Cómo Laura G logró vencer a la doble moral mexicana y recuperar su vida después de un sórdido escándalo

·6 min de lectura

Entre los escándalos de celebridades de reciente memoria que hubo en México, quizá el más salaz por sus detalles morbosos y sórdidos fue el que protagonizaron la presentadora regiomontana Laura G y el popular comentarista de noticias Carlos Loret de Mola, cuando la revista TVNotas publicó fotografías comprometedoras que ostensiblemente eran evidencia de una relación sexual adúltera entre ambos, que en aquél entonces eran figuras prominentes en el noticiero matutino 'Primero Noticias'.

MEXICO CITY, MEXICO - JANUARY 22: Laura G  poses for photos during a red carpet as part of the film 'Mirreyes vs GodÌnez' on January 22, 2019 in Mexico City, Mexico.  (Photo by Carlos Tischler/Getty Images)
Laura G. (Photo by Carlos Tischler/Getty Images)

Esta historia fue un auténtico bombazo; de hecho -de acuerdo a una fuente cercana a la publicación que pidió permanecer anónima-, hasta el periodista que fungía como director editorial de la revista en ese momento presentó su renuncia inmediata, indignado cuando vio que la portada que había autorizado fue cambiada sin consultarle y también sin su conocimiento se insertó el "artículo", con numerosas fotos tomadas por investigadores pagados, mismas que fueron provistas al dueño de la editorial, completamente gratis, por parte de una persona implicada en el caso [hasta la fecha en la revista se sigue señalando a la consorte de Loret como quien lo mandó seguir y procuró el material, con el objeto de dar una lección a su cónyuge infiel].

El efecto fue notable y de hecho, no ha sido igualado, sobre todo en los repelentes niveles de doble moral que se destaparon: mientras que Laura G (nacida María Sonia Laura González Martínez el 28 de junio de 1985) fue instantáneamente estigmatizada como "la otra" y una "rompehogares" (y estos fueron de los pocos epítetos publicables que recibió), Loret quedó como una rosa después de tomarse unos días de licencia en el noticiero y ofrecer una disculpa convencional a quienes hubiera ofendido (notablemente su esposa, Berenice Yáber, con quien ha procreado tres hijos).

En el extenso y morboso reportaje se presentaban fotografías que mostraban a la pareja ingresando y saliendo de una discreta cabaña ubicada en la zona boscosa conocida como 'La Marquesa' y datos compilados por la investigación privada; después se supo que la publicación recibió de última hora y después del cierre de edición y que no tuvieron que pagar un peso por ellas, ya que la disposición de quien proveyó la información era la publicación inmediata. 

El mismo día que aparecieron y que el escándalo estuvo en boca de todos en pocas horas, tanto Loret como González salieron primero a desmentir asegurando que se había tratado de una junta laboral, pero al día siguiente (miércoles) Laura fue suspendida del programa y después dejó la emisión, al tiempo que Loret tomaba "vacaciones" y regresaba frente a las cámaras como si nada hubiera pasado.

Las redes sociales se volcaron contra Laura G; como ya hemos contado, el público mexicano tiende a juzgar muy rápido y de manera implacable, y lo que no perdonan es el adulterio, especialmente a la presunta tercera en discordia (si no lo creen, pregúntenle a la actriz rusa Irina Baeva acerca del calvario que ha tenido que pasar por "haberle robado el marido" a Geraldine Bazán). Fue un linchamiento mediático tan atroz, que la presentadora cayó en una paralizante depresión y tuvo que refugiarse por algunos años en Monterrey, lejos de los medios, para tomar control de su vida de nuevo. A la sazón hay que recordar que Laura tenía 25 años y Loret 39.

"Fueron épocas muy difíciles", recordaría después en el programa 'Venga la Alegría', del que es presentadora en TV Azteca, empresa a la que llegó en 2013. "...Yo recuerdo que salía a un restaurante y me señalaban, como si hubiera matado a muchas personas. Me decían cosas horribles, me escribían cosas espantosas en Twitter. Entonces yo era muy chica, ahora pienso muy diferente. Lo que no se vale es que te sigan juzgando por un error en la vida y te lo sigan recalcando. Fueron años de tristeza. Tuve que aceptar lo qué pasó, de pedirle perdón a mis papás, pero, sobre todo, pedirme perdón a mí misma”.

La doble moral prevalente en México hizo de las suyas. Donde Loret no se vio estigmatizado de ninguna forma (de hecho, donde a Laura le llovían insultos, él se convirtió en inspiración de chistes machistas por parte de algunos comediantes de stand-up); Loret tampoco perdió su trabajo (esto no es de sorprender: por lo regular quienes pagaban en ese momento el plato eran las mujeres), y a los pocos meses (en diciembre) aparecía junto con su consorte en reportajes de prestigiadas revistas de sociales que los mostraban como una pareja ideal y feliz.

MEXICO CITY - JANUARY 31:  TV personality Carlos Loret de Mola and guest attend Buchanan's Forever Night Education Benefit Concert at Colegio de las Vizcainas on January 31, 2009 in Mexico City.  (Photo by Victor Chavez/WireImage)
Carlos Loret de Mola y su esposa. (Víctor Chavez/WireImage)

El que a Laura le tomara varios años volver a las pantallas y tener un lugar en emisiones importantes, es un testimonio a su tenacidad y a su dedicación. Ella ya puso el episodio atrás, y se casó en diciembre de 2016 con el director argentino Nazareno Pérez, con quien es madre de dos hijos, Lisa y Lucio, a los que ha buscado mantener lejos de las cámaras.

Pese a esto, hay quienes continúan persiguiéndola en redes, resucitando el incidente del affaire y restregándoselo en las redes; fue por ello que habló en VLA acerca de su experiencia: “Yo me enamoré de la persona equivocada y el precio es muy alto. Altísimo. Y es muy complicado porque cuando estás ahí estás cegada por muchos problemas, por la admiración que le tienes, por la falta de autoestima, por problemas en casa, pero por más que la gente te dice que por qué estás con él, pues te quedas ahí”, explicó ante las cámaras en 2020.

Pese a las agresiones que recibió y el juicio moral del público que la linchó y que dejó a Loret —que a todas luces cometió una acción indebida al proponer sexo a una empleada en su producción que era de menor rango — incólume, Laura destacó que con todos los años transcurridos, ahora toma esta experiencia como un aprendizaje de vida, y como un paso que tuvo que dar sin detenerse ante la autocompasión para poder llegar a ser la mujer que es ahora.

“Con el tiempo te das cuenta de que [tener una relación así con alguien que no te ama] no se trata únicamente de un error, sino también de un aprendizaje. Es por eso que yo, en mi situación lo veo como un aprendizaje. Yo aprendí lo que quiero y lo que no para mi vida y si algo positivo tenía que salir de todo lo que pasé, pues que así sea, porque me ha hecho ser una mujer más fuerte, más independiente, más adulta”.

TAMBEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Camila Cabello se reconcilia con las redes sociales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente