Guía para llevar calcetines altos blancos sin parecer una hortera

·3 min de lectura
Guía para llevar calcetines altos blancos sin parecer una hortera

Quién nos iba a decir que todo aquello de lo que un día renegamos pasaría a ser objeto de deseo. Que todas esas prendas que otrora nos horrorizaran llegaría el momento en el que pasarían a ser nuestras favoritas y que la mayor inspiración para vestir en este 2020 la encontraríamos en el armario de nuestro padre. Y aquí estamos, incluyendo entre nuestros básicos piezas que copan los álbumes de fotos familiares en los que aparecemos cuando no medíamos más de medio metro.

Vaqueros rectos y de talle alto, zapatillas de suelas toscas, chaquetas de punto… todas ellas forman parte de nuestro día a día y muchas más son las que siguen incorporándonos a pesar de nuestra negación absoluta hace casi 30 años. Sin ir más lejos, hay una que lleva ya tiempo tratando de conquistarnos y parece por fin haberlo conquistado. Hablamos de los calcetines blancos, los mismos que a finales del siglo pasado también se lucían como parte del uniforme de muchos colegio o como una parte más de la indumentaria deportiva. Han vuelto y no precisamente reinventados sino en su fórmula original.

Podríamos decir que formaron parte del atuendo oficial de la cuarentena llevados en su versión canónica junto con los joggers y las sudaderas, pero ahora firmas como Balenciaga, Gucci, Dolce&Gabbana, Burberry o Marc Jacobs han invitado a ir un paso más allá y su uso ha conseguido trasladarse a las calles. Tanto que ahora parece impensable no tener al menos un par de calcetines listo para ser usado -las tiendas se han llenado de múltiples versiones-. Eso sí, si vas a animarte a hacerlo has de tener muy claras las fórmulas en las que mejor encaja.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Dejando a un lado el chándal, lo más sencillo para empezar es buscar unas zapatillas que ejerzan de buenas compañeras -las de caña alta serán grandes aliadas porque solo dejarán a la vista la parte superior del calcetín- y con ellas construir looks con unos pantalones cropped que terminen a la altura del tobillo, por ejemplo, o vestidos informales.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Seguro que la combinación de mocasines negros con calcetines blancos te parece impensable verla en otro contexto que no sea un videoclip o un concierto de Michael Jackson en la década de los 90 -recordemos que este dúo era símbolo inequívoco del desaparecido rey del pop- , pero ¿y si te dijéramos que Bella Hadid ya se ha rendido ante ella? La top ha decidido hacer suya esta mezcla y nos ha demostrado que con unos pantalones vaqueros puedes conseguir un look de lo más interesante.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El más difícil todavía viene de la mano de Jacquemus que propone utilizar estos calcetines bien estirados y bajo sandalias de tacón como acompañamiento de minifaldas y vestidos. Eso sí, en esta opción se trata de una versión de calcetines algo más fina y delicada pero en la que ese gusto por lo que siempre habíamos considerado antiestético se mantiene como tendencia.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y es que al final la esencia es esa, eliminar los estigmas que aún existen sobre este complemento y sacar todo su potencial aunque eso signifique rendirse, una vez más, ante el “feísmo”.

Más historias que te pueden interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente