Cómo a 'Love is blind' de Netflix le salió el tiro por la culata

·9 min de lectura

Demostrar que dos personas pueden enamorarse a través de la conexión emocional, pasando por alto la atracción física inicial, parece un experimento de lo más interesante. Sobre todo en una era de conexiones rápidas y exposición superficial reforzada por las aplicaciones de citas y redes sociales. Esta es la idea que propone El amor es ciego (o Love is blind), uno de los realities más populares de Netflix que acaba de concluir su segunda temporada. Pero con una torpeza que deja en evidencia lo forzado del asunto.

Kyle Abrams, Abhishek Chatterjee, Shayne Jansen en la segunda temporada de Love is Blind. Cr. Adam Rose/Netflix © 2022
Kyle Abrams, Abhishek Chatterjee, Shayne Jansen en la segunda temporada de Love is Blind. Cr. Adam Rose/Netflix © 2022

Para quienes no estén familiarizados con la idea, Love is blind propone que un grupo seleccionado de solteros pase varios días manteniendo citas sin poder verse físicamente. Están aislados del mundo y sin distracciones externas, por lo que todo gira en torno a esa búsqueda de la conexión ideal, charlando desde habitaciones separadas, abriéndose emocionalmente y, en algunos casos, viviendo un flechazo a ciegas. La primera etapa del experimento concluye cuando una pareja se compromete (sí, se piden matrimonio), para entonces verse frente a frente y pasar unos días juntos, conociendo sus hogares y familias, hasta que llega el día de la boda cuando deben darse el ‘sí, quiero’ o ‘no’. Hasta ese último episodio ni ellos ni el público conoce cuál será el destino de cada pareja.

Pero con la segunda temporada les ha salido el tiro por la culata con una torpeza de sus presentadores, Nick y Vanessa Lachey, y la intención evidente de un formato que no quiere bajarse del carro y admitir que el experimento cojea.

La torpeza en cuestión tuvo lugar en el último episodio estrenado el viernes 4 de marzo a raíz de un rifirrafe entre los presentadores y los concursantes contra uno de los participantes, el veterinario Abhishek 'Shake' Chatterjee. Si has visto el reality sabrás de sobra de quién se trata. Fue uno de los protagonistas más destacados por sus formas fuera de lugar al dar más relevancia a lo físico que emocional en las citas, pero sobre todo por cómo habló de su prometida a sus espaldas. Es el nuevo villano de las redes por su falta de pelos en la lengua al criticar el programa, contestar a sus detractores y defender su preferencia física en la búsqueda del amor.

Shake Chatterjee destacó entre todos los concursantes durante la primera etapa de las citas por ser de los más superficiales, haciendo preguntas que estaban fuera de lugar en el formato del reality, al centrarse más en el aspecto que en conocer a la persona por dentro. Como preguntar a las chicas cosas como “¿cuál es tu talla?”, “¿te gusta hacer ejercicio?” o “si estuviéramos en un festival de música ¿te gusta subirte a los hombros de un chico? ¿Tendría problemas en levantarte?”. No obstante, se dejó llevar y estrechó una relación más cercana con Deepti Vempati, a quien le pidió matrimonio y enseguida comenzaron su aventura. Sin embargo, después de un primer encuentro donde se mostró feliz y a gusto con el aspecto de su prometida -besándola y tocándola apasionadamente- poco a poco fue cambiando de parecer.

Deepti Vempati, Abhishek Chatterjee en la segunda temporada de Love is Blind. Cr. Netflix © 2022
Deepti Vempati, Abhishek Chatterjee en la segunda temporada de Love is Blind. Cr. Netflix © 2022

Mientras decía sentirse enamorado de Deepti por la conexión emocional que habían formado, a sus espaldas esparcía lo mucho que no le atraía sexualmente. “Siento que estoy con mi tía” o “A veces siento que estoy con un miembro de mi familia” fueron algunas de las perlas que compartió con el resto de concursantes masculinos. Hasta su propia madre le paró el carro dándole un consejo que resonó en las redes como la pólvora, al decirle “ella podría encontrar a alguien que la ame absolutamente por como es. Es una persona maravillosa. No se merece a alguien que le dé ni medio porcentaje menos”.

