externos.

En casa la piel también debe luchar contra la contaminación doméstica y digital. No salir de casa tan a menudo como antes hace que siempre respiremos el mismo aire y que sus partículas se depositen en nuestra piel. Esto, junto al abuso de las pantallas y la exposición directa a la luz azul, causa radicales libres en la piel que actúan degradando la unidad celular y acelerando la producción de arrugas.

Cuando hay una sobreexposición a ella, “el tejido empieza a trabajar generando mecanismos de protección y puede desencadenar también en problemas de pigmentación, al activarse los melanocitos y producir más melanina para intentar protegerse”, explica Raquel González, directora de educación de la firma cosmética Perricone MD.

Además, la piel también debe lidiar con nuestras emociones. El estrés también hace que la piel del rostro se vea afectada. La incertidumbre y el miedo aumentan el nivel de cortisol en el cuerpo, hormona que puede derivar en brotes de acné y envejecimiento cutáneo acelerado.

Nuestra piel está mucho más sensible debido a la situación actual y también “por la falta de exposición al sol durante la alerta sanitaria”, añade Reme Navarro, farmacéutica y co-fundadora de Mifarma, e-commerce líder en farmacia y parafarmacia en España. Por eso, debemos prestarle más atención y sea cual sea nuestro fototipo, recomendamos escoger una protección alta (SPF50) para estos primeros días”,

Con estos consejos y pautas podrás proteger, preparar y cuidar tu piel para que esté lista cuando empecemos a destaparla este verano. Y además de evitar el daño solar tendrás una piel a prueba de contaminación, que aunque ha disminuido notablemente sigue ahí.

1.- Limpiar y exfoliar

Estas son las tres rutinas claves para conseguir una piel fresca y de aspecto natural, ya que las células de la dermis mueren cada 28 días, y es necesario eliminarlas con la ayuda de la exfoliación para así renovar la piel.

Hacerse una limpieza de cutis te ayudará a tener una piel limpia y libre de impurezas. Si convertimos la limpieza facial en una rutina diaria, la piel lo agradecerá. Cada día debes limpiar tu piel al levantarte y acostarte y, una vez a la semana, exfolia la piel del rostro y del cuerpo con un producto específico. En este caso recomendamos el limpiador de Cerave que limpia e hidrata respetando la barrera protectora de la piel. 

Puedes recurrir a los baños de vapor y realizar masajes con limpiadores que contengan gránulos que ayudan a eliminar las impurezas de la piel. Por ejemplo, puedes aplicar una mascarilla de carbón activo para extraer la suciedad de los poros y conseguir minimizar el tamaño de estos, o fabricar tu propio exfoliante casero mezclado los restos de café con un buen humectante como aceite de almendras, de coco o manteca de cacao, esto te ayudará a eliminar las células muertas de tu piel y a dejarla más tersa.

Mezcla los restos de café con un buen humectante como aceite de almendras, de coco o manteca de cacao, para crear un buen exfoliante que te ayudará a eliminar las células muertas de tu piel. (Foto: Getty)

De hecho, la cafeína y el masaje en las caderas, abdomen y muslos pueden ayudarte a estimular la circulación. Con esto lograrás dejar tu piel más sana e hidratada. El café molido también puede ayudarte a suavizar la apariencia de la celulitis. Cuando la cafeína se aplica sobre la piel, esta puede descomponer los depósitos de grasa y aumentar el flujo sanguíneo al área donde se encuentre la celulitis.

Recuerda que tienes la opción de los scrub o gommages, que podemos hacer en la ducha o utilizar un guante de crin o una esponja exfoliante para renovar tu piel.

Importante: no frotes muy fuerte, aplica el gel exfoliante y masajea con suaves movimientos circulares, tanto la piel de tu rostro, como la de tu cuerpo.

2.- Peelings

Actúan a niveles más profundos que los exfoliantes, y por eso además de alisar la superficie de la piel y mejorar su aspecto, atenúan las manchas y las arrugas al estimulan la renovación de las células y la formación de colágeno, por lo que son fundamentales para una rutina de belleza antiedad

Con el peeling no hace falta frotar, las células muertas desaparecen por la acción química de sus componentes

3.- Despigmentar

Si tienes manchas necesitarás seguir un tratamiento específico para conseguir una piel más uniforme. Por ejemplo, la gama Phitology Botanic, de Postquam Professional, que incluye crema de día, de noche y sérum, y en cuya formulación se han utilizado ingredientes naturales como el extracto de la raíz de Sophora, rico en moléculas activas con eficacia biológica como las flavonas (Sophoraflavanona G) y alcaloides (Matrina), y el agua de Actinidia Chinensis, cuya eficacia despigmentante ha sido científicamente probada. Para un uso correcto debes aplicar estos productos diariamente sobre el rostro limpio, mediante suaves masajes circulares, hasta su total absorción.

