Cómo practicar deportes de invierno sin salir de casa

Esther Bedia Alonso

Los meses de verano pueden hacerse muy largos para un apasionado de la nieve. O tal vez lo que falta es dinero o tiempo. Por los motivos que sean, el no poder acercarse a la montaña no es excusa para no disfrutar de los deportes de invierno. La industria del entretenimiento viene en tu ayuda dispuesta a conseguir que notes el viento helado en la cara aunque sea agosto.



Si bien es cierto que los grandes desarrolladores para las principales plataformas de videojuegos han preferido dejar de lado este producto en los últimos años, hubo un tiempo en que los simuladores de esquí y snowboard tuvieron su época dorada. Jordi Arnal, profesor del Máster de Creación de Videojuegos de la Universidad Autónoma de Barcelona, opina que los motivos de esta paulatina desaparición podrían ser los elevados costes de elaboración para un nicho de mercado no tan amplio:

“Hacerlos bien es caro y si el público al que va dirigido no compensa es posible que haya dejado de interesarles a las grandes, aunque históricamente hayan funcionado”. “Si el día de mañana alguien decide hacer un buen simulador de esquí sería muy interesante pero hoy por hoy no hay”, afirma a su vez Tomás McNulty, redactor jefe de AlfaBetaJuega.

Arnal recuerda, por ejemplo, la mítica saga de snowboard Cool Boarders, que llegó a Europa en 1997 para la PlayStation y tuvo siete secuelas. O 1080° Snowboarding, desarrollado y publicado por Nintendo para la Nintendo 64 a finales de los 90, con posterioridad al más infantil Snowboard Kids. Las recreativas de ese periodo también tuvieron productos “muy espectaculares”, cuenta Arnal, con tablas de snow y esquís.

[Relacionado: Las mejores 'apps' para esquiar]



Por su parte, McNulty cita el SSX, un simulador de snowboard publicado en 2012 para PS3 y Xbox 360: “Le pusieron cariño pero no vendió gran cosa”. Para Jordi Arnal era un juego “muy bien hecho en el que se podía competir en infinidad de montañas alrededor del mundo”.

Otro tipo de producto es Mario & Sonic en los JJOO de Invierno Sochi 2014, de noviembre del año pasado. Ha sido desarrollado por Sega, que es quien actualmente posee la licencia, para la Wii U y está enfocado a un público infantil. En 2009 ya habían publicado Mario y Sonic en los Juegos Olímpicos de Invierno para Wii y DS, que, según McNulty, “fue un auténtico superventas”.

Smartphones y tabletas ganan terreno

Recientemente Nintendo confirmó que se planteaba lanzar juegos para dispositivos móviles. Aunque el plan es más bien enganchar al público y animarlo a utilizar las consolas de la compañía para tener una experiencia completa, la realidad es que las tiendas de iOS y Android ofrecen cada vez mejores productos, a un coste bajo o moderado y siempre a mano.

Eso unido a que cada vez más gente se apunta al desarrollo de aplicaciones para estos sistemas operativos el resultado es mucha variedad y algún que otro título reseñable. Entre ellos: Ski Champion, un juego de slalom en el que debes ir ganando carreras para desbloquear nuevas pistas. Es gratuito y bastante realista; Ski Challenge 14, un simulador 3D de esquí de calidad y también gratuito; FRS Ski Cross, prima la velocidad y ofrece más de 50 pendientes diferentes; y Fresh Tracks Snowboarding, que combina gráficos y apariencia de consola con un estilo de juego arcade.

Para terminar una merecida mención a Steam, una plataforma de venta de juegos para ordenador (permite su descarga) que entre su amplio catálogo ofrece Snow, un simulador de esquí y snowboard que continúa en desarrollo por la empresa sueca Poppermost Productions, pero que ya es posible probar (y de paso contribuir a su mejora).

[Además: Hoteles de hielo: un desafío al sueño más cálido]