Pero Shake siguió adelante hasta llegar al altar, y lo peor es que no supo reconocer con acierto lo equivocado que estuvo en sus formas a la hora de hablar de Deepti ante el mundo entero (hasta los hermanos de la chica le dieron un zasca en redes tras el estreno del reality). Sin embargo, si dejamos a un lado sus horribles formas, Shake servía como ejemplo realista de un experimento que no es 100% perfecto. Porque, al final, vivimos en un mundo superficial, donde la atracción física puede ser primordial para muchos a la hora de iniciar una relación en pareja y, en su caso, dejó claro en varias ocasiones que necesitaba el deseo carnal que con ella no tenía.

Al final, Deepti lo dejó plantado en el altar, dándole un ‘no’ tan grande como una casa, erigiéndose como la nueva reina de los realities del amor -una especie de Melyssa o Susana Molina de La isla de las tentaciones en España- por elegirse a sí misma y empoderar su valor por encima de la superficialidad impuesta por Shake ante el mundo. El veterinario se tomó el rechazo de una manera tan arrogante que perdió más puntos todavía, dando más peso al programa para señalarlo como el villano de turno.

Y así llegamos al capítulo final donde quedó clara la pifia del reality. Durante el episodio final de una hora de duración, todos estaban en su contra. Desde sus compañeros a los presentadores, dejando claro que no quieren que el mundo los asocie con Shake en una era de cancelaciones virales basada en la precisión perfecta de las palabras. Y eso no hizo más que dar munición al veterinario que se empecinó en defender su participación comparando el matrimonio con el compromiso que supone comprar algo muy costoso, sentenciando que él sabía el tipo de físico femenino que iba a permitirle seguir adelante. Por eso, como decía, si hacemos el esfuerzo por dejar a un lado sus malas formas para expresarse, en el fondo se puede detectar la necesidad de contraer matrimonio con alguien que reúna un complemento entre atracción física y emocional.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Pero a diferencia de otros resúmenes centrados en los dramas de cada relación o los buenos momentos, el reality resumió su paso por el programa recurriendo a imágenes de todas sus frases superficiales en las citas con mujeres. Algo que, en mi opinión, promovía el intento de sepultar aun más su rol como villano de la edición. Shake intentó defender su postura, asegurando que quería que el experimento funcionara con Deepti pero que básicamente no existía esa atracción que él necesitaba. Pero entonces los presentadores entraron al rodeo, perdiendo su rol neutro para defender al programa con un zasca que, al final, deja entrever el problema que alberga el experimento.

Creo que has venido al programa equivocado” le dijo Vanessa Lachey para recordarle que “hay shows que se basan en las apariencias” a los que podría haber acudido. Y entonces lanzó un mensaje de compromiso matrimonial poniéndose a sí misma como ejemplo con su marido Nick, asegurando que está segura que sí sufre una mutilación por un accidente o sube de peso, él se mantendrá a su lado porque “me ama por como soy”. Hasta su marido perdió la neutralidad al atacar a Shake y decirle que entiende por qué trata animales y no a humanos. Pero se olvidaron de un detalle esencial. Por un lado, que ellos forman una relación estable con tiempo suficiente de noviazgo antes del matrimonio. Y por otro, que Love is blind es un reality y Shake un concursante que, al final, simplemente no encontró lo que buscaba.

Pero claro, darle la razón aunque sea en la base de su argumento supone desmontar el chiringuito del reality. Es decir, si validan y dan lugar a su necesidad de atracción física, se cae el experimento. Es cierto que Shake se pasa de listo con comentarios horribles, como señalar su rechazo a formar una relación con una mujer que tenga más peso que él, y en ningún momento defiendo sus formas, sino su deseo de encontrar atracción física además de emocional. Y que los presentadores del programa lo machaquen por ello se antoja como un golpe de carpeta forzado.