4.- Hidratación extra

Bebe abundante líquido, sobre todo agua, y zumos naturales. E hidrata tu piel a diario, después de la ducha. Para el cuerpo puedes utilizar aceites corporales, lociones, body milk o toallitas hidratantes y así asegurarte de que tu piel estará hidratada durante todo el día.

Si tienes la piel sensible, la fricción continuada de las mascarilla en pómulos, barbilla y nariz puede provocar pequeñas irritaciones. Para evitarlo, hay que prestar especial atención a la hidratación del rostro. “Existen lociones que por su formulación pueden calmar la piel a la vez que la hidratan. Si no es suficiente, se puede aplicar vaselina en las zonas de mayor roce”, indica Reme Navarro.

Básico es poder tener siempre a mano un bálsamo reparador calmante, el Cicaplast Baume B5 de La Roche Posay, favorece la recuperación de la piel sensible tras irritaciones y alteraciones epidérmicas. Y como pomada, la reparadora de Eucerin Aquaphor, indicada para acelerar la regeneración de la piel muy seca, dañada o irritada. Su formulación sin agua, a base de parafina, crea una barrera que protege la piel y mantiene húmeda la zona dañada con el fin de acelerar su regeneración.

Las orejas pueden ser una de las partes que más sufran ahora que nos vemos obligados a llevar las mascarillas de forma diaria; para este caso, añadir un par de gotas a la crema hidratante, consigue darle más fuerza. Un ejemplo es el aceite de ricinio Bio 100% puro de Mifarma.

5.- Protección

Con la llegada del buen tiempo comienza la búsqueda del producto perfecto para proteger la piel de nuestro cuerpo; la elección más adecuada y recomendada suelen ser las lociones o leches, por su mayor fluidez, fácil aplicación y rápida absorción. Este tipo de protectores solares proporcionan, gracias a su composición, una mayor hidratación a la piel.

En este caso el equipo de farmacéuticos de Mifarma recomiendan un protector muy completo como es la leche solar de TROPICANIA Coco SPF 30, que deja además la piel con una textura aterciopelada y un aroma irresistible. Con una textura muy fluida y formato con pulverizador, facilita su rápida aplicación. Gracias a sus componentes, además de proteger la piel mientras se broncea, la hidrata y nutre.

Como sustituto de la leche corporal podemos encontrar los aceites, los favoritos de quienes buscan un potenciador del bronceado; en este caso ISDIN Hydro Oil SPF 30 es el producto ideal gracias a su fórmula realizada con Pro-Melanina que ayuda a conseguir una piel más bronceada.

  • Para las pieles más sensibles

Es aconsejable escoger los formatos más clásicos, como las cremas, que se recomiendan para proteger áreas pequeñas como la cara y el escote escogiendo una protección alta (SPF50)  - sea cual sea nuestro fototipo- sobre todo al inicio del verano, ya que en este momento la piel pasa de estar protegida por nuestra ropa a tener una exposición directa.

Cremas faciales como la de de AVÈNE Piel Sensible y Seca SPF50+  aporta una sensación de confort que permanece en la piel. Desde Mifarma se desaconseja aplicar un solar en formato crema sobre piel húmeda porque por su fórmula se diluye y pierde su eficacia.

  • Para no quemarte

El protector solar SPF50 de Tropicania se convierte en el perfecto aliado gracias a su fotoprotección tan alta, pensada para todo tipo de pieles, con una textura fresca y ligera que deja la piel matificada y sin brillos.

Es importante incidir en que una correcta protección necesita de varias aplicaciones a lo largo del día para así poder asegurarnos de estar cubiertos en todo momento. Los protectores solares en formato bruma están pensados ante todo para re-aplicar después de cada baño gracias a su ligera textura; pero esta fórmula ha ido cogiendo mayor fama entre los que no les gusta perder mucho el tiempo en aplicarse el protector.

Anthelios Bruma Invisible Facial SPF50+, de La Roche Posay protege a nuestra piel del impacto solar con una fragancia agradable y ligera con el máximo confort. Es un producto muy recomendable para pieles grasas ya que está formulado para evitar que aparezcan los recurrentes brillos en la piel, que con el verano y el calor suelen acentuarse.

Por último, en el caso de las zonas altamente sensibles como pueden ser cicatrices o lunares, es necesario aplicar un producto con una fotoestabilidad máxima, una cobertura UVA-UVB amplia y una protección antirradicalaria, como es el stick Uriage Bariesun SPF50+ Stick Invisible.

Más historias que pueden interesarte:

De cómo el ambiente (y todo lo que haces) puede afectar a la salud de la piel

7 productos que debes evitar (en tu dieta) para lucir una piel sana

Los sitios ‘raros’ en los que puede aparecer un melanoma (y cómo detectarlo)

Piel a prueba de contaminación