Abhishek Chatterjee, Deepti Vempati en la segunda temporada de Love Is Blind. Cr. Patrick Wymore/Netflix © 2022
Abhishek Chatterjee, Deepti Vempati en la segunda temporada de Love Is Blind. Cr. Patrick Wymore/Netflix © 2022

Y explico por qué. Tal y como se hicieron las dos temporadas no se puso a prueba la atracción física con polos variados. Es decir, los participantes son todos guapos, no hay personas transgénero o discapacitadas. No se puso a prueba si el amor es ciego a la máxima potencia, creando un reality aún más profundo e interesante, sino que parecen haber jugado a lo seguro con concursantes que, a priori, gustarían en general. Entonces ¿a qué viene criticar a Shake por estar interesado en encontrar la atracción física también, si todos los participantes elegidos para el formato tienen atractivo superficial? Además, Shake dejó claras sus intenciones desde la primera cita con las mismas preguntas que le critican. ¿Por qué mantenerlo en el show entonces? Mientras que los mismos concursantes masculinos que en el reencuentro lo criticaron y huyeron de asociarle con él, son los que escuchaban su problema de falta de atracción, se reían y hasta le aconsejaban.

Además, a la hora de defender el formato con uñas y dientes, se olvidan de que existe un problema mayor que quedó en evidencia en esta temporada. Y es la presión que manifiestan sus concursantes ante la intención final del programa de llevarlos hasta el altar como prueba de amor definitivo. En lugar de ver a parejas disfrutando del proceso, vemos a la mayoría de concursantes lidiando con la idea de futuro con una persona que acaban de conocer, poniendo sobre la mesa que quizás el amor es ciego pero con tiempo de por medio.

Shake no se quedó de brazos cruzados y contraatacó con una publicación en Instagram (que luego borró) dirigida a Nick Lachey, criticándolo por su comentario sobre su profesión como veterinario y disculpándose con ironía por “no seguir la narrativa como el resto de marionetas”. (Just Jared) Mientras el creador del programa, Chris Coelen, también ha salido a la palestra a defender el montaje del show que Shake criticó. Es decir, una bola que crece mediáticamente (Variety). Incluso Shake publicó un mensaje que puede resonar en el mundo real y dejar en evidencia al experimento. "Antes de casarte discute las cuentas, estilos como padres, deudas de crédito, cómo lidiar con la familia, qué creencias quieres transmitir a tus hijos, traumas infantiles, expectativas sexuales, de pareja, financieras, historia de salud familiar, lista de deseos, hogar soñado, carrera y educación, visiones políticas y lo que te venga a la mente. El amor no es suficiente".

Es decir, si bien nos gustaría románticamente creer que el amor es suficiente, ciertamente a la hora de formar un futuro en pareja existen detalles -quizás no todos los que señala el concursante- a tener en cuenta para estar en sintonía. Y que, tal vez, en las semanas que dura el reality no da tiempo suficiente.

La segunda temporada de Love is Blind ha sido furor en varios territorios. Actualmente se encuentra entre los contenidos más vistos de Netflix en 53 países y genera conversación en redes sociales en todos los idiomas, incluido el español. Sin embargo, y en teoría, el experimento no es una ciencia cierta que se pueda demostrar de manera absoluta. Las cifras mismas lo demuestran, con ocho parejas formadas en cada temporada (aunque en ambas ocasiones el programa dejó fuera a dos de ellas del montaje), solo dos se dieron el ‘sí, quiero’ y siguen casados todavía.

Pero ¿qué pasaría si escogieran un casting de concursantes variopintos, con discapacidades, de pesos diferentes y estilos variados? ¿Podrían demostrar que el amor puede ser ciego también o aparecerían más ejemplos similares a Shake? Aquí creo que estaría el experimento real.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente